domingo 29 de noviembre de 2020
Lluvia moderada 26ºc | Posadas

“Podemos entrenar en nuestras casas, pero no es lo mismo”

viernes 20 de marzo de 2020 | 5:00hs.
“Podemos entrenar  en nuestras casas,  pero no es lo mismo”
Al igual que la gran mayoría de los futbolistas profesionales en el mundo, Horacio Ramírez, el arquero misionero de Almagro, se encuentra atravesando una etapa de encierro junto a su familia en la localidad de Lanús, en Buenos Aires. 
En medio de la incertidumbre que reina por estos días en todos los ámbitos, el posadeño que fue titular con su equipo el lunes pasado en el triunfo ante Chacarita, le contó a El Territorio cómo vive junto a su familia estos días de aislamiento y lo que le tocó vivir el fin de semana pasado cuando aún no se había parado la pelota y tuvo que salir a jugar obligado. 
“Estamos tratando de llevar lo mejor posible este momento complicado para todos. El fin de semana pasado nos pusimos de acuerdo en no jugar, pero como ya había arrancado la fecha tuvimos que hacerlo el lunes. Fue difícil jugar al 100 por ciento porque la cabeza estaba en otro lado, pero por suerte ganamos un partido importante. Ahora estamos encerrados y tratando de prevenir desde donde nos toca. Estamos licenciados hasta el 31 de marzo, pero no sabemos cómo seguirá todo”, comentó el ex arquero de Crucero. 
“Ojalá que el virus no se expanda como se expandió en Europa. Esperamos que no se expanda porque va a ser preocupante no sólo para nosotros, sino para todos”, agregó. 
En otro tramo de la charla con el programa Más en Radio, que se emite de lunes a viernes de 18 a 19 por Radioactiva (FM 100.7), el arquero que viene de jugar en Colombia contó que no sólo están preocupados por el coronavirus, ya que también deben cuidarse del dengue, otra de las enfermedades que tienen en vilo a gran parte de la sociedad argentina. 
“Entre los jugadores más grandes nos pusimos de acuerdo para empezar a tomar recaudos y prevenir. Es mucha la gente que está expuesta en un partido de fútbol. También estamos atentos y preocupados por el tema del dengue, que si bien acá no está tan complicado como en Misiones, también hay muchos casos. Entre todos tratamos de prevenir porque no esto no es joda”, enfatizó. Y luego contó que “el año pasado tuvimos un compañero con dengue y no queremos que le agarre de nuevo. Con el tema del mate también cambiamos el hábito, cada uno lleva su mate. Tratamos de prevenir. Yo tengo mis viejos y una hermana en Posadas y también una hermana en España y ella nos cuenta que la situación allá es desesperante”. 
El tiempo le dio la razón a River
La polémica del fin de semana pasado fue la no presentación de River ante Atlético Tucumán por la 1ª fecha de la Copa de la Superliga. Por iniciativa propia, el Millonario no se presentó para proteger a sus jugadores y para el misionero Ramírez lo que hizo River estuvo bien y el tiempo le dio la razón unos días más tarde. 
“Se veía venir esto, que iba a parar todo el fútbol. El tiempo le terminó dando la razón a River y está perfecto lo que hicieron. En esos partidos que se jugaron todos estuvimos expuestos”, aseguró.
Al igual que la mayoría de los clubes, Almagro le dio a Horacio Ramírez y a sus compañeros de plantel un plan de entrenamiento para realizar en sus hogares durante estos días de parate, aunque el arquero que cumplirá 36 años mañana no es demasiado optimista en cuanto a la vuelta del fútbol, al menos en el corto plazo. 
“Nos dieron un plan de entrenamientos para que lo hagamos en nuestras casas, pero no es fácil. Supongamos que si volvemos a entrenar el 1° de abril y tenemos que jugar el 7 no será fácil por la falta de ritmo. Podemos entrenar en nuestras casas, pero no es lo mismo, no todos tenemos el espacio suficiente, son algunos pocos los que pueden tener un gimnasio en la casa”, dijo. 
Pero además de su vida como futbolista profesional, está la parte familiar, otro de los grandes temas por estos días. Horacio tiene dos hijos pequeños y constantemente está buscando alternativas para que los chicos no se aburran, una situación que seguramente se repite en todas las casas en la que viven niños pequeños. 
“Tengo dos hijos chicos y también es un tema sobrellevar esto con ellos, hacemos mil juegos. No prendo mucho la tele y el celular no les doy nunca. Es complicado porque los chicos son intensos, a algunos compañeros les dieron licencias a sus mujeres para que puedan estar con los hijos. En mi casa el único que sale soy yo para hacer algunas compras, mis hijos y mi mujer se quedan”, explicó.
Y para finalizar la charla, habló sobre el momento de su equipo en el torneo de la Primera Nacional, certamen en el que el pasado lunes logró un importante victoria ante el Chacarita del Pampa Biaggio. “Por suerte me tocó atajar en los últimos partidos y mejoramos un poco. Este año nos tocó pelear abajo y hay que poner la cara. Este parate nos viene bien para recuperar a algunos jugadores. Estoy contento por seguir jugando y tener continuidad”, cerró. 

Te puede interesar
Ultimas noticias