sábado 18 de septiembre de 2021
Cielo claro 30.7ºc | Posadas

Se trata de una bajante histórica

Permanece bajo el caudal del Paraná y comunas siguen alertas

Algunos municipios de Misiones se abastecen de ese río para obtener el agua potable. En Montecarlo, por ejemplo, esta particularidad atrajo a los turistas

domingo 25 de julio de 2021 | 6:04hs.
Permanece bajo el caudal del Paraná y comunas siguen alertas
El río Paraná visto desde el aire en la zona de Puerto Iguazú evidencia la bajante desde sus costas. Foto: Nicolás Oliynek
El río Paraná visto desde el aire en la zona de Puerto Iguazú evidencia la bajante desde sus costas. Foto: Nicolás Oliynek

El río Paraná registra su mayor bajante en 77 años y desde el gobierno nacional pidieron limitar el consumo del agua en siete provincias que son alcanzadas por esta importante vía fluvial, entre ellas Misiones.

Lo cierto es que la tierra colorada atraviesa una sequía hace largo tiempo y que podría extenderse por otros largos meses poniendo a los municipios ante una crisis hídrica.

En ese contexto, los directivos de la Cooperativa de Servicios Públicos de Puerto Esperanza están preocupados y a la vez ocupados ante la emergencia hídrica que está sufriendo la población por la bajante pronunciada del río Paraná en todo su curso. Es que la cooperativa se surte del vital líquido desde allí, donde se encuentra un pontón flotante desde donde los motores bombean a una cisterna de rebombeo.

“La situación es preocupante. Estamos poniendo todo el empeño para paliar la situación. En la medida que baja el nivel del río se va complicando, ya que tenemos que estar reubicando constantemente el pontón con los motores en el cauce, lo que conlleva mucho trabajo y agregado de metros de manguera y otras instalaciones anexas. Aquí debemos destacar que las gestiones realizadas ante el Instituto Misionero de Agua y Saneamiento (Imas), y la Nación, están dando sus frutos con importantes aportes”, comentaron.

En el caso del Imas, les enviará una bomba con capacidad para 250 metros cúbicos/hora, y mangueras de alta presión de 160 milímetros, para extender otros 30 metros la toma de agua. Por último, destacaron el gran trabajo que viene realizando el personal de la cooperativa en esta instancia, como así el incondicional apoyo con personal y máquinas del municipio. “Los pronósticos provenientes del Servicio Meteorológico Nacional y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación no son halagüeños, por lo que debemos estar muy atentos”, dijeron.

Mientras que en Puerto Iguazú, la bajante del río Paraná impacta fuertemente en el río Iguazú, desde donde se abastece el municipio para dar agua a los vecinos. Sin embargo, la Ciudad de las Cataratas logró adaptarse al bajo caudal de agua y abastecer a la ciudad con la modificación del sistema de captación de agua cruda.

El primer registro de bajante abrupta del caudal del río Iguazú se registró el viernes 2 de marzo cuando en cuestión de horas la altura del río se redujo de 9,90 metros a tan solo 6, dejando a todo el sistema de captación de agua potable fuera del cauce del río y a la toma de agua fuera de servicio; dos días después el caudal del río aumentó pero desde la empresa prestataria del servicio no imaginaron que esta situación volvería a presentarse e incluso extenderse en el tiempo.

Actualmente se registra un curioso fenómeno, mientras el caudal del río Iguazú inferior (después de las Cataratas, en la zona del puerto local) se mantiene en cuatro metros (lo normal son once metros), el caudal en Cataratas es superior a los 1.200 metros alcanzando el pico de 1.660 metros cúbicos el viernes. Este fenómeno se debe a que el río Iguazú inferior se escurre con mayor facilidad porque no es represado por el Paraná, que se mantiene bajo, y no permite que el Iguazú crezca.

Por su parte, desde la Prefectura Montecarlo informaron que la altura del río Paraná en la zona está fuera de escalar, pero aún no afecta la normal navegación por el canal. Por otro lado, hay recomendaciones sobre los pasos críticos que son las zonas de la Isla Caraguatay, el Campestre y el Bairuzu.

Si bien la bajante es importante, favoreció al turismo ya que la vista de la Isla Caraguatay es imponente desde cualquier ángulo y muchos se animaron a llegar a una zona de pedregal, que debido a la bajante, permite ubicarse a escasos metros de costa paraguaya.

La costa del río Paraná desde Caraguatay hasta el puerto de Montecarlo tiene playas de piedras y arena que permite recorrer caminando, algo que no se ve hace muchos años en la zona.

Situación Ituzaingó
En Ituzaingó, la vecina localidad correntina, desde la Comisión Vecinal de Saneamiento (Covesa), pidieron a los vecinos ser cuidadosos con el uso del agua potable a raíz de la crisis hídrica, producto de la bajante del Paraná.

En el comunicado, explican “que en diferentes ciudades las tomas quedaron expuestas en la superficie, lo que complica sobremanera la provisión del servicio. Teniendo en cuenta que se trata de un fenómeno natural, no podemos estimar su duración, por lo que conviene, como siempre, tener en cuenta las recomendaciones para el buen uso y ahorrar agua en el consumo diario”.

La ciudad balnearia nunca registró inconvenientes en cuanto a provisión de agua en los domicilios, sin embargo ante el panorama incierto desde la Covesa piden tener cierto recaudo ante el fenómeno natural.

En contacto con El Territorio, el ambientalista Luis Martínez habló sobre la bajante e indicó que “hay muchos factores por la que se da esta bajante histórica en el río Paraná, uno es la falta de precipitación en las altas cuencas y tampoco se da en nuestra zona y si las hay no son lo suficiente como para que el Paraná retome su ritmo normal; también debemos resaltar la extensa deforestación que hay, eso también incide mucho en la sequía; también la desertificación del suelo, el mal uso que hacemos del suelo, todo esto tiene incidencia directa de manera negativa hacia el ambiente”, explicó.

También señaló que la bajante pone en peligro a la fauna íctica que está más expuesta y pone en riesgo a extinguirse si en los próximos días o meses no cambia la situación, “lamentablemente veremos distintas consecuencias para el ecosistema que alberga el río Paraná”, cerró.

Con la información de corresponsalías de Puerto Esperanza, Puerto Iguazú, Montecarlo e Ituzaingó

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias