viernes 12 de agosto de 2022
Cielo claro 22.7ºc | Posadas

El crimen ocurrió en mayo y la Justicia mantiene tras las rejas a dos sospechosos

“Estamos seguras de que fue él porque quién iba a odiar tanto a mi hermana”

Graciela, hermana de la taxista asesinada, aseguró que su ex cuñado planificó el crimen. Para el viernes anuncian una nueva marcha bajo el lema “Que no haya otra Claudia Benítez”

miércoles 27 de julio de 2022 | 6:03hs.
“Estamos seguras de que fue él porque quién iba a odiar tanto a mi hermana”
Las hermanas de Claudia aseguran que no están solas y convocan a una marcha el viernes para pedir justicia por la mujer asesinada. Foto: Federico Gross
Las hermanas de Claudia aseguran que no están solas y convocan a una marcha el viernes para pedir justicia por la mujer asesinada. Foto: Federico Gross

En el marco de que la Justicia dictó prisión preventiva para Juan Andrés Rodríguez (39), concubino de Claudia Benítez (34), y para Franco Ramos (27), ambos imputados por homicidio de la taxista calificado por alevosía y que al primero se le suma el agravante del vínculo, la familia pide justicia y que las mujeres denuncien los maltratos para que no hayan más víctimas.

El crimen de Claudia ocurrió hace un poco más de dos meses, el 18 de mayo fue hallada sin vida con el cuerpo semisumergido con dos puñaladas y signos de golpes dentro de un pozo de una casa abandonada en Nemesio Parma, Posadas.

La decisión de la Justicia de mantener a Rodríguez tras las rejas, además de detalles sobre la relación de pareja que llevaba la trabajadora del volante con su concubino, permitió a la familia de la víctima correr un velo que era tapado por una supuesta psicopatía ejercida por el implicado.

Con evidente angustia Graciela Benítez, hermana de Claudia, en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, manifestó que se siente consternada, ya que todas las pruebas involucran aún más a su ex cuñado y sentenció estar segura de que él fue el autor del hecho.

“Desde el corazón sabemos que fue él, fijate cómo la estudió. Nosotras estamos seguras de que fue él porque quién le va a odiar tanto a mi hermana”, aseveró.

En esa línea, la hermana de la taxista comentó que realizarán una marcha el viernes bajo el lema “Que no haya otra Claudia Benítez”.

Será a las 15 en el mástil ubicado en la intersección de las avenidas Mitre y Uruguay, de Posadas, para pedir justicia y que no haya más víctimas.

“Lo único que quiero pedir a todas esas mujeres, que tenemos el poder ahora, es que no nos hagan la cabeza, que hablen. Lo único que les quiero pedir es que no haya otra Claudia, es mi hermana a la que le pasó todo esto”.

Las pesquisas continúan y aún no hay certezas de quién o quiénes cometieron el crimen, pero la realidad es que la Justicia determinó que los dos implicados en el hecho continúen tras las rejas.

En ese contexto, las palabras de Graciela se ven envueltas por la conmoción, ya que asegura que no sabían que dentro del círculo familiar “iba a haber una persona así”, refiriéndose a Rodríguez.

“Sentimos que nos mató en vida a todas las hermanas con lo que él le hizo a ella, pero la verdad que no sabemos qué va a pasar, hay que reunir las pruebas”, aseguró.

Al mismo tiempo, la mujer indicó que sabían que Claudia estaba pasando malos momentos con su pareja, pero que no se querían meter porque “los problemas de pareja se arreglan entre cuatro paredes”.

Sin embargo, aseguró que siempre que Claudia comentaba que había algún conflicto, entre las hermanas le ofrecían sus hogares para resguardarse, pero que luego Claudia volvía a la convivencia. “Incluso hicieron terapia en pareja para seguir con su relación”, explicó.

En ese sentido, Graciela señaló que Rodríguez tenía a la víctima y a sus hermanas bajo una “psicopatía” con la cual todo parecía estar bien. “Caímos en esa trampa y qué íbamos a pensar que íbamos a terminar así. Esto no tiene perdón de Dios. Lo que hicieron estuvo premeditado”, aseveró.

Agregó: “No sabíamos lo traumada y las cosas que estaba viviendo mi hermana. En muchas ocasiones él nos decía que nosotros no teníamos que juntarnos con ella y nos alejaba de Claudia, porque un cínico es así, uno nunca termina de conocer a la persona. Quién se iba a imaginar que después de estar en un casamiento de la mejor manera todo iba a terminar así, todo era manipulación”.

 En relación a ésto último, días previos al hallazgo del cuerpo de la taxista habían compartido en familia un evento social en el que se los veía aparentemente bien como pareja y es por eso que en las primeras horas de la investigación las hermanas de Claudia no podían asimilar la posible culpabilidad de su cuñado.

“Es muy fuerte para la familia, es algo muy fuerte todo lo que nos pasó. Creo que a veces queremos ser fuertes y salir a la calle porque hay que seguir, hay una vida que hay que seguir. Todas mis hermanas estamos unidas, luchando para cuidar a nuestros sobrinitos”, puntualizó.

Dos menores que quedaron sin su madre mientras que su padre continúa encarcelado y en relación a esa situación, según comentó Graciela, los hijos de Rodríguez y Benítez quedaron a cargo de una de sus tías y están bien cuidados, pero la realidad es compleja en tanto que “están aterrorizados porque ellos también fueron psicopateados. Están aterrorizados porque, pobrecitos, todo lo que vivieron, todo lo que pasaron”.

“No estamos solas, estamos con mucha gente detrás nuestro que nos está ayudando y nos están guiando para que estemos bien”, finalizó.

Detenciones y la preventiva

La prisión preventiva fue firmada el 8 de julio por el titular del Juzgado de Instrucción Siete de Posadas, Miguel Mattos, quien reunió elementos suficientes como para disponer la resolución para los dos implicados en el caso.

El martes 17 de mayo por la mañana, el automóvil de Claudia Benítez fue hallado incinerado al costado de un camino terrado y ese mismo día su concubino fue demorado en averiguación del hecho por la Policía de Misiones. Una denuncia hecha meses atrás por Benítez por violencia de género lo puso en el radar de los investigadores.

El hombre quedó formalmente detenido como principal sospechoso un día después, cuando hallaron el cadáver de la mujer.

En una primera oportunidad, Rodríguez se abstuvo de declarar y dar su versión de los hechos, pero en una segunda oportunidad fue trasladado al juzgado y durante más de tres horas se defendió de las acusaciones que lo apuntan como el responsable del asesinato a puñaladas de su propia pareja.

En tanto, el arresto de Ramos se concretó el jueves 2 de junio en su vivienda del barrio Sol de Misiones II, en un gran despliegue policial. Los investigadores llegaran a él luego que se determinara -mediante el Imei- que el celular de Claudia Benítez estaba nuevamente activo en la zona de Itaembé Miní.

Se estableció que el aparato se había activado con una línea que había sido adquirida de forma legal, lo que facilitó poder ubicar al propietario.

El dueño fue entrevistado un día antes y a partir de ello se determinó que había comprado el aparato de buena fe. Como consecuencia de las pesquisas, el comprador dio datos de la persona que vendió el Samsung A12 de la taxista y con esos datos los pesquisas llegaron a Ramos, quien también se desvinculó del hecho al momento de comparecer ante el juez.

El segundo detenido es uno de los cuatro acusados por el femicidio de su pareja Marina Da Silva (19), hecho ocurrido en diciembre de 2013. El cuerpo de la joven fue hallado también en un pozo en Campo Bauer, de Nemesio Parma, al igual que el de la trabajadora al volante.

Ramos y los otros implicados por ese caso se encontraban en libertad debido al vencimiento del plazo razonable de prisión preventiva. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias