Hasta 200 coches se revisan por día en cada taller

Viernes 11 de enero de 2019
Al contrario del desinterés que se vive con las motocicletas, largas filas de vehículos se registran en estos últimos días en los talleres de verificación técnica de automóviles. Como es habitual al iniciarse un nuevo año, al vencerse la certificación anterior o previo a realizar un viaje, estos centros evidencian una mayor demanda de conductores que buscan la aprobación para poder circular por calles y avenidas.
En ese marco, se informó que fallas en el tren delantero, en los frenos traseros y hasta la colocación de los polarizados en los parabrisas figuran primeros en la lista de rechazo en los vehículos que asisten a los talleres.
En uno de estos lugares, que está ubicado sobre la avenida Alicia Moreau de Justo casi Quaranta, la asistencia promedio diario de autos, camionetas y camiones puede llegar a los 120. Es así que largas filas de automovilistas en espera se forman cada jornada sobre la avenida. Desde el comercio estimaron que las cifras de consultas se mantienen prácticamente “igual a la del año pasado, no hay variación”.
En este lugar, al igual que en toda la provincia, aumentó el 30 por ciento la tarifa de la revisión.
El valor de la VTV en los talleres habilitados oficialmente son para los automóviles 755 pesos; camionetas abonan 930 pesos y camiones y colectivos de 1.160 pesos.
Por otra parte, en el taller de verificación El Zaimán, ubicado en ruta 12 y Constitución, los defectos encontrados son los mismos, aunque se agrega la costumbre de los automovilistas de colocar polarizado en el parabrisas. Según Horacio Lara se llega a atender por día hasta 200 vehículos, “a los que se les detecta problemas en los trenes delanteros, frenos traseros y luces antirreglamentarias”.
Pero Lara puntualizó que los automovilistas se enojan mucho “cuando se les dice sobre los polarizados, eso está prohibido pero siguen colocándolos... los vidrios de fábrica ya vienen con una protección y si se colocan los polarizados, la visión se reduce mucho. A los autos en esas condiciones no se los revisa y se les dice a los dueños que lo saquen para poder volver”.
Similar panorama se vive en Oberá, donde en esta época de vacaciones se duplicó la atención. El trámite tarda 25 minutos y en el taller Revicentro atienden entre 75 y 80 autos cada día, cuando en otra época del año atienden entre 35 y 40. El tiempo de gracia para los autos nuevos es de tres años o 50.000 kilómetros, pasado ese plazo deben hacer la revisión cada año. Y los remiseros deben hacerla cada 6 meses.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina