sábado 24 de septiembre de 2022
Muy nuboso 14.8ºc | Posadas

El hecho fue descubierto el 2 de mayo en Paraje Península

Liberaron por falta de mérito al hijo del colono asesinado en Andresito

Marcos Alejandro (29) había sido detenido como el principal sospechoso del crimen de su padre, Luis Omar Neis (68), hallado con un disparo en el pecho en su chacra

miércoles 10 de agosto de 2022 | 6:03hs.
Liberaron por falta de mérito al hijo del colono asesinado en Andresito
Marcos Alejandro (29), quien reportó el hecho en su momento, se convirtió luego en sospechoso en la pesquisa. . Foto: NG
Marcos Alejandro (29), quien reportó el hecho en su momento, se convirtió luego en sospechoso en la pesquisa. . Foto: NG

Luis Omar Neis (68), un productor de la localidad de Comandante Andresito, fue hallado asesinado el 2 de mayo. Presentaba un disparo en el pecho y su cadáver evidenciaba varios días en la intemperie, con mordeduras de animales en distintas partes del cuerpo.

Quien entonces reportó su muerte a las autoridades policiales fue uno de sus hijos, Marcos Alejandro (29). El hombre, sin embargo, pasó de ser denunciante a sospechoso con el correr de los días y la Policía de Misiones lo detuvo como el principal sospechoso del crimen.

Marcos fue imputado en la audiencia indagatoria por homicidio calificado por el vínculo y robo. Entonces decidió dar su versión de los hechos y desligarse del crimen ante el juez que entiende en la causa, el titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, Martín Brites. 

Desde entonces han pasado tres meses en los que la Justicia no halló elementos contundentes en su contra, por lo que el último viernes se decidió su liberación por falta de mérito. Así lo confirmaron a El Territorio diferentes fuentes que intervienen en el proceso.

Según pudo saber este medio, se debía resolver su situación procesal y el magistrado no halló los elementos suficientes para dictar la prisión preventiva y se decidió de oficio su liberación. De todas formas, la investigación que busca esclarecer el crimen deberá continuar y se solicitó que se intensifiquen las pesquisas.

El hecho y las sospechas

Según lo que reconstruyó hasta el momento, Neis vivía solo en el Paraje Península y que fue encontrado muerto por un amigo y vecino de la zona, a quien le extrañó que la tranquera de la propiedad de la víctima llevara varios días abierta.

Por ello, decidió ir a investigar, ingresó y lo encontró sin las manos -posiblemente por la acción de los animales-, debajo de un árbol de pomelo, a unos 50 metros de la vivienda. Posteriormente dio aviso a los familiares y a la Policía.

Los profesionales detectaron una lesión de arma de fuego que ingresó por el tórax, munición  que quedó alojada en una costilla. El proyectil pudo ser extraído y quedó incautado en el marco de la investigación. Luego se determinó que había salido de una de las armas incautadas en la vivienda.

Los investigadores secuestraron un celular, una libreta con anotaciones, una tarjeta, un chip de celular de una empresa brasileña, dos chips argentinos y una licencia de conducir vieja. También hallaron pastillas de viagra y profilácticos usados, por lo que podría inferirse que mantuvo relaciones sexuales con otra persona en su domicilio días antes.

Tampoco estaba su camioneta Toyota Hilux.

Por otra parte, la prótesis bucal, partida en cuatro, estaba en el sector del garaje. En el relevamiento de testimonios sobre el perfil del hombre se detalló que se trataba de una “persona ermitaña”, que no tenía una relación fluida con familiares y vecinos.

Días después del hecho, Darío Neis, otro de los hijos del agricultor asesinado, dijo a El Territorio que la hipótesis de un robo no le cerraba del todo. “Insisto, papá no tenía plata en su casa, era muy desconfiado. Lo que nos llama la atención es que no se llevaron cosas de valor de la casa, como el televisor de 50 pulgadas. No revolvieron nada, sabían lo que buscaban y dónde buscar”.

Por otro lado, agregó: “Papá era un hombre muy cauteloso, jamás dejaba la tranquera abierta. Muy correcto, no debía a nadie y hace un buen tiempo no traía dinero a casa, dejaba el dinero de la cosecha en el secadero”.

“No sabemos dónde está la camioneta, no sabemos por qué lo mataron o qué buscaban y lo más importante es que no sabemos si estas personas vendrán por nosotros. No sé si tenemos que cuidarnos la espalda o qué es lo que pasó. Necesito respuestas, quiero saber por qué mataron a mi papá”, sostuvo el entrevistado al hablar de los miedos.

 “Es muy raro, a mi papá le faltaban las dos manos, dicen que pudieron haber sido animales, pero los animales primero atacan el tórax para alimentarse, es muy raro. No sé qué pensar, quizás papá se defendió o lo torturaron, no sé”, añadió el familiar, quien estuvo el día de los procedimientos de detención de su hermano acompañando a la Policía. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias