viernes 24 de septiembre de 2021
Cielo claro 17.4ºc | Posadas

Rodolfo Barreto está acusado de abuso sexual

El Directivo del Pami detenido declaró que era novio de la denunciante

El funcionario de Pami denunciado por abuso sexual en perjuicio de una empleada de limpieza declaró ayer en audiencia indagatoria. Añadió que era “novio” de la joven

martes 31 de agosto de 2021 | 6:06hs.
El Directivo del Pami detenido declaró que era novio de la denunciante
Tras entregarse el viernes, Barreto volvió a ser trasladado ayer al Juzgado de Instrucción Uno. Foto: Sixto Fariña
Tras entregarse el viernes, Barreto volvió a ser trasladado ayer al Juzgado de Instrucción Uno. Foto: Sixto Fariña

Rodolfo Antonio Barreto (37), el funcionario del Pami Misiones denunciado por abuso sexual en perjuicio de una empleada de limpieza, declaró ayer ante la Justicia que el hecho se trató de una relación sexual “consentida” y que era “novio” de la víctima, tras lo cual regresó a su celda y continuará detenido mientras avance la investigación.

Tal como estaba previsto, el hombre fue trasladado ayer a la mañana hasta la sede del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas para comparecer en audiencia de declaración indagatoria ante el magistrado Marcelo Cardozo.

En esa instancia, el funcionario apuntado tenía la posibilidad de brindar su versión de los hechos o bien abstenerse de declarar, tal como lo ampara su derecho y sin que ese silencio le signifique presunción de culpabilidad alguna.

Y la opción elegida fue la primera. El hombre aceptó tomar la palabra y se defendió. Según consignaron fuentes consultadas por El Territorio, ante las autoridades Barreto aseguró que el hecho denunciado como abuso se trató de un acto sexual “consentido” y añadió que con la víctima lo unía una relación de “novios” desde junio, aproximadamente.

En la misma audiencia, el hombre fue notificado del hecho que se investiga, de los elementos e indicios que obran en su contra y de su imputación formal por el delito de “abuso sexual con acceso carnal”, por lo cual continuará detenido mientras avance el proceso.

Ahora los pesquisas deberán corroborar si la declaración de Barreto se sustenta en elementos probatorios o si simplemente se trata de una coartada o estrategia defensiva para alivianar su situación procesal.

La denuncia

Su palabra dista mucho del testimonio que la víctima dio en su denuncia radicada el 20 de agosto ante la Comisaría de la Mujer zona Centro y luego ratificada el 26 de agosto ante la Justicia.

Como viene publicando este matutino, la mujer había indicado que el abuso había ocurrido dos semanas antes de la denuncia, cuando ingresó a limpiar la oficina de Barreto en el tercer piso del edificio del Pami sobre calle Salta, donde el acusado cumplía funciones como director de Recursos Humanos desde el año pasado.

Según detalló, cuando ella ingresó a la oficina el hombre cerró la puerta, la tomó de los brazos y primero la manoseó, pero después la tumbó sobre un escritorio para concretar la vejación. Después de ello, presuntamente la amenazó con que no contara nada porque podía perder el trabajo e incluso se habría burlado de la situación.

Tras la denuncia inicial, Barreto permaneció exactamente una semana en condición de prófugo de la Justicia. Dejó de presentarse en su trabajo sin justificativo alguno y las labores de búsqueda determinaron que también había retirado sus pertenencias del departamento que alquilaba.

Así transcurrieron los días, entre el escándalo y la indignación, hasta que el viernes de la semana pasada se entregó. Desde ese preciso momento Barreto quedó privado de su libertad y así continuará hasta que la Justicia avance con todas las medidas correspondientes para la recolección de pruebas y determine si hay elementos suficientes como para dictarle prisión preventiva.

Barreto ocupaba el mencionado puesto jerárquico desde el 2020 y ya registraba causas por hechos caratulados como “amenazas” y “resistencia a la autoridad”.

Al margen de ello, también habría sido acusado en varias oportunidades por maltrato laboral y fue protagonista de un incidente público en septiembre del año pasado cuando agredió a un periodista de un medio local en medio de un acto de entrega de viviendas en el barrio Itaembé Guazú de Posadas.

Claves del caso
Denuncia. La acusación contra Barreto fue radicada el 20 de agosto. La joven narró que ingresó a limpiar la oficina del hombre, pero fue encerrada, manoseada y violada.

Defensa. Barreto aseguró que se trató de un acto sexual “consentido” y que con la víctima lo unía una relación de “novios”. La Justicia debe corroborar si la versión es verídica o si es una simple coartada.

Prófugo e imputado. El hombre permaneció en condición de prófugo 7 días, hasta que el viernes pasado se entregó. Ayer fue formalmente imputado por abuso sexual con acceso carnal.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias