domingo 23 de enero de 2022
Cielo claro 32ºc | Posadas

El sector atraviesa el tercer verano con precipitaciones muy por debajo del promedio

Preocupa otra vez la falta de pasturas por fuerte déficit hídrico

Las pocas lluvias del último mes y medio provocó escaso crecimiento de pastos, clave para la alimentación de los animales. Por esta situación, estiman que se retrasará la preñez de hacienda

martes 04 de enero de 2022 | 6:05hs.
Preocupa otra vez la falta de pasturas por fuerte déficit hídrico
En diversos campos de la provincia se observan pastos completamente secos por la falta de lluvias. Foto: Nicolás Oliynek
En diversos campos de la provincia se observan pastos completamente secos por la falta de lluvias. Foto: Nicolás Oliynek

Desde hace tiempo Misiones atraviesa un déficit hídrico histórico como efecto directo del fenómeno de La Niña, que redujo fuertemente la frecuencia y la cantidad de precipitaciones habituales. Como informó este matutino días atrás, el 2021 cerró con una baja del 26% en el promedio de lluvias y un diciembre con apenas 13 milímetros de agua caída.

Esta situación meteorológica produjo serias complicaciones en diversos sectores productivos, entre ellos, el ganadero, que desde hace mes y medio siente la falta de crecimiento de buenas pasturas, clave para la alimentación de los animales. En este sentido, productores del sector advierten sobre el escenario crítico, ya que la falta de pastos se da en medio de la etapa de servicio de los animales y que esta situación afectaría el rendimiento en kilos del ganado.

A su vez, desde el Estado provincial se trabaja en la asistencia a los productores, en el afán de atenuar las pérdidas no sólo por la falta de grandes precipitaciones sino también por los incendios que afectaron en diferentes puntos de la provincia donde hay actividad ganadera.

Si bien ayer se registraron lluvias en algunos municipios, no sería la cantidad suficiente como para revertir el difícil presente, ya que requiere de mayor periodicidad para garantizar el debido crecimiento de los pastos.

Estado de situación
En diálogo con El Territorio, Roberto Comparín, productor ganadero de Cerro Azul, precisó que desde mediados de noviembre los pastos dejaron de crecer, en consonancia con la falta de abundantes precipitaciones en suelo misionero.

Esta situación afecta de lleno a la alimentación del ganado, ya que cada cabeza demanda de alrededor de catorce kilos de pastos diarios.

“Los pastos están quedando marrones y mucho depende del nivel de reserva que hizo cada productor. La situación es complicada por los pastos secos y es peor que años anteriores, ya que venimos de dos veranos completamente secos y el agravante es que estamos con temperaturas elevadas, que hacen que las pocas precipitaciones que caen se evaporen automáticamente”, detalló el productor.

Luego precisó que en muchos casos las napas de los pozos se redujeron considerablemente, lo que complica el abastecimiento de agua. Incluso comentó que otros de los efectos inmediatos de la falta de pasturas es en el peso de los animales, que afecta la rentabilidad de la actividad y deriva en una baja en los precios para la venta.

“Esto se da en plena temporada de servicio de las vacas. La falta de buenas pasturas y de alimentación hace que se retarde la preñez para tener más cabezas. Si esta sequía persiste, vamos a tener que esperar hasta el servicio de septiembre para que las vacas se preñen o sino, el productor tiene la opción de comprar maíz para sostener al animal para que no se muera de hambre. Sin embargo, comprar maíz significaría una pérdida de plata, ya que está caro”, dijo Comparín, al tiempo que detalló que el kilo de maíz se consigue a 35 pesos y que el animal demanda entre cinco y seis kilos diarios.

Por su parte, Víctor Chamula, productor ganadero del Norte misionero, señaló que “las condiciones por las grandes sequías y las consecuencias que acarrean nos tiene afectados a los productores, que estamos en terapia intensiva, ya que el 2021 fue un año muy complicado para todo el sector”.

Luego, en diálogo con Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, agregó que el déficit hídrico afectó también a la producción de maíz, con pérdidas consecutivas en las dos últimas cosechas, y vislumbran un similar panorama para los meses venideros.

“La situación es caótica y toda la zona Norte está mal por los pocos milímetros de lluvias que caen”, manifestó.

Al mismo tiempo, relató: “Por esto, se regala prácticamente a la hacienda con precios muy bajos, porque los animales se mueren de hambre no sólo por la falta de pastos, sino también por la mala calidad de agua. Creemos que no tenemos posibilidades de que la situación mejore, porque si llueve mañana, por ejemplo, mañana no hay pastos porque demanda de una recuperación para que eso ocurra”.

En tanto, Sebastián Rodríguez, subsecretario de Desarrollo y Producción Animal del Ministerio del Agro, indicó que “el sector productivo entró castigado por el déficit hídrico del verano pasado y en el invierno. Se está repitiendo el fenómeno (en referencia a La Niña) e hicimos un movimiento de anticipación charlando con las asociaciones para ver las prioridades de las medidas y las opciones, como por ejemplo, el acopio de granos para prevenir la baja en la productividad”.

En esta línea, precisó que se sumó al diálogo la situación de los incendios, que afectan a zonas productivas y a la elaboración de pasturas.

“La provincia en general está afectada, en algunas zonas la situación es más crítica con las pasturas, en otras con los cursos de agua, incluso con los pozos perforados que disminuyen los aportes de agua a las zonas productivas. Y también a la producción vegetal, que están con un estrés hídrico y eso se ve con los yerbales que van a recibir los impactos”, subrayó.

Sobre la situación de la producción, Rodríguez consideró que el volumen de la producción se vería afectado. “Los efectos en la producción ganadera no se reflejan a corto plazo, sino a largo plazo en la temporada de servicio, porque caen los porcentajes de parición que se verían para el año que viene. Lo que se hace hoy tendrá impacto para el año que viene”, mencionó al respecto el funcionario de la cartera de Agro.

 

Serios estragos de la sequía en los yerbales

El prolongado déficit hídrico aqueja a diversas producciones de la provincia, entre ellas, la yerbatera.Una de las zonas más afectadas es Andresito, en el Norte de Misiones.

A través de un video que difundió el productor Julio Petterson, se mostró las pérdidas en las plantaciones a raíz de la falta de lluvias. Allí estimó que un 60% de las cosechas quedaron prácticamente dañadas.

“Andresito tuvos secas, pero como esta jamás, no solamente por la seca, sino la temperatura que levanta la tierra es terrible. Está siendo horrible, no tuvimos una sola gota de lluvia que solucione el problema”, comentó el productor.

“Estamos pasando un momento terrible. Perdimos mucho y estimamos difícil recuperación. Por mortalidad de plantas perdí un 30 por ciento. Y en muchas chacras de Andresito hubo pérdidas por fuego. Muchas plantas dejan de existir después de 20 años y las pérdidas son imposibles de recuperar. Esa es la situación”, relató Petterson.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias