Materia médica misionera

domingo 23 de julio de 2023 | 3:52hs.
Materia médica misionera
Materia médica misionera

Virtudes del Árbol de la Yerba

Crió el Todo-Poderoso en estas tierras últimas de la América este árbol tan hermoso, y agradable a la vista, como gustoso y provechoso á sus habitadores (…) Socorrió Dios con esta medicina á esta pobre tierra por ser más conducente á ella que el Chocolate, y vino a sus naturales habitadores, así como lo es el cacaho en el Oriente, porque estas tierras muy calientes y húmedas causan graves relajaciones en los miembros, por la grave aspersión de los poros, y vemos que de ordinario se suda con exceso, y no es remedio el vino, ni cosas calidas para reprimirlo, y la yerba sí, tomada en tiempo de calor con agua fría, como la usan los Indios, y en tiempo frio ó templado con agua caliente templada, y los que la usan con agua muy caliente y en mucha cantidad lo yerran, y no les hará provecho.- Si se toma muy caliente conviene ser poca la cantidad, como cuatro o cinco sorbos, que asi conforta el estómago; pero no hase rejir, porque el agua muy caliente seca las partes terreas y astringentes, y comprime las vias, causando obstrucciones, y ventosedades molestosisimas; de suerte que dán anciedades al corazon, falta de sueño y desabrimiento á los miembros principales, causando movimientos de lujuria, y colera y melancolia: y todo ellos proviene de estar tapadas las vias, comprimidas de lo astringente de la yerba: yo lo he visto y curado en hombres muy dados á ella con exceso, y muy caliente en todo tiempo.- Llaman en esta Provincia mal de ancias, y muchos lo padecen por esta causa, como se vé por los autores antiguos como modernos (…)

Virtudes de la guayaba

El Arazá guazú, ó Guayaba Mayor, comidos dos ó tres de su fruta en ayunas conforta el estómago relajado de calor y humedad (…) Puso la Divina bondad en estas tierras tan pobres de medicos y boticas/cas, y la cria en tanta abundancia, que hombres y animales se valen de ella para su sustento y medicina (…)

Dicho fruto echo polvo y dado á beber en agua de cocimiento de romero detiene las camaras de calor y de frio, y los flujos de sangre del pecho, ó estómago, y á falta de su fruto los cogollos tiernos (…) Yo aseguro su buen éxito, la toma del cocimiento de la fruta verde con un poco de romero, y la labatiba que indica; pues con solo una vez á un pobre mozo lo saqué mediante Dios de la sepultura. Permitidme amado lector que fue un milagro, si tus ojos hubieran palpado me darias el crédito. Fue un flujo copiosísimo de sangre, y la pobre madre bañada en lagrimas me suplicó á que le recetara algun remediecito, y le enseñé del modo que haria y surtió el milagro. Esta noticia doy para el bien de algun desdichado projimo, porque los de categoria se burlarán de mi caritativo aviso- S.M.

Descripción del mburucuyá

El Mburucuyá que dice el Indio es lo que en España llaman flor de la Pasión: hay en este género cuatro especies, que son: amarillo, encarnada. morada y negra, porque así se vuelven su fruto para sazonar, y todas cuatro se conocen por sus ojas y bastagos; pero de todas ellas las mas medicinales, es la negra, que es la (que) dejo estampada. (…)

Sus hojas son trinitarias, su fruto en lo interno partido en el nacimiento en tres ternos y en sustancia unido perfectisimamente (sic) ¡cosa digna por cierto de reparo! Que habiendo en su esfera interior seis ternos en todo iguales, los tres sean los que fructifican, y los otros tres estén vacios blancos, lisos y muy tersos, los cuales tienen su raya en medio muy proporcionadamente, que parece nos quiere dár á entender segundo misterio de Trinidad en la tierra, esto es, en su corteza, para que nos acordemos de la humanidad de Cristo bien nuestro, y de su Santísima Madre, y de su Putativo Padre, y Patriarca San José. Su flor contiene casi los misterios mas sobresalientes de la Pasión de Cristo, que es el atrio, la Coluna, los Clavos las Llagas, Heridas y Cardenales de su santísimo Cuerpo: la Corona de espinas, los azotes; la soga con que amarraron sus Sacratisimas manos á la Coluna, y si reparamos en sus ramas salen á modo de Cruz sus sarmientos del tronco, cierto, que parece quiso su Autor con criar esta planta obligar á la continua memoria de los misterios de la Pasión de su Santísimo Hijo.

 

(Se ha respetado la grafía original)

Hermano Pedro de Montenegro

Pedro de Montenegro, llegado a América en 1629; escribió su célebre obra “Materia Médica Misionera” luego de 25 años de residencia en varios pueblos jesuíticos de Brasil y Paraguay. El relato es parte del libro Misiones mágica y trágica.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?