domingo 29 de noviembre de 2020
Lluvia ligera 26ºc | Posadas

“Quédense en casa, es el único remedio para este virus, no cometan nuestro error”

viernes 20 de marzo de 2020 | 5:00hs.
“Quédense en casa, es el único remedio para este virus, no cometan nuestro error”
“Hago este video para aconsejarles, desde lo más profundo de mi corazón, queridos obereños, que tienen que quedarse en sus casas. Es el único remedio para este virus. No cometan nuestro mismo error, no lo hagan, quédense en sus casas”.
Las palabras le corresponden a Valentina Ferrari D’Agostini, una modelo obereña que desde hace aproximadamente dos años está radicada en la ciudad italiana de Milán y actualmente se encuentra cursando los últimos días de su cuarentena tras contraer coronavirus junto a su novio.
Atenta a su situación personal y al duro contexto que se vive en Milán, una de las zonas más golpeadas por el virus en el mundo, Valentina aprovechó las ventajas de redes sociales y decidió publicar un video que ayude a generar la conciencia que en esta parte del mundo se necesita para contrarrestar el avance de la pandemia.
Según el gobierno italiano, en las últimas 24 horas se reportaron 427 nuevas muertes, por lo cual la cifra total de fallecidos por el virus alcanzó ayer los 3.405, superando así el número de víctimas fatales notificadas en China, país donde se originó la pandemia.
Además, el último informe médico consignó que hay más de 41.000 casos positivos en todo Italia y en entre ese listado se encuentra la misionera Valentina, que ayer dialogó con Radioactiva 100.7 para contar cómo transcurren sus días en cuarentena junto a su novio pero, fundamentalmente, para volver a pedir que en Argentina se tome real conciencia de la problemática.

En cuarentena
“Estamos en el día 13 de cuarentena. Si bien dentro de unos días terminaría la cuarentena que debíamos cumplir, nos quedarían unos días más para asegurarnos de no volver a contraer ese virus, porque estamos muy débiles y está la posibilidad de que uno yendo al supermercado, por ejemplo, pueda agarrar el virus nuevamente y pueda ser aún peor”, aseguró Valentina.
La joven narró que el primero en comenzar con los síntomas fue su novio y que unos cinco días después empezó ella.
“A mí me vino un fuerte dolor de cabeza y yo en general nunca tengo dolor de cabeza. Fue un dolor muy fuerte y súper raro, en la tapa de la cabeza. Luego empecé con fiebre, pero por suerte no fue alta. En mí la más alta fue de 37,6°. A mi novio se le presentó de la misma forma, simplemente que él estuvo con más días de fiebre, tres en total, y la más alta fue de 38,3°, que sin embargo sigue siendo baja por suerte”, relató.
Respecto de cómo pasan sus días encerrados en su casa, Valentina aseguró que ahora comenzaron a tener complicaciones de abastecimiento dado que las compras online están colapsando, pero afortunadamente en estos casos la solidaridad siempre aparece.
“Lamentablemente ahora está más difícil de conseguir las compras online porque ahora es como que se saturó todo, entonces es difícil. La primera disponibilidad que había era para el 3 de abril”, señaló, al tiempo que agregó que “ahora por suerte nos pudimos comunicar con la Cruz Roja y los voluntarios irán al súper a comprar las cosas básicas y nos traerán. También tenemos un súper vecino que los primeros días nos estuvo ayudando bastante”.
Para graficar el nivel de aislamiento, Valentina narró que en estos casos donde otras personas le hacen las compras ellos deben pasarle el dinero por debajo de la puerta para evitar los contactos directos. También contó que andar por la calle es difícil y solamente se le permite movilizarse a aquellos que tengan una “causa justa”.
“La mamá de mi novio, por ejemplo, no puede venir a ayudarnos porque no puede salir de su municipio para entrar al nuestro”, añadió.

Conciencia
La joven señaló que afortunadamente ni ella ni su novio presentaron problemas respiratorios durante esta etapa, pero volvió a destacar la importancia que tiene respetar el aislamiento, que es la única forma de frenar el propagación de este virus, el cual se caracteriza por su fácil transmisión de persona a persona.
El pedido de conciencia toma aún mayor dimensión al pensar que en Italia, por ejemplo, hace apenas una semana el número de muertos por coronavirus era de 1.016, cifra que se triplicó desde entonces debido a la minimización de la problemática por parte de la sociedad, entre otros factores.
Ante ello, a modo de consejo a la distancia y desde el epicentro del drama, pero también a modo de súplica para poder, entre todos, parar esta pandemia, Valentina repitió: “Quédense en sus casas, no comentan nuestro mismo error. Tienen que quedarse en casa por el bien de ustedes, de sus familiares y de sus seres queridos”. 

Te puede interesar
Ultimas noticias