lunes 25 de octubre de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

El jueves la fiscalía pidió absolver a los 35 imputados por la tragedia de Austral

“Escuchar su alegato fue lo más triste y doloroso que sentí durante el juicio”

Laura Wenk, hija de una de las 74 víctimas, expresó su indignación tras el pedido del fiscal Patricio García Elorrio. La desazón y las críticas de otros familiares

sábado 18 de septiembre de 2021 | 5:15hs.
“Escuchar su alegato fue lo más triste y doloroso que sentí durante el juicio”
El vuelo 2.553 de Austral salió de Posadas y se estrelló en tierras uruguayas de Fray Bentos.
El vuelo 2.553 de Austral salió de Posadas y se estrelló en tierras uruguayas de Fray Bentos.

Desilusión, incredulidad y bronca son los sentimientos que invaden hoy a los familiares de las 74 víctimas de la caída del vuelo 2.553 de Austral luego de oír que, después de 24 años de lucha y cuando parecía que el momento de hacer justicia estaba a punto de llegar, la fiscalía decidió pedir la absolución de los 35 imputados que enfrentan el juicio oral por la mayor tragedia aérea de la historia argentina.

“Nosotros seguimos el juicio por Zoom y la verdad es que nos sorprendió el giro que tuvo el fiscal (Patricio García) Elorrio, que cuando comenzó este juicio pensamos que cumpliría la función de defensa de las víctimas, pero que ahora, a la luz de lo que dijo, está claro que cambió de parecer de manera muy sospechosa. Evidentemente en esta causa hay demasiados intereses económicos y políticos que para el fiscal están por encima de la muerte de nuestros familiares”, expresó a El Territorio Laura Wenk, desde Leandro N. Alem.

La mujer es hija de Alfredo Wenk, un odontólogo que en la década de los 70 dejó Chaco para asentarse en Alem y una de las 74 personas que el 10 octubre de 1997 abordó en el aeropuerto de Posadas el avión de Austral que horas después se estrelló sin dejar sobrevivientes en una estancia de Nuevo Berlín, a 32 kilómetros de la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

Wenk, como las demás familias de las víctimas, siguió por Zoom la exposición del alegato efectuado el jueves a la tarde por el fiscal Juan Patricio García Elorrio en el marco del juicio oral que comenzó en marzo de 2019 y que tiene a 35 personas imputadas por “estrago doloso”, entre ex directivos de Austral -que en aquel momento dependía de la española Iberia- y ex miembros de la Fuerza Aérea Argentina (FAA).

El alegato

Según detalló la agencia de noticias Télam, durante su alegato el fiscal entendió que las pruebas recabadas en la investigación y en las audiencias del juicio oral “no tienen el grado de consistencia requerido para que caiga el principio de inocencia” y ante esa situación consideró que prima el principio del “in dubio pro reo”, lo que significa que ante la insuficiencia probatoria se está a favor del acusado.

Además, en su exposición García Elorrio consideró que no resulta válido como prueba el informe final de la Comisión Investigadora de Accidentes de Aviación Civil de la República Oriental del Uruguay (Ciada), la cual determinó como una de las causas de la tragedia la condición de engelamiento de los tubos pitot que produjeron lecturas erróneas en los velocímetros.

En contrapartida, ponderó las conclusiones de una pericia ordenada por el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 5, en la que la mayoría de los peritos consideraron válidas las observaciones que formuló la Junta de Investigaciones de Accidentes de Aviación Civil de la República Argentina (Jiacc) a dicho informe final y que, por ende, la responsabilidad de la tragedia recaía en los errores cometidos por los pilotos.

El pedido del fiscal fue una trompada al mentón de los familiares, quienes después de casi 24 años de lucha sentían que por fin estaban ante la posibilidad  de obtener justicia.

“Olor a podredumbre”

La respuesta inmediata fue un duro comunicado en el cual apuntaron, tanto al fiscal García Elorrio como al Poder Judicial en general.

“Así, el fiscal García Elorrio con su decisión de no acusar y el pedido de absolución (...), consagra la impunidad y somete a las víctimas y sus familiares al más horrendo y cruel estado de indefensión. Ni siquiera tuvo en consideración el informe pericial suscripto en disidencia por el perito oficial Carlos Lupiañez, quien con objetividad e imparcialidad dictaminó que las causas del desastre aéreo eran las que había determinado la República Oriental del Uruguay en el Informe Final del año 1998”, consigna el escrito difundido en la víspera.

En otro fragmento, califican la situación como “un doloroso retroceso que ilustra acadamente que en el fuero penal federal de Comodoro Py no existe el estado de jusitica y sólo reina el estado de indefensión, con mucho olor a pordedumbre”.

Para Wenk, en tanto, “es increíble que el fiscal Elorrio, que es el que tiene estar del lado de las víctimas se haya unido a la corrupción de caracterizó toda esta causa judicial desde que empezó. Escuchar su alegato fue lo más triste y doloroso que sentí a lo largo de este juicio porque, sinceramente, pensé que iba a defender a las 74 víctimas de ese vuelo”.

Por su parte, Ignacio Politzer, hijo de Alejandro Politzer, también dialogó ayer con este matutino e indicó que “el alegato del fiscal a favor de los imputados es una más de las tantas muestras que confirman que nuestro Poder Judicial sólo sirve a los poderosos, que tienen más peso ellos que la vida de nuestros seres queridos”.

Además, agregó que “no sabemos qué tipo de arreglos hubo pero es evidente que el fiscal Elorrio cambió de parecer. El mismo que al iniciar el juicio nos dijo que entendía nuestro reclamo de justicia ahora decidió optar por el camino de la impunidad para que otra vez quede todo en la nada”.

Por último, María Elena Blanco, viuda del piloto Jorge Cécere, a quien las conclusiones del fiscal lo ubican como responsable de la tragedia, señaló que “es realmente increíble que en todo este tiempo y con todas las pruebas a mano el fiscal haya decidido pedir la absolución de los imputados. Fue un verdadero sopapo a las víctimas y nosotros sus familiares”.

La mujer además apuntó que durante el juicio “se realizó un coloquio de peritos, pero que, casualmente todos, menos uno, eran ex empleados de la firma Austral y de la FAA. El informe técnico de la caída del vuelo que realizó Uruguay, porque la nave cayó en su territorio, no fue tomado en cuenta. Obvio que la FAA hizo otro para salvar a su gente y ahora la frutilla del postre la dio el fiscal Elorrio y pidió la absolución de los imputados. Evidentemente hay gente muy poderosa que sigue manejando los hilos de esta tragedia para que no se sepa la verdad. Sólo me queda esperar que el tribunal haga justicia y demuestre que no está comprado”.

Con colaboración Corresponsalía Buenos Aires.

Relacionadas

El pedido de la querella y la continuidad del debate oral

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias