sábado 22 de enero de 2022
Cielo claro 31ºc | Posadas

La caza furtiva y el atropellamiento son sus principales enemigos

Notan reducción de la población de yaguaretés en la región

Según los datos del monitoreo dado a conocer ayer, hay entre 76 y 106 ejemplares, mientras que en 2018 rondaban los 125. Asimismo, hay más adultos que cachorros

martes 30 de noviembre de 2021 | 6:04hs.
Notan reducción de la población de yaguaretés en la región
Habitan el Bosque Atlántico del Alto Paraná, compartido entre Argentina y Brasil.
Habitan el Bosque Atlántico del Alto Paraná, compartido entre Argentina y Brasil.

Ayer, en el Día Internacional y Provincial del Yaguareté, se dieron a conocer los resultados del relevamiento con el que se realiza una estimación de la población de yaguaretés en el Bosque Atlántico del Alto Paraná.

Los resultados no fueron los esperados, ya que la cantidad de ejemplares monitoreados se redujo, esto motiva a fortalecer las medidas de conservación y hacer mayor hincapié en evitar la caza y el atropellamiento de animales en áreas protegidas.

Los resultados del monitoreo poblacional de la especie indican que hay una leve reducción, en comparación con el mismo monitoreo realizado dos años atrás. De un total estimado en un rango entre 84 y 125 individuos (con una media de 105) en 2018, el estudio realizado entre 2020 y 2021 indica que ahora son aproximadamente entre 76 y 106 los yaguaretés (con una media de 90), que habitan el Bosque Atlántico del Alto Paraná, compartido por Argentina y Brasil.

Este dato se desprende de un estudio de monitoreo de la población de yaguaretés que realiza cada dos años el equipo de investigadores argentinos de Proyecto Yaguareté (Ceiba-Unam-Conicet) y el equipo del Proyecto Onças do Iguaçu de Brasil (Icmbio-PNI), y que cuenta hace más de 18 años con el apoyo de la Fundación Vida Silvestre Argentina y WWF. El estudio constituyó un gran esfuerzo que abarcó más de 560 mil hectáreas de los dos países, donde se colocaron 215 estaciones de muestreo provistas con cámaras trampas.

El estudio de monitoreo poblacional se realiza cada dos años y en esta oportunidad se vio demorado por las limitaciones provocadas por el Covid-19. No se registraba una disminución poblacional desde 2005. De acuerdo a las nuevas estimaciones la recuperación poblacional parece haberse detenido; para las organizaciones e instituciones que trabajan por la especie, estos datos despiertan preocupación y certeza de que hay que redoblar los esfuerzos por la conservación del felino más grande de nuestro continente.

Es por ello que trabajarán para fortalecer los esfuerzos para educir el atropellamiento de animales y la presión de caza que existe sobre todo en la zona Norte.

Según el detalle de la presentación registró un pequeño aumento en la cantidad de felinos adultos pero una reducción en la cantidad de cachorros. En 2018, el monitoreo arrojó un total de 48 adultos y catorce cachorros, el censo del 2020 logro registrar 53 ejemplares adultos y solamente seis cachorros.

“Hay varias cosas que nos inquietan, pero principalmente nos preocupa el hecho de que a pesar de monitorear 140 mil hectáreas con 111 cámaras trampa, solamente hemos registrado un ejemplar de yaguareté en la Reserva Biósfera Yabotí, es un macho que lo tenemos monitoreado hace varios años. Igualmente estimamos que habría al menos dos ejemplares más en la zona, pero es preocupante que no aumente la población en la zona. Vamos a fortalecer las acciones en la zona”, indicó Agustín Paviolo, de Proyecto Yaguareté.

Por su parte, Manuel Jaramillo, director general de Fundación Vida Silvestre Argentina, se refirió a la reducción de la cantidad de ejemplares identificados en el último periodo.

“Los resultados de este nuevo monitoreo de yaguaretés demuestran que es necesario redoblar los esfuerzos de conservación. Lo más importante ahora es entender que necesitamos que los esfuerzos de la comunidad, las organizaciones ambientales y el gobierno continúen incrementándose y comprometiéndose así a retomar la tendencia en alza poblacional del yaguareté en uno de los hábitats con mayor potencial para la especie. Tenemos que unirnos y comprometernos con el cuidado de nuestros recursos naturales, de la biodiversidad y nuestro entorno, porque ello se traduce en calidad de vida para todas las personas”, sostuvo.

Además del atropellamiento y de la caza furtiva, existe otra gran preocupación y está directamente relacionada con el hábitat del felino, que se redujo en un 93%, según los datos brindados por la Subcomisión de la Selva Paranaense para la Conservación del Yaguareté.

En los últimos años se perdieron porciones de selva que redujeronla conectividad disminuyendo el área de circulación de los grupos de poblaciones de yaguareté en la zona.

Al respecto, Mario Vialey, ministro de Ecología de Misiones, recalco que la provincia está trabajando fuertemente en la creación de reservas privadas para recuperar los corredores verdes y así promover la conectividad de las zonas protegidas para recuperar la población de yaguaretés.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias