“Necesitamos que la sociedad baje los niveles de justificación respecto a la violencia contra los niños”

Jueves 7 de noviembre de 2019 | 10:20hs.
El pequeño de 5 años, horas después de ser rescatado por la Policía en Garupá.
Dennis Prieto

Por Dennis Prieto redaccion@territoriodigital.com

El dramático pedido de ayuda de un nene de cinco años que estuvo solo en su casa dos días conmocionó a la localidad misionera de Garupá y a todo el país.

El hecho se conoció el lunes pasado gracias a la denuncia que presentó una vecina. Jésica, de 22 años. ¿Podés llamar a la Policía para que busque a mi mamá y me busque a mí porque ayer dormí solito?", le dijo. Tenía hambre y estaba sucio, contó a El Territorio.

Más de una semana después, apareció su mamá. "Yo no abandoné a mi hijo, se me terminó mi Sube y tuve que volver caminando a mi casa”. De acuerdo a su testimonio, esa fue la causa por la que demoró en llegar a su casa aunque remarcó que el nene no estaba solo, sino que lo había dejado con su pareja.

Miguel Molina, defensor de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes sostuvo que están monitoreando el caso con el objetivo de cumplir con los derechos del menor en cuestión.

“El niño está muy bien en cuanto a los cuidados y las atenciones, no solamente está en un Hogar Convivencial, sino que dentro de esa misma residencia está en el seno familiar”, indicó en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva.

“Estamos trabajando en conjunto la Defensoría con el Hogar Norberto Haase, eso tiene un tiempo y hay que respetarlo, no podemos invadir al niño”, remarcó.

Molina destacó la labor de la vecina no solo de contener al niño sino también de radicar la denuncia pertinente. “Esta vecina tuvo que insistir, los organismos públicos tenemos mucho para mejorar porque tendría que ser de oficio e inmediata la intervención del funcionario público, cualquiera sea”, consideró.

“Generalmente son las vecinas y maestras las que intervienen, lamentablemente tenemos una cosmovisión de que es un problema más bien familiar y que tienen que solucionarlo ellos, eso no es así”, añadió.

En ese sentido, apuntó: “Necesitamos que nuestra sociedad vaya bajando los niveles de tolerancia y justificación que tenemos instalados culturalmente respecto de la violencia contra los niños”.

“El garante de los derechos de los niños es el Estado, en este caso hubo una intervención oportuna y se está desarrollando por sus carriles normales”, valoró. También hizo referencia a la necesidad de que se disparen los mecanismos de protección, y que sea real y efectiva en la situación de los niños.

Plazos de la institucionalización
En el correo de la Defensoría recibieron solicitudes de todo el país ofreciéndose para cuidar a este niño, afirmó Molina.
“Es muy valioso porque nuestra sociedad tiene ese componente solidario y en buena hora que exista, a cada uno le contestamos sobre los procedimientos legales”, indicó.

“En principio el niño no está adopción, hay que superar una serie de instancias que son mucho más beneficiosas para el niño como ser la revinculación en primera instancia con su familia de origen, de no ser posible con su familia ampliada, y con posterioridad llegar a la instancia de la declaración de estado de adoptabilidad”, explicó. “No existe una entrega directa de un niño para su protección”, remarcó. 

“Técnicamente un adulto tiene que verificar ante la autoridad competente que está en condiciones de proteger y garantizar los derechos de ese niño. Si la intervención de los organismos de Desarrollo Social y Salud permiten que esta familia de origen esté en condiciones volverá, sino este niño tiene derecho a una familia, es su derecho fundamental, entonces se tienen que disparar los otros mecanismos”, cerró.

Notas relacionadas:

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina