lunes 15 de abril de 2024
Lluvia de gran intensidad 22ºc | Posadas

El Inym continúa hoy el análisis de costos que regirán en octubre

Piden que precio de la yerba se actualice de acuerdo a la inflación

Avanza la sesión de precios del Inym para definir montos de temporada baja que favorezcan a toda la cadena. Productores proponen aumentos atados a la inflación

jueves 17 de agosto de 2023 | 6:07hs.
Piden que precio de la yerba se actualice de acuerdo a la inflación
En la última reunión en Andresito fijaron valores cercanos a $253. Días después pidieron atrasar las definiciones.
En la última reunión en Andresito fijaron valores cercanos a $253. Días después pidieron atrasar las definiciones.

A las dificultades históricas para definir el precio de la yerba en el ámbito del Inym y evitar la mecánica del laudo que se repite, irrumpe un presente económico en la Argentina después de las Paso que cambia las proyecciones de toda la cadena productiva. Elaborar una grilla de costos que deje conformes a todos y contemple corridas cambiarias es cada vez más complejo y los cálculos se modifican todo el tiempo. Algunos productores optaron por atrasar las definiciones hasta que se estabilice el panorama, mientras que asoma la propuesta de introducir una cláusula gatillo ante permanentes vaivenes en el proceso inflacionario.

Para hoy en el Instituto Nacional de la Yerba Mate están convocados nuevamente los miembros del directorio para continuar analizando costos “que deben ser actualizados”, adelantó Ricardo Maciel, representante del gobierno. Como marca la ley del organismo, “a partir del 1 de octubre deben regir nuevos valores hasta marzo” y la postura de la Provincia “será acompañar el pedido que venga de los productores”, aclaró.

La expectativa con la que se encara cada sesión de precios “es buscar la unanimidad y definirlo por consenso. Pero si el valor no convence a los productores, no habrá acuerdo y seguramente aguardaremos el laudo que la última vez fue muy bueno”, dijo Maciel en declaraciones a radio Express.

La molinería no se expidió públicamente sobre valores pretendidos, pero apuntan a que los incrementos se reflejen en los paquetes exhibidos en góndola.

Desde el sector productivo, la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte (ACPYN), días previos a las elecciones, definió que sus costos para el kilo de hoja verde cerraban en $248,47. Ese monto se actualizó contemplando la paritaria de los trabajadores y finalmente el mandato que bajaron a sus representantes en el Inym fue de $253,56, “votado por unanimidad entre asociaciones de Misiones, representantes correntinos y cooperativistas”, defendió oportunamente Julio Petterson, presidente de ACPYN.

Con los resultados de las primarias, la disparada del dólar y la devaluación de la moneda oficial, rápidos de reflejos, esos mismos productores modificaron la postura. “La situación que atraviesa el país no es la más favorable para que nuestros directores acepten el precio que solicitamos. Por ello, hasta tanto la economía no se normalice, pedimos que no se fije un precio para el kilo de la hoja verde”, reaccionaron en un comunicado.

“El corrimiento de precios de hasta 3 o 4 veces por día, hace imposible predecir qué puede pasar y cualquier monto quedará desactualizado”, precisó Petterson.

Ariel Steffen, presidente de la cooperativa Siete Estrellas, confirmó a El Territorio que “en San Pedro avalamos la grilla de costos que se armó en conjunto en Andresito, pero ahora no podemos manejarnos con un precio y mucho menos en función de seis meses hacia delante”.

“Tenemos un dólar que en pocos días subió más de 200 pesos. Por eso proponemos una cláusula gatillo que cada mes se reajuste en función de la inflación”, explicó. Justificó la propuesta “en función de que es imposible pactar un precio y mantenerlo seis meses en el país descontrolado que tenemos”.

La Federación Agraria Argentina, filial Misiones, arriesgó un monto de $262 para el kilo de hoja verde, lo que representa un incremento del 118% con relación a los precios vigentes. Jorge Butiuk, presidente federativo, instó también a incluir en la negociación una cláusula gatillo “que permita ir ajustando el precio en función de la inflación”.

Laudo quedó atrasado

Para la zafra gruesa que se extiende hasta fines de septiembre, el precio laudado por Nación habilitó aumentos escalonados desde los $107 en abril hasta los $120 actuales. La decisión de la secretaría de Agricultura, tras gestiones del gobernador Oscar Herrera Ahuad, impuso tramos de $112 desde el 1° de mayo al 30 de junio y desde el 1° de julio rige el monto actual. “Ese fue un laudo muy bueno, pero jamás hubiéramos pensado que con el correr de los meses, íbamos a perder tanto contra la inflación”, declaró Petterson.

Butiuk en tanto, explicó que “ante la gran demanda de yerba que hay, el notorio aumento del consumo, hay industrias que ahora ya están pagando $140 y $145 el kilo de hoja verde y al contado”.  Esa realidad fue ratificada por Marcelo Hacklander, director por la Producción del Inym, quien reconoció las dificultades para proponer nuevos valores.

“Cuando se logró un laudo de 120 pesos, lo veíamos como un número interesante, creímos que llegábamos a los finales de cosecha con un monto que iba a satisfacer las necesidades y cubrir un poco los costos, pero nos dimos cuenta que hace un mes por lo menos o más, ese número quedó retrasado”, afirmó Hacklander en diálogo con Radioactiva 100.7.

Desde el gobierno la meta siempre fue fijar en 50 centavos de dólar el precio del producto madre de la economía misionera, “pero si tomamos esa referencia a cómo está subiendo el dólar, los valores se disparan”, sostuvo el productor yerbatero.

“Llegamos a un punto de acuerdo que era $253 pero duró muy poco tiempo porque después del domingo (las elecciones) nos dimos cuenta que con el 22% de diferencia por la devaluación del peso, nos dejó totalmente descalzados con el número”, añadió.

El dólar impone las variables y allí emergen más dificultades para completar el armado de estructura de costos. “Los proveedores no tienen precios de los insumos y te aclaran que van a esperar por lo menos una semana para tener cifras concretas”, reconoció el director del Inym. 

En la grilla de precios que el sector industrial propone en la discusión, casi todos los rubros están anclados al dólar, “excepto mano de obra e impuestos locales”. Lo demás “está tasado en dólares y eso nos impacta directamente, ya sea para adquirir combustible, neumáticos, vehículos, herramientas, fertilizantes”, analizó.

La cláusula gatillo aparece en el horizonte como una medida “que permitirá la suba automática en razón de la inflación”, explicó Hacklander.


Herrera Ahuad espera al Inym

Atento a las negociaciones, el gobernador Oscar Herrera Ahuad dijo que “desde el gobierno tomaremos intervención cuando sea necesario. El precio lo deben definir en el ámbito de la institución que nuclea y fue creada para eso que es el Inym”.

Explicó el mandatario que “la producción discute el valor del precio del kilo de la hoja verde, y por otro lado, está la discusión del sector molinero, el industrial. Siempre abogo por tratar de que todos los actores que tienen representación en la mesa del Inym puedan lograr un acuerdo y un precio que permita definirse dentro de la provincia y no tener que llevar al laudo a nivel nacional”.

Actor clave en el laudo anterior, Herrera Ahuad no quiso anticiparse a las definiciones, “porque cuando me tocó intervenir, fue porque excedió las competencias provinciales y no se llegó a un acuerdo acá”.

“No tenemos una intervención directa y no influimos en la composición del precio. Eso tiene sus variables en base a la estructura de costos del sector productivo”, sumó el gobernador, que prefirió ser cauto en sus declaraciones.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias