domingo 29 de noviembre de 2020
Tormenta 24ºc | Posadas

“El impacto en la economía ya está siendo muy violento”

viernes 20 de marzo de 2020 | 5:00hs.
“El impacto en la economía  ya está siendo muy violento”
Victor Piris

Por Victor Piris [email protected]

Alejandro Rodríguez es misionero, economista y hace dos años reside con su familia en Madrid. Desde ese lugar dialogó con El Territorio para transmitir como está afectando la expansión del coronavirus en la actividad social y económica en España. Recordó que como en Misiones, el turismo es una importante fuente de ingresos para el país europeo. Apuntó que las consecuencias en la economía ya se sienten con mucha virulencia. Para Argentina evaluó que habrá una contracción de actividad y peligro de mayor devaluación por la fuerte caída en el valor de los productos exportables. 

¿Cómo están viviendo el aislamiento sanitario para protegerse del coronavirus en Madrid?
Como toda cosa nueva que nos toca vivir a todos. Rápidamente nos hemos tenido que acostumbrar por la gravedad de la situación, que en pocos días fue escalando en gravedad. Al tener el caso de Italia acá cerca, empezamos a ver cómo se empezó a resguardar la gente y bueno, cuando esto comenzó a tomar otro color nos imaginamos un poco como sería. Pero hasta que no nos tocó vivirlo, no se termina de creer. Es bastante fuerte que aparezca un vehículo con un altavoz diciendo que hay que volver a los domicilios, que hay que estar encerrado.

¿En la ciudad están sufriendo restricciones de alimentos o medicamentos?
No, para nada. Estamos en una zona donde el abastecimiento está garantizado. El transporte funciona y la idea es mantener los negocios de alimentación, frutería, pollería, mantenerlos siempre abiertos, con stock. Hay alguna gente que los primeros días quiso stockearse, pero después eso se normalizó. También hay ciertas restricciones porque no todo el mundo puede entrar a comprar. La gente toma recaudos, se toma distancia, lo mismo pasa cuando uno va a la farmacia o a la panadería o a cualquier local. Hay que hacer fila afuera y con dos metros de distancia entre persona y persona. 

¿Cómo están viendo la afectación a la economía del aislamiento y la paralización de actividades en España?
El impacto ya está siendo muy violento y todavía no se sabe cómo va a ser la afectación total. De alguna manera, esto recién está comenzando. Ni siquiera se ha logrado aplanar la curva de contagios que se van dando, tampoco de fallecidos, con lo cual hasta que no se tenga eso, no se va a poder decir cuándo va a terminar. Y a partir de allí, cómo vamos a volver al mismo punto de donde comenzábamos todo esto. Tenemos que tener en cuenta que lugares como España por ejemplo, tiene un PBI de una gran representación en la parte turística, en eso se puede parecer bastante con lo que puede suceder en Misiones. El golpe es muy fuerte porque de la noche a la mañana, las cancelaciones están a la orden del día. Está todo cortado. Si uno dimensiona eso, una empresa aerocomercial tiene que bajar todos los aviones a tierra, las reservas de hoteles se caen, los eventos que se cancelan, el impacto económico es brutal. 
En España como en Europa hay eventos de todo tipo todo el tiempo, hay congresos muy variados y el impacto de la cancelación es muy importante. En cuanto a las empresas, aquí el 90% son pymes, lo que están sufriendo con este parate es tremendo. No todas las empresas pueden hacer teletrabajo, realmente hay muchas que tienen que cerrar sus puertas.

¿Qué consejos se le puede dar a la gente y empresas para ir pasando esta emergencia?
La gente ahora tiene que aislarse, por supuesto que es difícil y psicológicamente trae sus consecuencias, porque te tenés que encerrar con toda tu familia. Y una cosa es cuando es uno o dos días, pero cuando ya pasa una semana se empieza a poner complicado. Por otro lado, hay que tener mucho cuidado con el gasto que se hace. Eso de salir y de recontra stockearse, puede no ser bueno. Yo creo que al menos un mes vamos a estar recluidos en España. Y ese tiempo es mucho para una actividad parada. 
Y en cuanto a las empresas, yo trabajo como controller de empresas (asesor) y estamos haciendo muchas recomendaciones, desde cómo manejar tesorerías, gastos fijos, de qué tipo de gastos se pueden de alguna manera atenuar. Ciertas medidas que se pueden tomar con los clientes para que, de alguna manera, el consumo se mantenga. Hay que ver la actividad de cada uno, hay actividades que son más proclives a que el parate sea inevitable y otras que se pueden aplicar algunas medidas paliativas. 
A nivel general, si bien es cierto que la gente deja de gastar en un montón de cosas que normalmente se hacen, tiene otros gastos. Puede gastar más luz en su casa, pero se dejan de lado un montón de pequeños gastos que se hacen fuera de la casa. Ya no se sale con el auto, no se hacen arreglos, ahora todo eso te corta. No se puede salir a tomar una cerveza, hay un montón de cosas que se restringen. Hay que manejarse con cautela y tener esperanza de que esto va a pasar. 

¿Cómo ves el futuro de la economía argentina?
Hay mucha incertidumbre porque el valor de los comodities se está desplomando, productos como la soja por dar un ejemplo. Tenemos en cuenta que el mundo va sufrir una debacle bastante importante, las compras van a retroceder en forma muy dura. En Latinoamérica, donde la mayoría de los países son exportadores de comodities, esto va a provocar un impacto muy importante. Y los países que por ahí sufran un poco menos van a ser los que tengan un poco más diversificado su línea de negocios. 
En el caso puntual de Argentina, básicamente es un exportador de comodities y también va a depender de lo que le pase a Brasil, cuya economía está mejorando mucho, hay que ver cuál va a ser el impacto de este virus en su actividad. A nivel general el mundo entero ha recibido un impacto muy importante. En el caso de Argentina es una situación preocupante. 

Ya muchos analistas nos ven en default (sin poder pagar deuda)...
Sí, justamente está muy complicada. Estamos viendo que países mucho más desarrollados están sufriendo. Se espera que Estados Unidos en el segundo trimestre la actividad caiga un 14%, y es EE.UU. Qué podemos esperar para nosotros en Argentina. Estamos hablando de que, con menos ingresos, vamos a tener precios de comodities muy por el piso, realmente vamos a un problema mucho más serio del que tenemos hoy. El problema que tiene el gobierno para poder incrementar sus arcas es tomar deuda o subir impuestos pero no puede hacer esas cosas. Lo único que puede hacer es emitir dinero, que va a terminar generando una espiral inflacionaria más fuerte para adelante. Hay que tener en cuenta que, en toda la región, el dólar ha pegado un salto importante. 

Melconian: “Hay que ayudar al empresario a pagar sueldos”

El economista  y ex presidente del Banco Nación Argentina Carlos Melconian reconoció  en una entrevista al diario La Nación que existe una única posibilidad de acción frente a la crisis del coronavirus en la economía: expandir el gasto social. Y resaltó que lo importante es que se ayude en el medio a que los empresarios puedan bajar costos y que los empleados sigan cobrando sus salarios. 
“No hay lugar a la discusión pelotuda de shock o gradualismo. Esto es shock. No hay ninguna duda de que vamos al gasto fiscal expansivo”, afirmó el economista. La caída en el nivel de actividad, con sectores que ya han visto caídas de hasta el 60% en la demanda, exigen respuestas “prolijas, pensadas y ordenadas” que deben ser ejecutadas “con independencia de ideologías y modelos matemáticos”. La prioridad, dijo también en diálogo con Radio Mitre, es intentar evitar una desplome aún mayor de la economía, con especial foco en el sector privado. 
“Acá se trata compatibilizar la decisión prioritaria, que es sacarnos de las calles, con el uso eficiente de los recursos en una economía que va a estar parada”, dijo el expresidente del Banco Nación, quien enfatizó en dos temas que, a su entender, son prioritarios: “Desde el trabajador, mantener el empleo y su salario. Desde el empresario, el costo”. En ese escenario, insistió en que, antes de considerar una baja o suspensión de impuestos, una medida conveniente es que el Estado asista a los empleadores para cubrir parte del pago de salarios. “El tema central es que los recursos del fisco tienen que ir a matar dos pájaros de un tiro: empleo y salario. Al empresario le dice vos pagá los impuestos y yo te ayudo con el costo salarial”. 
“El empresario tiene costos salariales, impositivos, financieros y los insumos. No se puede entrar en todo. No quiero una rebaja de impuestos sino ayudarlo a que pague los sueldos y pueda descomprimir su colapso en la cadena de pagos”, afirmó Melconian. 
“La contracara del empresario es que no saque una sola persona de su plantel. Porque en este colapso, hay que darle la tranquilidad a la gente de que se puede guardar en la casa pero va a mantener su trabajo y su sueldo. Ese es el tema acá”, agregó. 

Te puede interesar
Ultimas noticias