martes 21 de septiembre de 2021
Lluvia ligera 20.4ºc | Posadas

Jonatan Bogado tiene 28 años y fue intervenido en Buenos Aires

Realizaron exitoso doble trasplante a joven sampedrino

A los 2 años una falla en el páncreas le trajo complicaciones en todo su organismo. La donación fue un éxito y espera recuperar su rutina y poder volver a la facultad

miércoles 01 de septiembre de 2021 | 6:05hs.
Realizaron exitoso doble trasplante a joven sampedrino
Jonatan se recupera del trasplante en el Hospital Universitario Saavedra de Buenos Aires.
Jonatan se recupera del trasplante en el Hospital Universitario Saavedra de Buenos Aires.

El sampedrino Jonatan Bogado de 28 años está atravesando uno de los momentos más significativos en su vida tras haber sido trasplantado en forma simultánea del riñón y el páncreas, representando un caso inédito para la localidad.

El paciente es insulinodependiente desde los 2 años, hace uno que se realiza hemodiálisis, todas complicaciones que quedaron en el pasado gracias al gesto de amor de una familia de Eldorado que decidió donar los órganos de su hijo, que falleció a los 14 años.

Son indescriptibles los sentimientos de ambas familias, por un lado los Bogado y por el otro la familia Jakimenko, padres de Erik, quien murió en el Samic de Eldorado el pasado miércoles. Pese al dolor, sus padres decidieron donar los órganos y así mejorar la calidad de vida de al menos ocho misioneros.

La ablación multiorgánica se concretó el pasado jueves y ahí estuvo Jonatan junto a su padre Luis. Así, luego de un año en la lista de espera recibió la feliz noticia del tan anhelado y necesario trasplante.

En este caso, el paciente que ahora tiene 28 años fue diagnosticado con diabetes antes de cumplir los 2. A consecuencia de una grave falla en el páncreas pasó a ser insulinodependiente, medicación con la que convivió desde que tiene memoria.

Hace un año el cuadro se complicó con una insuficiencia renal, siendo necesario someterse a hemodiálisis al menos cada quince días y fue precisamente el 28 de agosto del año pasado cuando surgió la posibilidad de un trasplante.

En septiembre del año pasado le colocaron un catéter y pasó cinco veces por el quirófano para salvar su vista. Con un cuadro bastante delicado, procedieron a realizar en abril de este año todos los estudios necesarios para ser un posible trasplantado. Todas las evaluaciones fueron esperanzadoras y hace poco más de un mes entró entre los primeros en la lista de espera.

"Realmente fue todo muy rápido, de tener una expectativa de espera de dos años, en un año mi hijo tuvo la bendición de recibir, no uno, sino dos órganos: un riñón y el páncreas. El gesto de la familia de Erik es imposible expresar con palabras, es dar vidas. Jonatan está bien, pasó de la sala crítica, a la sala de controles, está contento y es como renacer”, contó en diálogo con El Territorio Luis, padre de Jonatan.

La noticia sobre el operativo de trasplante lo recibieron el pasado miércoles, cuando regresaban de Posadas, justamente de un control médico, y se encontraban en ruta a la altura de Aristóbulo del Valle, por lo que fue casi una odisea llegar a tiempo, teniendo en cuenta que un PCR para Covid-19 no se realiza en esta zona de la provincia y era uno de los requerimientos a cumplimentar.

Pero todo ocurrió en tiempo y forma, y en el horario indicado estuvieron en el Samic de Eldorado ambas familias.

"Fue uno de los momentos más duros, vimos cuando sacaron a Erik de terapia para la ablación, Joni pudo hablar con la familia, la abuela del donante estaba muy conmocionada, es muy difícil describir la valentía, empatía y fortaleza de esa familia. Estamos en contacto con ellos, mi hijo después de ser trasplantado les envió audio y ese contacto creo que les llena de fuerzas", señaló a punto de quebrarse Bogado, que también es ex Combatiente de Malvinas.

Una vez finalizada la ablación multiorgánica en Eldorado, que estuvo coordinada por el Centro Único Coordinador de Ablación e Implante de Misiones (Cucaimis), el paciente fue trasladado hasta el Hospital Universitario Saavedra de Buenos Aires, donde se realizó el trasplante. La cirugía se extendió desde las 9 hasta las 17 del pasado jueves 26 de agosto.

"Fueron muchas horas esperando por novedades, mantuve la calma, siempre confiando en Dios. A las 17.30 me dieron el primer parte, mi hijo estaba bien. Estuvo en la sala crítica, hasta que fue evolucionando, yo pude entrar a verlo, estaba consciente, no podía hablar pero me hacía gestos de que estaba bien”, detalló el padre del trasplantado.

Desde el jueves, el cuadro del paciente evolucionó de forma favorable, comenzó a hablar, a alimentarse y reapareció esa grata sensación de una nueva vida, anhelando culminar su carrera de Enfermería. El domingo a las 23 superó la etapa crítica y ahora se encuentra en una sala de cuidados intensivos, mostrándose alegre.

Para la familia, que lo vio luchar durante toda su vida contra una enfermedad crónica que con el tiempo provoca serios deterioros en los demás órganos, sólo le quedan palabras de agradecimiento a los familiares del donante, a los profesionales que participaron en cada etapa y en especial a Dios, impulsando la donación de órganos.

"Verlo bien es una alegría enorme, creo que Dios obró grandemente, el valor de la familia de Erik es sólo un ejemplo de la importancia de donar órganos, es dar vida, en este caso a mi hijo y a otros misioneros, no tenemos palabras para agradecer", finalizó Bogado. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias