Cuerpo y música como herramientas de aprendizaje

Jueves 31 de octubre de 2019 | 22:30hs.
Los alumnos interpretaron canciones y hasta bailaron. | Foto: Natalia Guerrero
Por Sonia Benítez

Por Sonia Benítez comerciales@elterritorio.com.ar

Una forma de enseñar el arte es haciéndolo sentir, y eso es lo que los alumnos de primer y segundo año del profesorado de música de la Escuela Superior de la provincia pusieron en práctica ayer, en lo que fue el inicio de las muestras anuales de la carrera. 
A lo largo de todo el año, los chicos trabajaron en la práctica y teoría para definir cómo hacer llegar a sus futuros alumnos, la música popular, folclórica y académica.
Teniendo en cuenta los diferentes contextos en los cuales se desempeñarán como docentes, los futuros profesores deben estar preparados para cualquier “inconveniente”, que en la enseñanza musical se traduce en escasez de equipos de sonidos y falta de dinero en las escuelas para comprar instrumentos musicales. 
Es así como en el Taller de Producción Musical los chicos deben aprender a tocar otros instrumentos, diferentes al que estudian diariamente para recibirse, esto quiere decir que si un alumno toca un instrumento melódico (flauta, por ejemplo) debe aprender a tocar un instrumento armónico (guitarra, acordeón, entre otros), y esto se debe a que los profesores deben saber desenvolverse con lo que hay a mano en la escuela y poder así llevar adelante su clase o acto escolar. 
Con el desafío de tocar un instrumento que no es el propio, los alumnos de primero supieron ejecutar melodías en el escenario de auditorio de la escuela.
Por otro lado, los alumnos de segundo año tuvieron el desafío de interpretar con sus instrumentos un carnavalito pero también debieron bailarlo, eliminando por completo la afirmación de “el que toca nunca baila”. Esta actividad de la materia Música y Movimiento tiene como objetivo el aprendizaje de que el cuerpo también es transmisor de música a través de la danza.
“En el primer cuatrimestre del Taller de Producción Musical ellos aprenden la técnica del instrumento y en el segundo arman su grupo para elegir entre tres temas: infantil, folclórico regional y folclórico nacional, que después deben tocar.  En Música y Movimiento la tarea es, justamente, incorporar movimientos a la música que hacen”, comentó Sally Romero Báez, docente de una de las cátedras, junto a Sofía Porcelli, Ariel Ávila en el taller de primer año, en tanto que  Silvina Tomastik y Alejandra Arancio dictan clases para la materia Música y Movimiento. 
En tanto, Daniel Acuña, futuro profesor que interpretó instrumentalmente un carnavalito, expresó que esta idea le parece excelente “porque me encontré con muchas herramientas que antes no las tenía para poder trabajar con niños de distintas edades, en casos en los que no tenga ningún recurso a mano más que mi propio cuerpo. La verdad que fueron clases muy productivas las que tuvimos”. 
Por otro lado, Silvina Tomastik explicó que este concierto se trata de un examen donde los alumnos muestran lo aprendido. Además también tenían la consigna de hacer participar al público, por lo que invitaron a los presentes a bailar al ritmo del carnavalito. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina