Lucero: “Hay que cambiar la manera de producir”

Domingo 21 de julio de 2019 | 15:00hs.
En 2015, las Naciones Unidas lanzaron una advertencia: si la población mundial llegase a alcanzar los 9.600 millones de habitantes en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual. Hay algo en esa ecuación que no funciona, ¿verdad?

Además, actualmente menos del 3 por ciento del agua del mundo es potable, de la cual el 2,5 por ciento está congelada en la Antártida, el Ártico y los glaciares. Por tanto, la humanidad debe contar con sólo el 0,5 por ciento para todas las necesidades del ecosistema, del ser humano y de agua dulce.

En ese contexto, el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 12 para el año 2030 habla de Producción y Consumo Responsable, que propone alcanzar una gestión sostenible y un uso eficiente de los recursos naturales. Básicamente: hacer más y mejores cosas con menos recursos, creando ganancias a partir de actividades económicas compatibles con esa premisa, sin degradación ni contaminación y logrando -al mismo tiempo- una mejor calidad de vida.

De eso habló el chaqueño Horacio Lucero, genetista y referente del NEA en visibilizar los efectos nocivos de los agroquímicos en la producción agrícola, en su charla de Vamos a Zoomar Corrientes 2018.

“En 1993 cambió para siempre mi forma de ver la vida y ejercer mi profesión -recordó Lucero- cuando una joven madre apareció en mi laboratorio para hacerle estudios genéticos a su niña de 20 días que había nacido sin los brazos y con una pierna más corta. Me contó, llevando mi indignación a niveles muy altos, que mientras trabajaba en el campo, estuvo expuesta a la fumigación aérea de plaguicidas y nadie le advirtió los problemas que eso podía traer”.

“¿Y si esta manera de producir nos lleva a la mesa alimentos contaminados?” Esa pregunta cobró mayor peso para él cuando la multiplicó por los 400 millones de litros de plaguicidas que se administran al año en los campos argentinos y luego se distribuyen en fuentes de agua, población humana, animales de consumo, frutas y hortalizas.

“¿Qué impulsa este modelo de producción? La respuesta -indicó Lucero- suele ser que esta agricultura intensiva es el único modo de alimentar a todos los habitantes del planeta, pero a la vez no dejan de crecer las cifras de pobres y hambrientos en el mundo”.

Pero no está todo perdido: existe lo que Lucero llamó “agricultura del futuro”, la agroecología, basada en tres pilares: es socialmente justa, ambientalmente sustentable y económicamente rentable.

Sobre estas (y otras) temáticas alineadas a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que la ONU planteó para 2030 se va a estar hablando en la próxima edición de Vamos a Zoomar NEA, que se realizará el sábado 5 de octubre en el Teatro Lírico del Centro del Conocimiento en Posadas. Para más información, ingresar en www.vamosazoomar.org.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina