domingo 16 de mayo de 2021
Cielo claro 20ºc | Posadas

Hoy a las 11 en el Club Social de Oberá

El colono Kattz contará su versión de los hechos

El accionar del colono despertó un mayoritario respaldo social, aunque estuvo preso seis días. Según su defensa contó con todas las garantías y la cuestión se resolvió dentro de los plazos

lunes 19 de abril de 2021 | 6:05hs.
El colono Kattz contará su versión de los hechos
El productor de 65 años recuperó la libertad el viernes. Foto: Daniel Villamea
El productor de 65 años recuperó la libertad el viernes. Foto: Daniel Villamea

Como es costumbre en la chacra, cenaron temprano y luego acostaron al nieto de 7 años que se quedó a pasar el fin de semana con ellos. Así llegaba a su fin otro día, entre labores y familia. De pronto los perros ladraron y se escuchó que alguien aplaudía. Fue el inicio de una secuencia dramática, inolvidable en la vida de Héctor Kattz (65).

El productor tealero y su esposa, Laura Laumann (58), salieron a ver quién llamaba y se toparon con dos hombres vestidos con ropas oscuras y cascos.

Uno se adelantó. Más tarde se confirmaría que se trataba de Sergio Gustavo Presti (31), quien les manifestó que él y su compañero tuvieron un problema mecánico con la motocicleta que los trasladaba, señalando al otro que sostenía el rodado, un par de metros más atrás.

Presti les preguntó que si podía dejar la moto ahí, en el corredor, hasta el otro día cuando volverían a buscarla con algún otro vehículo. El dueño de casa le dijo que sí, que no había problemas, solidario como son los colonos de Misiones.

De ahí en adelante todo se sucedería muy rápido. Presti hizo un ademán como para pasarle la llave de la moto y en la otra mano exhibió un arma de fuego y le dijo que era un robo.

Kattz no tuvo tiempo de analizar los riesgos, actuó con las pulsaciones a mil, corajudo y decidido a todo para proteger a su esposa y a su nietito, su bien más preciado.

Corrió hacia el interior de la casa, giró a la derecha hacia su habitación y ahí tomó el revólver que siempre tuvo arriba del ropero. Sujetó fuerte la empuñadura del 22, miró por el pasillo y caminó tres pasos, desde donde vio que el ladrón se aproximaba por la puerta, arma en mano.

Muestras de apoyo

Kattz gatilló una vez y la bala no salió -declaró después-, volvió a gatillar y el otro cayó. Después empezó otra historia y estuvo preso varios días, aunque para muchos es un héroe, como quedó plasmado en sucesivas movilizaciones donde reclamaron su liberación y también en las redes sociales, donde se comentó mucho al respecto.

Incluso el último viernes, cuando fue trasladado hasta el Juzgado de Instrucción Dos de Oberá para notificarse de la excarcelación concedida por el magistrado Horacio Alarcón, el imputado fue saludado por algunas personas que se hallaban en el lugar por otros trámites.

“Fuerza, don Kattz, no afloje. Hizo lo que muchos quisiéramos hacer con los chorros”, le manifestó un hombre en la escalera de acceso a la sede judicial, al tiempo que lo palmeó en la espalda.

Ya en el municipio de Salto Encantado, recogió sus pertenencias de la comisaría local y, a la salida, fue vitoreado por familiares y vecinos que se acercaron al lugar para brindarle su apoyo.

Después transcendieron fotos donde se lo ve portando una bandera argentina y está rodeado por los jefes de la Unidad Regional XI de Policía, quienes se mostraron solemnes y hasta conmovidos ante la espontaneidad del homenaje comunitario.

Pero antes permaneció seis días tras las rejas imputado por homicidio simple con exceso en la legítima defensa y tenencia ilegal de arma de fuego.

Si bien muchos pidieron su liberación inmediata con el argumento de que actuó en defensa propia y de sus bienes, lo cierto es que mató a un hombre y la Justicia tuvo que seguir una serie de pasos legales para resolver su situación procesal.

“Mi cliente tuvo todas las garantías en el marco del proceso y la cuestión se resolvió dentro de los plazos lógicos”, reconoció Luciano Luna, codefensor de Kattz.

Hoy conferencia de prensa

El productor tealero fue excarcelado el viernes y abandonó la sede judicial sin brindar declaraciones. En tanto, desde la defensa anticiparon que Kattz y su esposa brindarán hoy una conferencia de prensa, desde las 11 en el Club Social de Oberá, en avenida Sarmiento 980. Durante el fin de semana el colono se refugió en sus afectos y aprovechó para descansar.

“Es como cuando alguien vuelve del cementerio de enterrar a un ser querido y tiene que elaborar el duelo. Algo así le pasa porque vivió una situación límite”, remarcó el viernes el codefensor Claudio Katiz.

Aseguró que su cliente “nunca estuvo preso, nunca tuvo una causa penal y, en general, la gente de la chacra no sabe lo que es estar detenido ni compartir la celda con marginales. Tuvo que compartir varios días con drogadictos, ladrones y eso no es fácil para una persona como él”, por ello la necesidad de recluirse luego de un afrontar un trance de tal magnitud.

A pesar de ser liberado, el colono seguirá supeditado al expediente. En tanto, desde la defensa aguardan una serie de pericias pendientes y anticiparon que apuntarán al sobreseimiento definitivo, para lo cual la autoridad judicial debería eliminar la imputación de exceso en la legítima defensa.

Al menos hasta el momento, para la Justicia de instrucción habría elementos para avalar la versión de Kattz -ratificada por su esposa- que indica que actuó en defensa propia para disuadir a Presti, quien irrumpió en su propiedad junto a un cómplice con intenciones de robo, circunstancia en la que el dueño de casa se defendió y le ocasionó la muerte de un disparo en la frente efectuado desde unos dos metros, como estableció la autopsia.

Instinto y fatalidad

Precisamente, desde un primer momento, Kattz argumentó que sólo quiso repeler a los presuntos delincuentes que el sábado pasado irrumpieron en su propiedad.

En su declaración indagatoria ante el juez Alarcón indicó que los malvivientes llegaron alrededor de las 21, golpearon las manos y mencionaron que tuvieron un problema mecánico en la moto que los trasladaba, lo que resultó ser un ardid para asaltarlos.

Según afirmó el imputado, su esposa fue quien salió primero de la vivienda y él la siguió. Los desconocidos tenían cascos y manifestaron que dejarían la moto hasta el otro día, cuando volverían a buscarla.

En ese lapso Presti se acercó al productor como para entregarle la llave del rodado, instancia en la que exhibió un revólver y le dijo que se trataba de un asalto.

En esa situación extrema ganó el instinto y corrió hacia el interior de su casa para buscar su arma, mientras su mujer se quedó afuera rodeada por los dos ladrones.

Una vez adentro de la casa, Kattz tomó su revólver calibre 22 y disparó un tiro hacia afuera con la intención de disuadir y “darles un susto a los ladrones”, graficó, si imaginar que la bala impactaría en la cara del asaltante, quien tenía puesto un casco.

Al escuchar el estruendo y ver desplomarse a Presti, el segundo ladrón se dio a la fuga a pie. En la continuidad de las pesquisas, el último miércoles detuvieron a Nazareno R. (31), el presunto cómplice, quien aún no fue indagado.

En consecuencia, por el momento es una incógnita qué dirá sobre los hechos que se investigan y en qué rol se ubicará al brindar su testimonio.

Fundamentos de la excarcelación
Por el momento, Héctor Kattz está imputado por delitos que tienen un máximo de cinco años de prisión, lo que favoreció su liberación, aunque el proceso continúa.

En diálogo con El Territorio, el abogado Luna precisó que “la excarcelación se basó en el testimonio de don Kattz y el de la esposa, que fue un testigo crucial. También se consideró el relevamiento de la Policía Científica en el lugar del hecho y el informe de la autopsia”.

Y agregó: “Para nosotros está claro que se defendió de un asalto. Fue una víctima de las circunstancias que le tocó padecer junto a su esposa. Además, se trata de un hecho que marcará un antes y un después en su vida”.

Consultado sobre si su cliente le manifestó algún temor a posibles represalias, Luna mencionó que “al menos hasta ahora no lo explicitó, pero se nota que él y la familia están muy preocupados por la situación vivida”.

Por su parte, el codefensor Katiz insistió con un dato que, al menos por el momento, no pudo se confirmado oficialmente: que Presti estaba preso en Buenos Aires y fue liberado en el marco de la pandemia de Covid-19, cuestión desmentida por la familia del fallecido.

“Este es un caso que puso en relevancia una problemática que hay en la provincia y en el país por los robos a los productores y la liberación masiva de presos. Entonces se está poniendo blanco sobre negro y es necesario aborar el tema con seriedad”, indicó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias