viernes 30 de octubre de 2020
Cielo claro 14.3ºc | Posadas

Firmó un abreviado y evitó ir a prisión tras protagonizar una colisión mortal

sábado 07 de diciembre de 2019 | 6:00hs.
Cantero, ayer en sede judicial, culminando los trámites con sus abogados.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo [email protected]

Mediante un acuerdo entre la defensa y la fiscalía del Juzgado Correccional de Menores Uno de Posadas, un hombre de 28 años firmó ayer por la mañana un juicio abreviado en el cual reconoció su responsabilidad en una colisión entre dos vehículos ocurrida el 26 de febrero de 2012 sobre la ruta nacional 12 que provocó la muerte Héctor Fernando Ledesma (19). La víctima viajaba como acompañante en un Chevrolet Corsa que era guiado por su papá, junto a su madre y otros dos hermanos.
Según pudo saber este matutino en base a fuentes judiciales, Matías Cantero acordó con la fiscal Yolanda Mazal una pena de tres años de prisión en suspenso y otros ocho de inhabilitación total para conducir cualquier vehículo, fallo poco común en la provincia si se tiene en cuenta que se trata de un accidente de tránsito con saldo mortal.
Lo particular de esta investigación es que Cantero recibió en febrero del año pasado -mediante otro abreviado- una condena de cuatro años de cárcel, pero de cumplimiento efectivo, y ocho de prohibición para manejar.
Sin embargo, luego de un cambio de abogados por parte del acusado y una nueva estrategia planteada defensiva, se presentó un recurso de apelación al Superior Tribunal de Justicia (STJ) de la provincia que tuvo fallo favorable en septiembre pasado.
Dicha resolución revocó el veredicto de primera instancia y dispuso que el caso debía ventilarse nuevamente en un debate oral, pero esta vez en el Juzgado Correccional de Menores Uno.
El nuevo juicio estaba previsto que comience el lunes, aunque por distintos motivos finalmente se suspendió sin que esa novedad fuera notificada a las partes.
De acuerdo a lo expresado por las fuentes consultadas, el cambio de pena se debió a un largo trabajo hecho por los abogados Federico Tilli y Cristian Bareiro, quienes tomaron la defensa técnica de Cantero en marzo del año pasado tras la firma del primer acuerdo entre el acusado y la fiscalía.
Sobre esto trascendió que la apuesta de los letrados fue plantear una nueva valoración de los hechos investigados, en donde se pidió considerar que el acusado siempre estuvo a disposición de la Justicia y que en ningún momento entorpeció la pesquisa.
Sumado a que Cantero adquirió una profesión y que actualmente es el único sostén de su familia.
Ahora, resta que el acuerdo sea homologado a mediados de la semana próxima por el magistrado Marcelo Cardozo, quien por subrogancia debía conformar el tribunal unipersonal a cargo del debate.
Sobre esto último cabe recordar que la instrucción del caso fue llevada adelante por el Juzgado Correccional de Menores Dos, a cargo del juez César Jiménez.
A finales de febrero del año pasado, Jiménez corrió vista al acuerdo y dispuso la pena de cuatro años de cárcel para Cantero por 'homicidio culposo en accidente de tránsito y lesiones graves'. Cabe recordar que tras la resolución del STJ y el pedido de un nuevo juicio, el expediente fue remitido al Correccional de Menores Uno, presidido por la magistrada Marcela Leiva. Pero mediante un pedido de inhibición expuesto por la jueza, el caso pasó a manos de Marcelo Cardozo.

Colisión mortal
El accidente que provocó la muerte de Fernando Ledesma ocurrió cerca de las 21 del domingo 26 de febrero de 2012, a pocos metros del acceso a la avenida Ulises López, por ruta nacional 12. El joven viajaba junto a su papá Héctor, su mamá Iris y sus tres hermanos cuando de un momento a otro el Corsa rojo en el que circulaban fue embestido de lleno por el Renault 19 de Cantero.
Fernando falleció prácticamente en el acto a causa de las graves lesiones que le produjo el fuerte encontronazo y su cuerpo debió ser retirado del interior del vehículo tras quedar aprisionado por los hierros retorcidos. En tanto que su papá Héctor, quien manejaba el Corsa, resultó con una grave lesión en una de sus piernas.
Según pudo reconstruir la policía en aquel momento, el examen de alcoholemia hecho al conductor del Renault dio positivo en 0.72 gramos de alcohol en sangre. Incluso, se estableció que habría girado en U instantes antes de la colisión con el auto de la familia Ledesma.
Te puede interesar
Ultimas noticias