La demanda en la construcción e industria acumula nuevas caídas

Jueves 7 de noviembre de 2019 | 07:00hs.
Hay menos puestos laborales y cae la demanda de insumos.
Uno de los índices que marca a ciencia cierta la situación de crisis es el de la construcción. La caída continuada de las obras públicas y privadas ha devenido, en los últimos años, a una profundización del desempleo, entre otros factores claves.
Esto, sumado al desplome de la industria manufacturera, provoca un desequilibrio económico que pone en graves condiciones a la mano de obra y al flujo comercial, además de condicionar además la calidad de vida de los ciudadanos.
En ese marco, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) publicó ayer los números correspondientes a septiembre sobre la construcción y la industria manufacturera, respectivamente. En ambos casos, se visualizaron nuevas caídas en el mes de septiembre, que suman a la baja que se viene dando consecutivamente -al menos- en los últimos doce meses.
De acuerdo a lo que remarca el informe, la construcción bajó 4,6% en septiembre de 2019 respecto de agosto y suma un 8,5% de baja interanual.
Mientras, la industria cayó 5% en septiembre respecto del mes previo y suma un 5,1% interanual.
Ante este panorama, la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) presentó ayer formalmente un documento en el cual se declara en estado de emergencia.
En ella, los empresarios realizaron una síntesis de cómo llegaron a la situación actual y también plantean las herramientas acerca de cómo la actividad puede salir de la situación de agobio.

La construcción parada
Según el Indec, en septiembre, el indicador sintético de la actividad de la construcción (Isac) muestra una caída de 8,5% respecto a igual mes de 2018. La serie original con estacionalidad registra una baja en su nivel de 6,5% respecto al mes anterior.
Asimismo, el acumulado de los nueve meses de 2019 del índice serie original presenta una disminución de 8% respecto a igual período de 2018.
Los datos del consumo aparente de los insumos para la construcción en septiembre de este año muestran, con relación a igual mes del año anterior, bajas de 43,6% en asfalto, 20,1% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción), 15,4% en hierro redondo y aceros para la construcción, 12,9% en artículos sanitarios de cerámica, 10,2% en hormigón elaborado, 10,1% en mosaicos graníticos y calcáreos, 9,6% en pinturas para construcción, 7,2% en cemento portland, 5,9% en cales, 0,5% en ladrillos huecos y una disminución cercana a cero en pisos y revestimientos cerámicos. Mientras tanto, se observan subas de 11,7% en yeso y 0,1% en placas de yeso.
Teniendo en cuenta esto, los especialistas determinaron que “los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa de la construcción, realizada a grandes empresas del sector, muestran expectativas desfavorables con respecto al nivel de actividad esperado para el período octubre 2019-diciembre 2019, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas o públicas”.

Emergencia
La Cámara Argentina de la Construcción (CAC) solicitó la emergencia para el sector basada en que “posibilitaría tener una mayor flexibilidad para solucionar problemas de algunas obras y contratos con el Estado que están bastante complicados”.
“Además, la legislación vigente es muy rígida y no permite resolver algunas situaciones que se plantean y son extraordinarias”, detallaron los empresarios.
El estado de emergencia alude, en este sentido, a la posibilidad de que se haga un plan de pagos en las obras que deben los Estados, tanto el Nacional como el Provincial de trabajos que se ya se hicieron.
Otro punto no menor es “que se tome en cuenta la situación particular de las pymes del sector”, apuntaron las mismas fuentes.
Entre los reclamos figurará también un plan de pagos de impuestos y tasas del sector y que se contemplen las demoras que hubo en muchos de los contratos establecidos.
Además el reclamo de los constructores pasará por el tema precios. En este sentido, el planteo es que la forma de ajuste se adapte al aumento que tuvieron los costos, como también que se paguen en tiempo y forma los certificados de obra.

Industria en problemas
Por su parte, el índice de producción industrial manufacturero (IPI manufacturero) del Indec correspondiente al mes pasado muestra una caída de 5,1% respecto a igual mes de 2018. Con relación a agosto, la serie original con estacionalidad registra una disminución en su nivel de 7,3%. Mientras que el acumulado de los nueve meses de 2019 presenta una disminución de 7,8% respecto a igual período de 2018.
El ítem que mayor disminución tuvo respecto a septiembre del año pasado fue “Otros productos alimenticios”, registrando una baja del 13%. Le sigue fiambres y embutidos, con una disminución del 9,2% y vinos, con el 7,3%.


Misiones tuvo la menor baja

El empleo en el sector de la construcción tuvo en Misiones una caída interanual del 11,6%, que es la más baja del Nordeste Argentino (NEA), compuesto además por las provincias de Corrientes, Chaco, Entre Ríos y Formosa.
Como lo publicó El Territorio en la víspera, en la Tierra Colorada, con datos del mes de agosto, hay 1.008 empleos menos en el sector que hace un año, según el informe elaborado y publicado por la consultora Politikon Chaco, en base a datos del Instituto de Estadística y Registro de la Industria y la Construcción (Ieric). En tanto, la provincia totalizó 7.715 trabajadores registrados actualmente en el sector.
En lo que respecta a las provincias del NEA, Chaco tuvo la mayor caída interanual de la región; le siguen Formosa, que bajó un 20,4%, Corrientes con -17,4% y cierra Misiones.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina