Dos guardias de la UP 17 en la mira por supuesto maltrato a un preso

Sábado 12 de enero de 2019
Cristian Valdez

Por Cristian Valdez fojacero@elterritorio.com.ar

Después de que se allanara el camino para que 16 penitenciarios federales de la UP 17 de Candelaria vayan a juicio por los delitos de apremios, lesiones y encubrimiento, una nueva denuncia puso en la mira a otros dos guardias de la misma unidad carcelaria.
Fue elevada recientemente al ámbito judicial federal mediante un recurso de habeas corpus en el que el damnificado, Rubén Ortiz, expuso los motivos, dejando en claro que se sintió humillado por el trato que recibió de parte de dos penitenciarios a los que mencionó con nombres y apellido.
Se refirió a que el pasado 19 de diciembre fue maltratado por el personal de requisa, debido a que por cuarta vez solicitó la devolución de sus pertenencias, que fueron retenidas desde el 25 de octubre por uno de los hombres que acusó.
Refirió que se dirigió al otro uniformado solicitando por escrito que se haga entrega de sus pertenencias a su esposa, a lo que éste habría respondido que debía sacar al menos diez audiencias para que el pañolero se acuerde de entregarle sus cosas, motivos por los que -aseguró- se sintió humillado.
En ese mismo contexto hizo referencia a una situación que involucró a los dos acusados en el marco de una visita familiar al lugar de reclusión. Denunció que uno le dijo al otro, ante su presencia y la de sus familiares, incluida su hija de 6 años, “que se cague, que le pida al Juzgado”, lo que ocasionó malestar en su familia hasta llegar al llanto cuando escucharon las palabras de parte de los funcionarios del Servicio Penitenciario Federal (SPF).
El denunciante consideró eso como una violación a sus derechos como también una falta del deber como funcionarios públicos, aludiendo que con lo antedicho existe una arbitrariedad o falta de respeto por parte de los penitenciarios.

Sumario
Tomando las acusaciones de Ortiz, la titular del Juzgado Federal de Posadas, María Verónica Skanata, rechazó la acción planteada pero elevó en consulta las actuaciones a la Cámara Federal.
En un dictamen de los magistrados Ana Lía Cáceres de Mengoni y Mario Osvaldo Boldú, se ordenó al Servicio Penitenciario Federal (U17) la entrega inmediata de las pertenencias del detenido Ortiz a su familia, en la próxima visita y en paralelo, recomendaron que se tome conocimiento de lo expresado por el interno respecto de los penitenciarios señalados a los fines de que se investiguen sus conductas.
Fuentes internas informaron a este matutino que corrió por cuerda un sumario administrativo interno que podría tener consecuencias para los involucrados. Se investiga si otros internos también sufrieron maltrato de parte de alguno de ellos.


El antecedente en la Unidad 17

En la edición de ayer El Territorio informó la decisión de la Cámara Federal de Casación Penal, que rechazó un recurso de queja y dejó firme el procesamiento sin prisión preventiva de 16 penitenciarios federales con prestación de servicios en la Unidad 17 de Candelaria. Cinco de ellos bajo acusación del delito de apremios ilegales a presos y lesiones leves, en concurso ideal y 11 por encubrimiento agravado por su calidad de funcionarios públicos.
La denuncia que motivó la investigación fue radicada en enero del 2015 por el delegado de la Procuración Penitenciaria de la Nación, Raúl Solmoirago, ante el Ministerio Público Fiscal, después de una intervención violenta en la cárcel generada como respuesta a una masiva manifestación de internos por mejores condiciones de habitabilidad

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina