sábado 21 de mayo de 2022
Cielo claro 22ºc | Posadas

Un supermercado de Buenos Aires paga más por la carne misionera certificada

La nueva ganadería apunta a un valor diferenciado por cuidado del ambiente

Producción y protección del entorno pueden ir asociados, según explicaron biólogos y ganaderos. Resaltaron la función de la cría animal para preservar ecosistemas

lunes 09 de mayo de 2022 | 6:05hs.
La nueva ganadería apunta a un valor diferenciado por cuidado del ambiente
Navajas explicó a los jóvenes el trabajo realizado en la estancia para una cría con pasturas naturales. Foto: Víctor Piris
Navajas explicó a los jóvenes el trabajo realizado en la estancia para una cría con pasturas naturales. Foto: Víctor Piris

El pasado jueves se realizó en la estancia Santa Cecilia en Candelaria una jornada a campo llamada Punto de Encuentro, donde especialmente participaron jóvenes de variadas localidades misioneras. Muchos de ellos, estudiantes de carreras afines a la producción agropecuaria. El evento fue promovido por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y apuntó a informar con el lema “La ganadería como guardiana del ambiente”.

En la demostración a campo que siguieron casi 400 jóvenes, se destacaron las disertaciones de biólogos que resaltaron la producción para evitar el uso de químicos u otros contaminantes en los espacios naturales. También desde la estancia anfitriona se explicó el manejo que realizan con los animales y cómo venden a mayor precio a un supermercado en Buenos Aires gracias a la certificación ambiental.

“Estamos en la Alianza del Pastizal, que es un grupo de ganaderos de Paraguay, Brasil y Argentina donde intentamos vender a un precio mayor la carne que se produce cuidando los pastizales naturales. Lo que se exige es que la mitad del campo de cría sea de pasturas naturales y la otra mitad puede estar con otros manejos… La hacienda que producimos aquí la estamos vendiendo a Carrefour que nos paga un 2% más sobre el índice de novillo que va marcando el Mercado de Liniers”, explicó Carlos Navajas, al frente de la Estancia Santa Cecilia.

Detalló en tanto que le “encantaría que la carne vacuna que producen no sólo se comercialice en Capital Federal. Sería muy bueno que esta carne que tiene un valor distinto se pueda vender también aquí en la provincia, pero todavía no lo estamos haciendo”.

Al término de la jornada a campo, Navajas explicó a El Territorio que sería muy interesante lograr que la gente pueda tener más opciones para distinguir la carne que consume.

“Yo creo que primero hay que tratar de mostrar las diferencias y que la gente pueda elegir lo que quiere comer. Si quiere comer un animal criado en pastizal, prefiere uno que se crió con bosque nativo u otro de un sistema silvopastoril”, comentó.

Y ofreció ejemplos .“Tiene que haber opciones, es igual que al elegir un vino, se puede diferenciar según la provincia o por la variedad. Hasta en la yerba hay distinciones, si es secada al barbacuá, de monte o de campo. La carne en cambio sólo viene como carne. Y bueno, creo que tenemos que diferenciar nuestro producto y conquistaremos al consumidor que quiera ser conquistado”.

Consultado si había más empresas que en el país buscaban una carne que certifique el cuidado ambiental, explicó que la demanda todavía no se siente. Pero igualmente defendió un valor diferencial por lo particular que es la producción en Misiones. “Todavía no hay muchos interesados que estén dispuestos a pagar más, sigue siendo más general la compra de carne sin identificación. De igual forma creo que la carne misionera tendría que valer más que cualquier otra, porque mantenemos mucha más biodiversidad que cualquier otra provincia. Es un trabajo donde también el Estado tiene que estar, el productor en particular lo puede intentar como lo estamos haciendo nosotros, pero se requiere de más apoyos”, analizó.

Asociación inteligente
“La ganadería si se hace en el lugar que se tiene que hacer, es la mejor opción para conservar los sistemas nativos de ese lugar…Si la ganadería se hace a pastura natural hay una preservación del ecosistema. En un pastizal natural no se usan herbicidas u otros químicos, si se analiza el agua se puede comprobar que no tiene contaminación. No ocurriría lo mismo con un maizal o con un campo de soja, donde deben emplearse insecticidas y otros químicos”, explicó al gran grupo de jóvenes, Julián Baigorria, licenciado en Ciencias Biológicas.

Remarcó en tanto en su mensaje que “hay que tratar de llegar a un punto intermedio y tener en cuenta tanto la producción como el cuidado del medio ambiente. La ganadería tiene eso porque gana el productor y gana el entorno natural que se puede seguir manteniendo”.

Por su parte Luciana Oklander, doctora en ciencias biológicas explicó a El Territorio, que con la ganadería en un entorno natural también se tiene una ventaja para el cuidado de los animales.

“Básicamente es más rentable porque las vacas necesitan sombra y una temperatura más baja que se encuentran en estos fragmentos de bosque donde las vacas se pueden refugiar y eso termina ayudando al rendimiento productivo. Es una ganancia para ambas partes, tanto para la conservación por haber mantenido estos bosques, como para el productor ya que sus vacas van a tener un mejor descanso en las sombras de la vegetación natural”.

La profesional detalló además que hay una tendencia mundial a valorizar y pagar más por la producción que cuida el medio ambiente.

“Con la Alianza del Pastizal (una organización que certifica la conservación ambiental) lo que se trata es de hacer eso, ofrecer un refuerzo positivo a los ganaderos que están utilizando pasturas naturales y que mantienen las coberturas de bosques. No sé si hay incentivos a nivel provincial y nacional, pero hay una tendencia a nivel mundial que tarde o temprano se está haciendo sentir”, recordó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias