sábado 25 de junio de 2022
Nubes 17ºc | Posadas

El regreso de la presencialidad escolar trajo consigo el rebrote de enfermedades

Mano-pie-boca, un virus contagioso pero benigno que está de vuelta

La patología afecta a los niños y se caracteriza por lesiones en la piel, fiebre y dolor de garganta. Sus diferencias con la viruela del mono, con la que comparte síntomas

sábado 28 de mayo de 2022 | 6:04hs.
Mano-pie-boca, un virus contagioso pero benigno que está de vuelta
No es necesario llevar al chiquito a la guardia porque es una enfermedad leve, no da ni cuadros respiratorios graves, no es una emergencia para salir corriendo”. Verónica Deschuter (Infectóloga pediátrica)
No es necesario llevar al chiquito a la guardia porque es una enfermedad leve, no da ni cuadros respiratorios graves, no es una emergencia para salir corriendo”. Verónica Deschuter (Infectóloga pediátrica)

Con el regreso de las clases presenciales y de todas las actividades que estaban vedadas por la pandemia del coronavirus, también volvieron enfermedades que habían pospuesto sus brotes. Sucedió con la Influenza y su repentina notificación de casos y ahora con la aparición del virus mano-pie-boca en la población pediátrica.

En ese sentido, puesto que esta enfermedad comparte con la viruela del mono un síntoma como las lesiones en la piel (ver Viruela…), médicos pediátricos aclaran que se trata de patologías diferentes y que no debe generar preocupación en padres y madres.

“Es verdad que se parece a la viruela del mono porque afecta a los mismos lugares: palmas, plantas, cara. Pero en el mano-pie-boca acompaña con mayor frecuencia a la faringitis, lesiones a nivel de faringe; el germen que lo causa también es un virus que es el enterovirus”, sostuvo en diálogo con El Territorio, Verónica Deschuter, infectóloga pediátrica del Hospital Pediátrico ‘Fernando Barreyro’ y del Materno Neonatal.

Se trata de un virus muy contagioso pero leve, que afecta a los más pequeños -menores de cinco años, aunque puede aparecer con menor frecuencia en chicos de mayor edad-, que no tiene mayores complicaciones que la fiebre y dolor de garganta; no requiere tratamiento porque el propio organismo se encarga de generar las defensas específicas y en un máximo de diez días, los niños ya están recuperados. La viruela del mono, en tanto, persiste hasta cuatro semanas.

“No es necesario llevar al chiquito a la guardia porque es una enfermedad leve, no da ni cuadros respiratorios graves, no es una emergencia para salir corriendo. Pero si la fiebre es persistente puede consultar a su pediatra de cabecera”, aclaró Deschuter.

La profesional indicó que la aparición de este virus comúnmente sucedía entre el verano y la primavera, pero este año se presentó ahora en época otoñal. Consideró que pudo haber sucedido por el regreso de las clases presenciales y porque el virus no tuvo su brote el año pasado.

La transmisión de la enfermedad se da de persona a persona a través de las secreciones, contacto con superficies y la materia fecal infectada, por lo que la mejor manera de prevenirla es con el lavado de manos, la ventilación de los espacios, la higiene de las superficies y, en lo posible, el uso del barbijo en los lugares cerrados.

Cuándo sospechar de la viruela

La infectóloga pediátrica dijo que los padres no deben considerar que se trata de la viruela del mono si ven estas lesiones en la piel de sus hijos, porque para ello debe haber habido contacto con un caso sospechoso, confirmado, o haber viajado a alguna zona endémica. 

“Lo que pasó con estos nuevos casos es que dio una transmisión interhumana, es decir que no necesitamos tener un intermediario animal para contagiarnos. De todas maneras, para decir que es un caso sospechoso primero hay que descartar un montón de enfermedades de lesiones en la piel como la varicela, el sarampión, el herpes, el zika, la sífilis,”, aclaró.


Viruela del mono, dos positivos

El Ministerio de Salud de la Nación confirmó ayer que los dos casos sospechosos de viruela del mono son positivos. El primer caso es una persona que había estado en España entre el 28 de abril y el 16 de mayo y que, tras presentar los primeros síntomas el domingo fue aislado inmediatamente para su tratamiento.

El paciente se encuentra en buen estado, realizando tratamiento sintomático y sus contactos estrechos bajo control clínico y epidemiológico sin presentar síntomas.

El segundo caso confirmado en el país y corresponde a un residente en España, quien se encuentra de visita en la Provincia de Buenos Aires y que no tiene ningún nexo con el primer caso.

Arribó al país el día 25 de mayo e inicio de síntomas el jueves.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias