domingo 07 de agosto de 2022
Muy nuboso 17ºc | Posadas

La marcha de los días: Silencio en la cúpula del poder

Se repite la historia de tensión entre un presidente y su vice, pero esta vez dejaron de hablarse en forma pública hace 82 días. En Juntos por el Cambio, la puja por candidaturas no se detiene y no ofrecen nada nuevo y es aprovechado por Milei para crecer. Misiones se diferencia. Herrera Ahuad sorprendió a los medios nacionales al salir a censar a los misioneros.

domingo 22 de mayo de 2022 | 3:30hs.
La marcha de los días: Silencio en la cúpula del poder

Desde el retorno de la democracia en 1983, es decir hace 39 años, las fórmulas presidenciales tuvieron numerosos desenlaces en la Argentina. Según refleja la historia reciente a veces, cargaron con sus propios destinos o terminaron unidos en el infortunio. Esto último es lo que había ocurrido en la gestión del radical Raúl Alfonsín como presidente y su vice, Víctor Hipólito Martínez, quienes entregaron en forma anticipada a raíz de la crisis económica. Eduardo Duhalde, dejaría la vicepresidencia -cuando Carlos Menem era presidente- para asumir como gobernador de la provincia de Buenos Aires. En cambio, Carlos Ruckauf, completaría el mandato de vice, durante la segunda presidencia de Menem. Lo mismo sucedería más tarde con Daniel Scioli que terminó el periodo junto a Néstor Kirchner. En forma previa, Carlos “Chacho” Álvarez, antes del año de asumir como vicepresidente renunciaría luego de denunciar corrupción en el Senado y al entonces gobierno de Fernando De la Rúa. Luego, sería el turno de Julio Cobos quien cumpliría su período como vice, pero en absoluto ostracismo, al interpretarse que había traicionado al gobierno tras aquel voto no positivo y a favor del campo, que lo llevó a enfrentarse a Cristina Kirchner en el primer mandato. Cuando resultó reelecta en 2011, Cristina había elegido a Amado Boudou como compañero de fórmula y terminó envuelto y eclipsado por denuncias penales. Luego llegaría el turno de Gabriela Michetti que efectivamente terminó mandato, aunque sin brillar como vicepresidenta de Mauricio Macri.


Una vice designando presidente

Entonces, para el 2019, se produciría un hecho inédito. Cristina Kirchner daba a conocer que sería candidata a vicepresidente y que para el máximo cargo postulaba a Alberto Fernández. La lógica indicaba hasta ese momento, que era el aspirante a la presidencia quien elegía a su vice y no a la inversa. Justamente, el miércoles 18 de mayo, se cumplieron tres años de aquel anuncio que hizo Cristina, siendo senadora. Por entonces, daba a conocer que la fórmula la encabezaría Alberto Fernández, para luego convocar a los más amplios sectores a fin de ganar la elección de octubre y gobernar un país en ruinas. En campaña, Alberto Fernández agradecía a Cristina por la confianza de haberlo elegido para encabezar la fórmula y prometía que nunca más volvería a pelearse con la jefa. Efectivamente, lograron el triunfo, aunque no de manera plena el gobierno compartido. Desde que asumieron como presidente y vicepresidente, siempre se puso en tela de juicio quien tendría el verdadero mando y poder. Según la Constitución, el presidente de la Nación es el jefe supremo, jefe de gobierno y responsable político de la administración general del país. En caso de ausencia o imposibilidad del presidente de ejercer el poder, es cuando asume en su reemplazo el vicepresidente, quien cuando no ejerce el Poder Ejecutivo, su función es la de ser presidente del Senado. Es decir, en los papeles hay claridad de cómo se debe actuar, en la práctica en estos momentos hay puja de poder y con ello un desconcierto sobre el verdadero manejo del poder. Alberto Fernández insiste en sus apariciones, que es él quien toma las decisiones. Desde el otro lado, Cristina cuestiona a veces con sutileza y otro tanto con dureza, la política implementada por el gobierno, hablando en tercera persona, como si estuviera desligada de la gestión. Lo cierto es que muchas de las políticas implementadas no brindan soluciones y terminan afectando a la propia gestión. Es de lo que se acusan mutuamente y lo que se cuestiona a este gobierno, al observarse que se toman medidas que no aportan soluciones de fondo a la pobreza, a la inflación, a la inseguridad. Mientras tanto, nadie tiene certeza de lo que está pasando en la actual relación entre el presidente y la vicepresidenta del país.


Sin hablar desde marzo

Lo único que se sabe es que desde el primer día de marzo no volvieron a hablar, al menos en forma pública. La última vez, fue en la inauguración del período de sesiones ordinarias del Congreso. De esta forma, si se toma como dato final aquel último contacto, hoy se estaría cumpliendo 82 días desde que Cristina y Alberto hablaron por última vez en público. De esta manera, el presidente y su vice, llevan casi tres meses sin diálogo y por momentos, pareciera que se repite en parte aquella fría y distante relación institucional que estableció Cristina con Cobos, luego de que el entonces vicepresidente y presidente del Senado, diera a conocer su voto no positivo. En aquella ocasión, quizás el impacto era menor porque se opacaba la figura del vice pero ahora es la del presidente. Lo cierto es que como aquel entonces, como ahora se nota el deterioro del gobierno. Conscientes de esta realidad, son varios los dirigentes del Frente de Todos que intentaron por ahora sin éxito volver a juntar aquella fórmula presidencial de 2019. Se ideó crear una mesa chica -nada que no se haya hecho antes- para frenar la interna. Fue Sergio Massa quien buscó avanzar en tal sentido, primero reuniendo a los más cercanos de ambos dirigentes, como Máximo Kirchner, Eduardo “Wado” de Pedro, Juan Zabaleta y Gabriel Katopodis. Aun no se logró. Por ahora, Cristina y Alberto, siguen enviándose mensajes desde las tribunas, evidenciando que el peronismo como el Gobierno, están partidos. Esto hace que cualquier posible logro del gobierno quede opacado, a raíz de las luchas internas, arrojando a su vez notables ausencias ante convocatorias como ocurrió en el acto de la Uocra que encabezó el viernes junto al secretario general de ese gremio, Gerardo Martínez. El motivo de la convocatoria fue para resaltar que durante la actual gestión el sector de la construcción había recuperado 200 mil puestos o los 10 puntos de crecimiento del año pasado, pero siempre empañado por la inflación sin control. Tal situación da letras a la oposición, que tiene suficientes argumentos para intentar instalar la idea de un gobierno sin conducción ni rumbo. Lo cierto es que, hasta la mayoría de los integrantes de la pretendida mesa chica, excepto Massa, estaban ausentes en esa convocatoria. Solo un gobernador, el sanjuanino Sergio Uñac, asistió al evento, tampoco lo acompañaron los poderosos intendentes del conurbano bonaerense. Triste escenario para el presidente de los argentinos que lo dejaron solo.


También en la oposición

Lo que se observa es que esta vez hay coincidencias, en cuanto a peleas internas, es decir dentro de espacios compartidos, tanto en el oficialismo como Juntos por el Cambio. En ambos espacios, se observan una creciente lucha interna. En la oposición están concentrados solo en cuestiones electorales, en un proceso denominado por el consultor Gustavo Córdoba, como de hiperfragmentación que, entiende, se profundizará al analizar lo que ocurre tanto en el Frente de Todos como en Juntos para el Cambio que posibilitó el surgimiento de La Libertad Avanza de Javier Milei. Planteó que los dos espacios, tanto en el Frente de Todos como Juntos por el Cambio, no terminan de identificar porqué la sociedad está enojada con ellos y, en consecuencia, no proponen nada nuevo, ni en propuestas, ni nuevos candidatos, conservan la receta que ya fracasó y los llevó a perder elecciones. Allí hace diferencia Milei, mostrando algo distinto a lo ya conocido, alejándose de ambos espacios que ya gobernaron y criticando sin tener una gran estructura, pero sin ataduras, haciendo que su espacio haga honor al nombre y la Libertad Avanza.

En este escenario de creciente aparición de precandidatos a presidente, el primer dato que arroja el consultor cordobés es que, de mantenerse así, no existe ninguna posibilidad de que alguna fuerza política defina en primera vuelta en las elecciones del próximo año. Justamente citó por caso al Pro, que registra una gran cantidad de candidaturas -es decir fuerte puja de poder- en un espacio pequeño, notando mayor fortaleza en la UCR, para avanzar con candidatos propios.


En las provincias

Otro dato relevante, observado por Gustavo Córdoba, es la tendencia de varias provincias como Misiones que muestran una mayor autonomía política y económica, incorporando nuevas ideas, abordando temas como la economía del conocimiento, el medio ambiente, con mayor intervención de los jóvenes. Justamente, el fuerte impulso a la aplicación de la tecnología en Misiones, la inteligencia artificial, la robótica, había despertado el interés de Milei que hace un mes estuvo en la provincia interesándose en la experiencia misionera. Hay un desacople en los malos resultados del gobierno nacional versus lo bien que les va a muchas provincias. Por ello muchos gobernadores van a desdoblar las elecciones y miran todos los días el calendario del 2023 para elegir estratégicamente la mejor fecha para los comicios.

La aparición de Milei, descolocó a todo el arco político, con mayor impacto en Juntos por el Cambio. El economista liberal, los corrió de la senda de lo distinto, la novedad y logro dejarlos como lo viejo. Nada nuevo tienen para ofrecer, las mismas recetas con las que fracasaron, la simbología es muy antagónica, mientras en la coalición Cambiemos hacen esas reuniones eternas posando para las fotos, discutiendo cuestiones del círculo rojo totalmente alejadas de la gente, Milei se dedica a sembrar esperanzas en los electores que son opositores al gobierno nacional. Una reciente encuesta de Ricardo Rouvier & Asociados da cuenta que es considerado como el mayor opositor al gobierno por el 42% de los consultados. Así como el libertario se muestra diferente en la pelea nacional, en Misiones, la renovación hace rato se apartó de los dos grandes espacios nacionales que tienen representación en la provincia. El espacio misionerista, se diferencia a su vez, en gestionar y no estar metidos en peleas interminables por candidaturas, con la ventaja de que los que trascienden del Frente Renovador como probables candidatos para los cargos electorales del año que viene, cuentan con buena imagen y aceptación.


El censo para decidir

Si hay algo histórico que siempre padeció la Argentina, es la falta de datos concretos y precisos que sirvan para tomar decisiones. Por ello, el resultado del Censo nacional de viviendas y poblaciones realizada de manera presencial y a distancia en el país, representa una herramienta de suma utilidad. De allí también la importancia de encarar la tarea de recolección de datos con mucha seriedad. Ello fue destacado en Misiones, como sucedió también en el país que permitió por ahora determinar los primeros números provisorios y se trabajará en lo definitivo, cuando el martes concluya la tarea de recolección final de datos. Dimensionando tal importancia y al venir de una familia de censistas, esta vez el gobernador Oscar Herrera Ahuad no tuvo ningún inconveniente en hacer el curso previo y salir a censar a los vecinos durante toda la jornada del miércoles. Representó toda una novedad para muchos medios en el país. Está claro que, en momentos de mucha tensión, por la situación económica, son muy pocos funcionarios -de hecho, no se conoció otro caso- que un gobernador en ejercicio se traslade a la vivienda de un vecino sin que les cierren la puerta en la cara. A los misioneros no les pareció extraño, ni excepcional, porque en el incendio lo vieron al mandatario, ayudando a empujar camioneta varado, recorrer zonas críticas, pasear por ferias y asistir a los más diversos eventos, para conocer de primera mano la realidad y avanzar con respuestas. Son forma de gobernar, que aquellos funcionarios que se trasladan en autos con vidrios polarizados no lo entenderían. Aprovechando el interés de los medios porteños, el gobernador volvió a recordar la injusta distribución de recursos comparado al Amba, al aportar desde la tierra colorada como la octava economía y recibir como si estuviera casi en el vigésimo lugar. Tal disparidad, volvió a notarse esta semana, en medio del paro de choferes de colectivos. Amba recibe 10 veces más dinero, en detrimento de las 23 provincias. Más allá de este reparto injusto, provincias como Misiones sostiene el financiamiento del boleto escolar, mostrando otra forma de dar respuestas. En materia de gestión, Herrera Ahuad también estuvo esta semana en San Pablo, Brasil, donde participó junto al embajador Daniel Scioli y en presencia del presidente Jair Bolsonaro, de la gran feria de alimentos y de industria que se hace en esa ciudad. El mandatario provincial, aprovechó para ofrecer productos de la tierra colorada e invitó a venir a invertir por su ubicación estratégica en Misiones.


Destacadas leyes

En la Legislatura provincial se aprobaron importantes normas, entre ella para favorecer y proteger la salud de los misioneros. De esta manera se sancionó la ley impulsada por el diputado Carlos Rovira, que permite garantizar la atención multidimensional, el acompañamiento y la plena inclusión de las personas con síndrome de Down. También en salud, se aprobó la ley que implementa el modelo de maternidad segura y centrada en la familia, que pretende asegurar el acceso universal y oportuno a servicios materno neonatales con respeto de la interculturalidad. En similar línea, se implementó el modelo de hospital Amigo de la Familia indígena mbya guaraní en las maternidades de los hospitales públicos de la provincia. Representaron algunas de las principales leyes aprobadas esta semana en Misiones.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias