miércoles 12 de mayo de 2021
Cielo claro 16.2ºc | Posadas

La víctima falleció en noviembre de 2019 en un caso de gatillo fácil en El Soberbio

Gatillo fácil: Anulan la prisión preventiva de policías en el Soberbio

La Cámara de Apelaciones giró el expediente al Juzgado de San Vicente por falta de fundamentación en los motivos expuestos para la extensión del período de detención

miércoles 31 de marzo de 2021 | 6:06hs.
Gatillo fácil: Anulan la prisión preventiva de  policías en el Soberbio
El hecho se produjo el 13 de noviembre de 2019 en un camino vecinal del paraje San Ignacio.
El hecho se produjo el 13 de noviembre de 2019 en un camino vecinal del paraje San Ignacio.

Los miembros de la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Misiones anularon la prisión preventiva para los dos efectivos policiales implicados en el asesinato de Reinaldo Andrade (37), que murió en noviembre de 2019 a causa de un disparo que recibió en la cabeza durante una supuesta persecución en la localidad de El Soberbio.

Según consignaron fuentes judiciales consultadas por este matutino, el veredicto se basó en lo que consideraron los camaristas una falta de fundamentación de los motivos que se expusieron para avalar el auto de extensión del período de detención de los dos implicados que tiene la pesquisa: Matías Lohn (23) y Fabio Boges (23).

“Se debió a una falta de fundamentos por lo que el expediente vuelve al juez original para que dicte una nueva resolución merituando si aún persisten los riesgos procesales para mantener la detención”, indicó un vocero consultado por este medio.

De esta manera, el expediente fue girado nuevamente la Juzgado de Instrucción Tres de San Vicente, a cargo del magistrado Gerardo Casco, quien deberá resolver nuevamente la situación de los acusados.

La apelación que propició este nuevo fallo fue presentada a finales del año pasado por los abogados defensores de Lohn. Y la resolución de los camaristas fue notificada la semana pasada.

Cabe recordar que este es el segundo veredicto que da la Cámara de Apelaciones de la Misiones en torno a este hecho. En la primera oportunidad se ratificó que la causa que se investiga se enmarca en un caso de gatillo fácil.

Es que el tribunal de alzada confirmó la calificación por homicidio calificado por ser integrante de una fuerza de seguridad y agravado por el uso de arma de fuego a Lohn,  y como partícipe necesario en el delito de homicidio calificado por ser integrante de una fuerza de seguridad al oficial Boges.

Así, se descartó el cambio de calificación solicitado por los abogados defensores, que buscaban que sean investigados por homicidio en legítima defensa o en subsidio exceso en la legítima defensa, figuras que contemplan el beneficio de la excarcelación.

Presunta persecución

El asesinato de Reinaldo Andrade se produjo el 13 de noviembre del 2019, en un camino vecinal del paraje San Ignacio, en El Soberbio. Tanto Lohn como Boges formaban parte del Comando Radioeléctrico local y ese día estaban de franco en un vehículo particular.

Durante la reconstrucción de lo sucedido en sede judicial ambos manifestaron que esa jornada, en una estación de servicio de la localidad, notaron la presencia de un Volkswagen Voyage al que ligaron al contrabando en la zona.

Allí comenzaron una persecución que los llevó hasta el lugar del hecho, donde -siempre según su versión- se interpuso el auto que conducía Andrade -un Gol Trend- y se produjo un choque.

Lohn, el sindicado como presunto homicida, expresó que vio cómo Andrade manipulaba un arma y entonces disparó para proteger su vida y la de su compañero.

Sin embargo, la autopsia señaló que el tiro ocurrió desde corta distancia.

Andrade viajaba con otras dos personas, que declararon en la causa como testigos, es decir que no están acusados de ningún delito.

Uno de ellos, cuya identidad se reserva, dio declaraciones exclusivas a este matutino, palabras que luego ratificó en sede judicial.

El testigo comentó que Andrade y su otro amigo estaban tomando cervezas y se dirigían a una chacra cerca del lugar, cuando uno de ellos pidió que el auto se detenga para orinar.

Minutos después, la persona que hizo sus necesidades volvió a sentarse en el vehículo y al instante los ocupantes sintieron el impacto del Ford Focus en el que iban los policías.

El Trend -dijo- después quedó acelerado y se salió de la calle, por lo que considera que el disparo ocurrió inmediatamente después del siniestro y la víctima quedó inconsciente apretando el acelerador.

Cuando los acompañantes se reincorporaron, Andrade ya tenía la herida de bala en el cráneo.

Siempre según la versión a la que tuvo acceso este medio, no hubo intercambio de palabras entre la víctima y los efectivos policiales antes de toda esa secuencia y fueron los policías los que retiraron el cuerpo del auto.

Después, vecinos de la zona se encargaron de llamar a la ambulancia.

Los dos civiles quedaron en shock y casi no hablaron. El cuerpo de Andrade, en tanto, entró al hospital local cerca de las 17.45, mientras que la comisaría local fue notificada del hecho recién a las 18.

Por “irregularidades” detectadas, después la cúpula de la Unidad Regional y del Comando Radioeléctrico para el cual trabajan los imputados fueron removidas por orden de Jefatura de Policía.

Respecto del arma que supuestamente tenía Andrade, se incautó un revólver calibre 38 y un pistolón en la escena. Los dos testigos afirman que no las portaban, señalando que fueron plantadas en el lugar por la propia Policía. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias