En California recordaron a los muertos por la masacre del bar

Sábado 10 de noviembre de 2018
Cientos de personas se reunieron para recordar a las víctimas del ataque perpetrado por un veterano de la Marina en el bar Borderline Bar & Grill. 
Los dolientes se tomaron de las manos, cantaron y se preguntaron cómo una de las ciudades más seguras de Estados Unidos se convirtió en el escenario de una masacre. Escenas de horror similares se sucedieron en muchas partes del país en los últimos meses, pero nunca antes en Thousand Oaks. Los aterrorizados clientes que acudieron al local de ocio como cada semana para bailar en una noche universitaria destrozaron cristales con bancos para escapar o se arrojaron encima de sus amigos para protegerlos cuando comenzaron los disparos.
Doce personas fallecieron, incluyendo Ron Helus, un sargento de la policía del condado de Ventura que estaba a punto de retirarse y que respondió a los reportes sobre la balacera y fue abatido por el agresor al entrar al lugar. Él y los efectivos que llegaron los primeros al bar “corrieron hacia el peligro”, dijo el jefe de la policía, Geoff Dean, durante la vigilia. “Cuando le conté a su esposa que habíamos perdido a su héroe, le dije gracias a Ron se salvaron muchas vidas”, agregó Dean. “Ella me miró entre lágrimas y dijo: él  lo habría querido así”.
En la lista de fallecidos había también un hombre de 27 años, Telemachus Orfanos, que sobrevivió a la masacre del año pasado  en Las Vegas.
“No quiero oraciones ni pensamientos”, dijo su madre, Susan Schmidt-Orfanos. “Quiero que esos bastardos en el Congreso aprueben el control de armas de forma que nadie más tenga a un hijo que no regrese a casa”.
Dani Merrill también estaba en el festival de música country de Las Vegas el año pasado cuando un hombre apostado en una habitación de una planta alta de un hotel-casino abrió fuego matando a 58 personas. Se mostró devastada porque una tragedia de ese tipo alcanzase su comunidad. “Estoy súper triste porque ocurrió en nuestra casa y me siento fatal por las familias que tienen que pasar por ésto”, apuntó Merrill en la vigilia. Ella huyó del local cuando comenzaron los disparos y se hizo daño en una rodilla al correr hacia un muelle de carga.
Thousand Oaks, que tiene unos 130.000 habitantes y está a 64 kilómetros de Los Ángeles, justo al otro lado del límite del condado, está anualmente en la lista de las ciudades más seguras de Estados Unidos. Las autoridades están investigando el motivo del ataque.
El homicida, Ian David Long  era un veterano de la guerra de Afganistán que solía manejar ametralladoras. La policía lo entrevistó en su casa a principios del año después de un episodio de comportamiento perturbado que podría deberse a un trastorno por estrés postraumático, según se dijo a las autoridades.   
Long, vestido de negro y cubierto con una capucha, tenía una pistola con un cargador ilegal de mayor capacidad.

Pesar dentro de un equipo deportivo

Miembros del equipo de fútbol americano Rams de Los Ángeles están horrorizados y tristes, después de un tiroteo ocurrido a unos cuantos kilómetros de su complejo de entrenamiento. El equipo entrena en Thousand Oaks, unos 8 kilómetros al norte del Borderline Bar and Grill, en donde Ian David Long, ex combatiente del Cuerpo de Infantería de Marina, abrió fuego la noche del pasado miércoles. Mató a doce personas en una noche de entrada preferencial para estudiantes universitarios al bar de música country. Long murió también, informaron las autoridades. Aparentemente se suicidó. Por el momento los Rams creen que no había nadie relacionado con el equipo dentro de las personas afectadas por el tiroteo.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina