¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

En consenso con el Ministerio de Acción Cooperativa

La Celo tiene nuevas autoridades y encara el salvataje de la entidad

El ingeniero Maximiliano Conil y la contadora Karina Derna fueron designados presidente y vice. Los nuevos administradores buscan el salvataje de la entidad
jueves 08 de junio de 2023 | 6:07hs.
La Celo tiene nuevas autoridades y encara el salvataje de la entidad
La Celo tiene nuevas autoridades y encara el salvataje de la entidad

A raíz de la grave crisis financiera e institucional que atraviesa la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), en la jornada de ayer se oficializó la renuncia en pleno de quienes conformaban el Consejo de Administración, al tiempo que fueron designadas las nuevas autoridades.

Además de las deudas que pesan sobre la cooperativa, lo que a mediados del año pasado derivó en la intervención de las cajas por parte del Ministerio de Acción Cooperativa, en las últimas semanas también se sucedieron hechos delictivos que socavaron la gestión que era encabezada por Juan Ángel Antolich.

En ese complicado contexto, el martes se realizó una reunión entre el Consejo y la ministra de Acción Cooperativa, Liliana Rodríguez, en la que quedó plasmada la grave situación y se plantearon las opciones, entre ellas la intervención de la entidad.

Al respecto, un exconsejero reconoció que “la deuda, la relación con los gremios y los recientes robos nos debilitaron como administradores, por lo que optamos por renunciar para evitar la intervención de la cooperativa”.

En consecuencia, tal cual la potestad que prevé el estatuto de la entidad, el síndico Carlos Omar Syniuk convocó a una serie de socios (todos profesionales) que aceptaron el desafío de tratar de encarrilar a la cooperativa, en consenso con la ministra Rodríguez.

La presidencia estará a cargo del ingeniero Maximiliano Conil, quien será secundado por la contadora Karina Derna como vicepresidenta. Como secretario asumió el contador César Golemba, prosecretario el ingeniero Roberto Cabral, tesorero el contador Emanuel Wekwert, primer vocal la ingeniera María Pires, segundo vocal la licenciada en administración de empresas Mariana Worzuk y tercer vocal el docente y comerciante Jorge Basila.

Deudas y reclamos

Ante la premura de la situación, el nuevo Consejo de Administración ya se reunió ayer para comenzar a diseñar el salvataje de la entidad que se encuentra acuciada por un importante pasivo por deudas con Emsa, prestadores, sindicatos y otros.

Vale recordar que hace un año renunciaron Pedro Andersson y Jorge Duarte, quienes ostentaban con los cargos de presidente y vice, tras lo cual asumieron otros consejeros por corrimiento de listas.  En esta ocasión, la selección estuvo a cargo del síndico, quien puso el acento en el perfil profesional de los nuevos consejeros. En paralelo al compromiso de normalizar la institución, en un tiempo prudencial el nuevo Consejo deberá llamar a elecciones. En junio del año pasado el Ministerio de Acción Cooperativa designó a la contadora Midori Kairiyama como fiscalizadora de la recaudación de la Celo, atento a la deuda que mantiene con Emsa y otros.

Aquella intervención se dio por una deuda que superaba los 400 millones de pesos con la prestataria provincial de energía.

Lo cierto es que, a pesar de la millonaria facturación por el monopolio de los servicios básicos de agua potable y energía eléctrica, la entidad no logra paliar la grave crisis financiera e institucional que padece desde hace varios años.

En ese contexto, el mes pasado personal de la Celo reclamó insumos de seguridad para trabajar, el pago de horas extras y atraso en el pago de sueldos.

Incluso, desde la Seccional Oberá del sindicato de Luz y Fuerza evaluaron un paro en reclamo por falta de materiales imprescindibles, como cables y mantenimiento de los vehículos.

“Atamos todo con alambre y así no se puede trabajar. Además, nos están descontando los aportes y no están aportando ni al sindicato ni a federación”, lamentaron.


Seguidilla de hechos delictivos

El pasado 8 de mayo, personal de la Celo constató que faltaba una camioneta del estacionamiento del predio de la sede central, sobre calle Corrientes.

Se trata de una Toyota Hilux color gris oscuro, dominio AF367UT, con el logo de la empresa en las puertas delanteras de ambos lados.

En tanto, tras observar las grabaciones de las cámaras seguridad constataron la presencia de un hombre de contextura física robusta y estatura media, quien vestía ropa oscura, gorrita, buzo negro y mochila, quien ingresó al predio a las 21.54 del sábado y, sin ejercer violencia, entró a una oficina de administración y tomó la llave de la camioneta.

En la secuencia se observa que se retiró de la oficina, cerró la puerta y salió del predio con la Hilux. En la denuncia, el representante legal de la Celo mencionó que la camioneta no poseía GPS, pero justo esa semana estaba programada la instalación, lo que hace sospechar de complicidad interna.

Vale mencionar que el lugar cuenta con servicio de seguridad privada, aunque el personal de guardia no observó nada. Radicada la denuncia, hasta el momento la Policía no logró dar con el rodado.

En tanto, en abril se registraron otros dos ilícitos en perjuicio de la institución, primero la sustracción de cables por un valor millonario y luego el robo de 400 mil pesos de una oficina del sector gas.

 

Emsa embargó cuentas de la Ceel en Eldorado

¿Que opinión tenés sobre esta nota?