martes 21 de septiembre de 2021
Tormenta con lluvia ligera 18ºc | Posadas

Investigación por la muerte de Valentina Patiño (51) y Lázaro (6)

Pericias confirmarían que madre e hijo fallecieron tras el despiste

Si bien restan saber los resultados de la autopsia, no se encontraron elementos para probar la participación de un tercero en el accidente de la camioneta Ford Ecosport

sábado 24 de julio de 2021 | 6:03hs.
Pericias confirmarían que madre e hijo fallecieron tras el despiste
La camioneta fue encontrada el jueves a la siesta sobre el kilómetro 1517 de la ruta nacional 12. Foto: Federico Gross
La camioneta fue encontrada el jueves a la siesta sobre el kilómetro 1517 de la ruta nacional 12. Foto: Federico Gross

Mientras la Justicia aguarda los resultados de las autopsias a los cuerpos de Valentina Patiño (51) y su pequeño hijo Lázaro (6), las últimas pericias realizadas en torno a la mecánica del accidente no hacen más que descartar la participación de un tercer vehículo en el siniestro. Y si bien hasta el momento no se puede precisar por qué motivo la mujer perdió el control del volante de su camioneta Ford Ecosport, para los investigadores todo se encarrila en un siniestro vial que no tendría ningún elemento que pudiera hacer suponer otra hipótesis.

Según indicaron voceros que entienden en la investigación, los trabajos de campo que se hicieron por parte de peritos de la División Científica de la Unidad Regional III sobre el kilómetro 1517 de la ruta nacional 12, donde ocurrió el hecho, no hallaron rastros de frenadas recientes más allá de la marca que dejó la camioneta de la venezolana antes del despiste.

Tampoco se advirtieron marcas de la presencia de otro vehículo que pudiera haber tenido participación en el accidente.

En paralelo a esto, ayer se aguardaban los resultados de la autopsia y que tienen como fin determinar, entre distintos aspectos, la causa de muerte. Si bien se sabe que ambos cuerpos registraban lesiones de consideración producto de la caída del vehículo al arroyo Caraguatay, lo que se busca establecer es si las víctimas fallecieron producto de los golpes. O bien lo hicieron por ahogamiento, debido a que la camioneta se encontraba sumergida en el mencionado cauce.

Por otro lado, sobre los últimos minutos de las víctimas antes de perder contacto con sus allegados, trascendió que un amigo al que había ido a visitar la mujer junto al pequeño en la zona de Colonia Guatambú durante la tarde del martes 20 de julio declaró que esa noche la mujer y el niño se marcharon en la Ecosport ya que debían ir a la casa de otra amiga. Incluso la Policía tomó declaración testimonial a dos hijos del dueño de casa quienes ayudaron a Valentina a llegar hasta la ruta.

A partir de estos testimonios los pesquisas descartaron que la mujer haya tenido algún tipo de situación conflictiva esa noche. Y que si bien la conductora decidió tomar el camino más largo para llegar a su vivienda en la localidad de Montecarlo, esto se analiza que se dio por la seguridad que le generaba dicho camino a Valentina.

En relación al momento del accidente, todos los elementos que se tienen hasta ahora apuntan a que el despiste se produjo ese mismo martes por la noche.

Búsqueda desesperada
Desde el miércoles, y tras registrar varias horas sin dar señales de su paradero, Carla Rojas, una amiga de Valentina decidió denunciar la desaparición de la mujer y su hijo Lázaro.

En cuestión de horas, la Policía de Misiones desplegó un fuerte operativo de búsqueda para dar con la madre e hijo. Y con ello se concretaron distintos trabajos de rastrillaje por distintos puntos de Montecarlo.

Aunque en horas del mediodía del jueves, mediante el aporte de un grupo de trabajadores de una obra cercana al lugar del siniestro, la Policía ubicó la camioneta de Valentina sumergida dentro del arroyo Caraguatay.

En cuestión de minutos, el padre del niño, un conocido guía de la localidad de Puerto Iguazú, se presentó en la zona y confirmó la tragedia. Los cuerpos fueron extraídos por efectivos policiales y Bomberos Voluntarios y reconocidos por quien denunció su desaparición.

Según pudo averiguar este matutino, Valentina y Lázaro se habían instalado en Montecarlo hace más o menos cinco meses. La mujer residía en una zona céntrica de la localidad y cumplía funciones como gerente de Recursos Humanos de la Cooperativa Agrícola de Montecarlo. En ese rol se desempeñó siempre desde que llegó a Misiones hace más de una década.

Si bien hacía años que trabajaba en la entidad, en principio su tarea era dos veces a la semana, por lo que viajaba constantemente a Puerto Iguazú, donde residía con su pareja. Luego se separó -hace más o menos tres años- y la cooperativa le ofreció trabajar de lunes a viernes.

Valentina no tenía familiares en Argentina, padres y un hermano, su única familia, fallecieron en Venezuela.

 

En cifras

39 Fue la cantidad de horas que estuvieron desaparecidos madre e hijo. La última comunicación que se tuvo con ellos fue el martes 20 de julio por la noche.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias