“No tiene escapatoria a lo que un tribunal le pueda imponer”

Miércoles 11 de septiembre de 2019
El acusado por el crimen estaba inconsciente en el lugar. | Foto: César Lasso
Ayer se cumplió un año del descubrimiento del impactante femicidio de Natalia Samaniego (25), joven chaqueña estrangulada en un inquilinato de Posadas, donde convivía con Juan Martín Carleris (22), detenido desde entonces como autor del crimen. El cadáver de la joven estuvo una semana oculto en una heladera que les había regalado la madre de la víctima. 
Según detallaron fuentes judiciales con acceso al expediente, la instrucción llevada adelante por el Juzgado de Instrucción Uno, a cargo del juez Marcelo Cardozo, ya está casi finalizada, por lo que se espera que pronto la causa sea elevada a juicio. Solamente restan algunas medidas de pruebas solicitadas por la fiscalía hace un par de semanas. 
Una vez que se complete el requerimiento, la defensa podrá apelar o no la decisión. Carleris, que realizaba tatuajes y cuidaba ancianos, está acusado por femicidio y podría ser condenado a prisión perpetua en caso de ser encontrado culpable. 
En este contexto, El Territorio habló ayer con la madre de la víctima, Teresa Gamarra, quien es abogada y afirmó estar conforme con el transcurrir del proceso judicial. De todas formas señaló que “el trámite no es dinámico y constante como para que se cierre la instrucción este año. Estamos pendientes aún de cosas que se puedan ordenar, ojalá todo esto sirva para cuando se tenga que condenar a este individuo”.
“Esta persona no sólo le anuló la vida a mi hija estrangulándola, sino que también la aniquiló y la puso en la heladera. Eso solamente hace un espíritu muy maligno, este muchacho no tiene escapatoria a todo lo que un juez o un tribunal pueda imponer”, añadió con contundencia. 
La mujer describió a su ex yerno como un “criminal” y advirtió que en cualquier momento podría asesinar a otra persona. Señaló que se lo cruzó en una audiencia, donde llegó “en su normalidad: dinámico, activo, ni siquiera estaba cabizbajo. Me saludó y creo que si mal no escuché balbuceó un pedido de perdón”. 
“Espero que Dios ejerza una perfecta justicia”, solicitó con firmeza en una entrevista con el programa Acá te lo Contamos de Radiactiva. “A Natalia la extraño, me hace mucha falta. Por todo lo que hemos sufrido doy gracias a Dios por haber elevado su alma y no que sufra al lado de esta persona, con el tiempo uno entiende mejor las cosas”, concluyó. 
El cuerpo de Natalia fue hallado por efectivos de la Comisaría Segunda, en el departamento que la pareja compartía en avenida Santa Catalina, casi López y Planes de la capital provincial. Una vecina del lugar advirtió que desde allí salían olores nauseabundos. 
Una vez que ingresaron se toparon con Carleris inconsciente sobre una cama debido a un cuadro de intoxicación de pastillas. Así, al recorrer el pequeño inmueble, los funcionarios advirtieron que el fuerte olor provenía de la heladera, que estaba atada con una sábana. 
Ahí se descubrió lo peor. El cuerpo estaba en un avanzado estado de descomposición, al punto que los profesionales de la Morgue Judicial tuvieron serias complicaciones para realizar la autopsia. De todas formas pudieron determinar que llevaba unos diez días en el lugar, y que murió a causa de una asfixia por compresión manual, es decir, un estrangulamiento.
También se halló una carta dirigida a Lucifer, a quien le ofrecía su alma a cambio de que se lleve el cuerpo de Natalia y no queden pruebas en su contra,  además de “llegar a fin de mes”. Estaba firmada por el acusado, quien también marcó sus iniciales con sangre. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina