Emprendedores sufren las pérdidas económicas que trajo el Covid-19

Lunes 30 de marzo de 2020
Nazarena Torres

Por Nazarena Torrespolitica@elterritorio.com.ar

La sociedad está preocupada y no es para menos. La situación epidemiológica es compleja y el Covid-19 sigue siendo el mayor enemigo al que se enfrenta el mundo en este momento.
Sin embargo, aunque las medidas políticas -nacionales, provinciales y locales- son atinadas para la prevención, también generan importantes pérdidas económicas irrecuperables para los emprendedores.
Es que aquellos que viven del día a día, ya sea con un comercio o una actividad particular, suman a la inquietud por el panorama sanitario, también la disminución -y en ciertos casos la desaparición total- de los ingresos económicos al hogar debido a la cuarentena y la prohibición de la aglomeración de gente.
Distintos rubros, diversas historias de vida, pero la misma pregunta: cuándo volveremos a la normalidad.

Sin clases y sin sueldo
El cese de actividades escolares dispuesto por el gobierno de la provincia trajo aparejado el cierre de otras instituciones ligadas directamente a la educación.
Es el caso de la academia de idiomas Linguae, ubicada en la ciudad de Oberá. Se trata de un emprendimiento de Carla Berent, profesora de portugués, y Marcia Pizzutti, profesora de inglés, quienes decidieron abrir un espacio propio para impartir clases a niños, jóvenes y adultos.
No obstante, se encuentran en una compleja situación debido a que durante marzo no pudieron trabajar y, por ello, tampoco cobrarlas cuotas, que luego serían destinadas al mantenimiento de la academia y a los ingresos personales.
En ese marco, Berent expresó a El Territorio que “la situación es compleja en todos los sentidos, ni siquiera sabemos si se retoman las clases el 30 de marzo”.
“Nosotras, desde el minuto cero que salió la emergencia sanitaria, nos adherimos al decreto y no dudamos dos segundos en cancelar las clases, porque priorizamos siempre el bienestar de las personas, de nuestros alumnos, de nuestras familias”, explicó la profesora de portugués.
De todas formas, sostuvo que “postergar el inicio de clases, económicamente, es sin dudas un golpe muy grande, en el local tenemos que pagar alquiler, impuestos, monotributos, gastos fijos mensuales que nos demandan ciertos montos y ahora nos es difícil. Tuvimos que pagar un alquiler de un mes que no trabajamos y a esto se suman los costos de vida personales”.
Al tiempo que añadió: “Invertimos muchísimo para mejorar, compramos mobiliario para seguir creciendo, para que nuestros alumnos estén cómodos, pero porque contábamos con este mes y ahora no pudimos juntar el dinero requerido y te desespera, es una frustración, en dos semanas empieza abril y es otra vez pagar todo y no sabemos cuánto más se sostendrá esto”.

Sobrevivir online
Una de las opciones que muchos emprendedores están tratando de reforzar es la venta online. Ropas, calzados, comida, no importa el rubro, la venta a través de las redes sociales o por teléfono se volvió una forma de generar, al menos, un respiro en los bolsillos.
Macarena Navarro es pastelera y tiene el emprendimiento Larica Antojos Artesanales, en Posadas. Hoy en día busca generar los mayores ingresos posibles con ventas a través de las redes sociales.
“Estoy haciendo mi cuarentena en la cocina, teniendo cuidados más estrictos que de costumbre. Los pedidos que ya estaban agendados para esta semana se mantuvieron, ya que no suspendieron, pero eran tortas pequeñas; y las que teníamos para la semana que viene sí algunos ya suspendieron”, manifestó, y agregó: “Somos independientes y vivimos de esto, somos cuatro en la casa, así que no tenemos opción”.
Para fomentar la venta, realizan envíos de manera gratuita hasta los límites de avenida San Martín y Trincheras. “Tenemos, por ejemplo, propuestas de cuarentena que incluyen tres cuadrados de limón, tres cuadrados de budín de coco, tres conitos de dulce de leche y tres alfajores de maizena a 450 pesos, nos pueden encontrar en Instagram como larica_antojos_artesanales”, puntualizó.

Turismo y fiestas, cancelados
El turismo fue, sin dudas, uno de los sectores más afectados económicamente por la pandemia mundial. No sólo los atractivos se ven resentidos, sino también aquellas familias que tienen alojamientos.
Los Martins son propietarios de Cabañas Oberá Alojamiento y se encuentra en una compleja situación ante las circunstancias actuales. “A nosotros nos pasó que, acatando las medidas de Nación y Provincia, decidimos cancelar las reservas que teníamos para este fin de semana”, remarcó Eliana Martins.
En tanto, destacó la “conciencia que hay socialmente”, lo que llevó a que no haya malestar por parte de quienes tenían pensado llegar al alojamiento.
Igualmente, apuntó a que esto “implica que, de acá a diez días, o quince, hasta fin de mes, prácticamente el sector turístico esté muy parado en general. Fue un sector muy atacado porque justamente trabaja con gente de afuera, pero resulta crucial en estos momentos que hagamos un alto, todo el sector turístico y los emprendedores”.
Por su parte, Verónica Méndez, dueña del multiespacio de eventos Matices, de Posadas, adujo que “todos los eventos de abril fueron cancelados”.
“Nos afecta a todos por igual, pero en los emprendimientos es complejo porque se vive de esto, y hay una fina línea entre las respuestas a lo que está pasando y la necesidad de cada uno de forma particular”, dijo.
En este sentido, propuso que gastos como la luz o los impuestos sean reconsiderados, “teniendo en cuenta que en los casos comerciales son más caros, y estamos pagando sin tener ingresos”.
Y concluyó: “Prefiero un parate total, de diez días, a que sigamos así, sin saber cuanto más vamos a estar así”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina