Crónica de los recortes anunciados y en ejecución durante la era Macri

Domingo 16 de septiembre de 2018
Antonio Villalba

Por Antonio Villalba avillalba@elterritorio.com.ar

En su afán por bajar el déficit fiscal, la administración de Mauricio Macri viene concretando numerosos recortes. Antes de llegar a la actual instancia, primero comenzó la gestión cancelando con millones de dólares a los fondos buitres, dando guiños al campo y a la actividad minera.
Al agravarse la crisis financiera, denominada 'tormenta' por el gobierno de Cambiemos, también contemplaría con posterioridad retenciones a estas actividades.
Las reducciones presupuestarias avanzaron hacia la salud y educación. Como los resultados no fueron los esperados, se profundizaron las medidas de ajustes que El Territorio había estimado desde el primer minuto del 2018 y que ello ocurriría a lo largo de este año (ver la tapa del diario publicado el 31 de diciembre 2017), como efectivamente sucede.
Una de las primeras medidas polémicas fue la baja masiva de pensiones no contributivas. Algunas fueron restituidas, muchas más quedaron fuera del beneficio.
  Durante el año se conoció el recorte del Plan Progresar, que fue concebido para incentivar el estudio de jóvenes de entre 18 y 24 años.
Cada tanto el gobierno tuvo avances y retrocesos en las diversas medidas, pero en cada paso quedaron algunos sectores o beneficiarios excluidos.
En salud pública, el plan Remediar tuvo algunos cambios y también generó bajas en las coberturas.
En trabajo, aquellas empresas en situación crítica lograban mantener fuentes de trabajo mediante el Programa de Recuperación Productiva, más conocida por Repro, que también sufrió recortes.
Todo lo previo pueden considerarse pequeños recortes y en el marco del ahora desaparecido plan del gobierno denominado gradualismo.

Grandes recortes
Dispuesto a intentar cumplir las prometidas e incumplidas metas realizadas al Fondo Monetario Internacional y con la orientación del organismo internacional de crédito, se puso en marcha un durísimo plan de recortes. La tijera, esta vez, será más enorme y filosa.
Algunos ajustes comenzaron a conocerse, pero los detalles quedarán plasmados en la ley de presupuesto 2019 que se anticipa ingresará el Ejecutivo mañana en el parlamento argentino.
El cálculo de recursos y gastos apunta a conseguir déficit cero.

Los recortes
Uno de los primeros grandes recortes realizados a provincias y municipios estuvo vinculado con el Fondo de la Soja. El Gobierno nacional lo eliminó para achicar el déficit fiscal y muchos mandatarios provinciales siguen exigiendo compensaciones en el presupuesto. Sólo entre este año y el próximo, el Fondo Sojero representaría más de 1.000 millones de dólares y la mayor parte se iba a girar a los municipios.
Otro de los nuevos recortes que aún no termina de definirse se refiere a la transferencia de subsidios al transporte de Nación a las provincias.
Según reveló esta semana La Política Online, el Gobierno de Macri ya giró a los gobernadores el texto de la adenda al Pacto Fiscal que se espera que sea firmado por la mayoría de los mandatarios provinciales. En el Ministerio de Transporte todavía están analizando los números finales, pero se calcula que serían unos $44.000 millones de ahorro fiscal para el año próximo.
Como la mayoría del transporte público es de jurisdicción provincial o municipal, algunas provincias advirtieron que no podrán afrontar este importe y transferirlo a cada municipio, lo que provocaría un fuerte incremento en el boleto de colectivos (Ver Desde la Etce detallan...).
Esto representa un serio problema para el gobierno nacional de cara a un año electoral donde pretenderá bajar la inflación alrededor de 20 puntos.
 A su vez, al ser uno de los componentes más importantes de la canasta básica de los sectores populares, podría complicar seriamente el termómetro del humor social.
El gobierno nacional, de quedar plasmado en el presupuesto, seguirá afrontando los subsidios correspondientes a todos los trenes y a los colectivos que conectan dos jurisdicciones provinciales distintas. Además, los gobernadores se resisten a absorber la tarifa social de luz, que representa 15 mil millones de pesos anuales. (Ver Cuestionan el impacto...). Los recortes y modificaciones comenzarán a conocerse una vez que el gobierno de Cambiemos ingrese el Presupuesto.

Analizan gravar a mutuales y cooperativas

Se conoció que desde la administración nacional analizan aplicar Ganancias a las cooperativas y mutuales. Abarcaría en especial a las entidades dedicadas a actividades financieras y de seguro, sectores rentables y no tan castigados por la crisis. Como Ganancias es un impuesto coparticipable, parte de la recaudación del nuevo gravamen llegaría a las provincias y compensaría la pérdida por la eliminación del Fondo Federal Sojero. Además, ante la importante quita que se haría a las provincias, desde la administración nacional se avanza una modificación, -adenda mediante- del consenso fiscal. Medios nacionales afirman que el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne incorporaría ello al presupuesto a fin de eximir a las provincias de cumplir el consenso fiscal y las habilitaría a subir ingresos brutos y sellos. Con ello, se mantendría el impuesto al cheque. Como se indicó, el presupuesto será presentado mañana y recién el jueves Dujovne asistirá a la Comisión de Presupuesto a exponer los detalles finos. La semana siguiente lo seguirán Rogelio Frigerio y otros ministros, y Cambiemos presionará para dictaminar y sesionar cuanto antes.


Cuestionan el impacto por aumento de la luz

En la última sesión del jueves, el diputado Provincial y presidente del PJ misionero Rafael Pereyra Pigerl incorporó al Boletín de Asuntos Entrados un proyecto de declaración manifestando su honda preocupación por el impacto que causarán en los próximos días el aumentos de la tarifa eléctrica resuelto  desde el gobierno nacional y los efectos negativos económicos y sociales que devendrán a los usuarios de energía eléctrica de Misiones.
El proyecto, que fue acompañado por los diputados Héctor Escobar y Roque Gervasoni, describe también la irregularidad con la que el Gobierno Nacional, luego de decretar la emergencia eléctrica, “contrató 3.100 megawatts de generación térmica a 10 años a valor de 21 dólares/kW-mes; precio muy superior a los de mercado ya que, por ejemplo, Chile contrata a 8 dólares/kW-mes y México  6 dólares/kW-mes”.
Advirtió que tal precariedad “le cuesta a los argentinos más de 600 millones de dólares de pérdida al año, equivalente a todas las obras de infraestructura eléctrica que necesita Misiones para sostener el consumo eléctrico por los próximos 20 años”.

Generación térmica
Plantea en el escrito “la irresponsabilidad de dejar a las localidades de Aristóbulo del Valle  y Alem sin energía delivery, ya que bajo la nueva política de ajuste, el gobierno de Misiones deberá afrontar 25 millones dólares de costos de generación térmica. Así como también la responsabilidad de la desfinanciación, al momento de asumir el gobierno nacional en el 2015, de la línea de 132 kVA de San Isidro-Alem-Oberá, obras ya licitadas; y no permitir tampoco a Oberá la instalación de la energía delivery. Todas estas obras significarían la normalización del servicio eléctrico en Oberá y alrededores”, afirmó Pereyra Pigerl.
Planteó “la imperiosa necesidad de que el Estado Nacional diagrame y efectivice una planificación de precios previsible, perdurable, socialmente justa y federalmente equitativa en la comercialización del mercado eléctrico mayorista”. 

21

Dólares. Es el valor del kilovatio (kW) que paga el Gobierno nacional, cuando por el mismo concepto Chile contrata por ocho dólares y México por seis dólares, según cuestionaron en la Cámara.

Desde la Etce detallan por qué piden un nuevo aumento

Los efectos que tendrá en el transporte público de pasajeros el recorte de subsidio por parte del Gobierno nacional, sumado a la alta inflación y a un dólar indomable, comienzan a reflejarse en algunas empresas de Misiones.  Lo previo ya se vio reflejado en otras localidades de la provincia y es también el caso de la empresa de transporte de pasajeros de la ciudad de Eldorado.
Ricardo Arenhardt y Rodolfo Tiemesmann, en representación de la Empresa de Transporte de Colectivos Eldorado al solicitar actualización tarifaria del servicio público, detalló a los concejales las razones de tal pedido.
Afirman el impacto que le está representando a la empresa “la crisis económica de relevancia” en el país “que impacta directamente en la economía y finanzas”.
En un escrito elevado al Concejo Deliberante de Eldorado, añade que ello es producto “de la depreciación de la moneda nacional y su correlato con la inflación”.
Los empresarios afirman lo que está atravesando el sector en este momento. La alta cotización de la moneda norteamericana tiene gran incidencia.
“Todos los insumos cuyo precio final están relacionados al valor del dólar” y "se han visto disparados en su precio, máxime si tenemos en cuenta que el actual cuadro tarifario se realizó con un dólar de referencia al día de la sanción de la ordenanza 020/2018, en alusión al 24 de abril de aproximadamente 20,55 pesos y en la actualidad el valor de la divisa ronda a 40 pesos. Es decir, con una apreciación del dólar del cien por ciento". En consecuencia ello se refleja en los aumentos de los insumos como gas oil y hasta escala salarial.
Según los empresarios cuando “los subsidios al gas oil y demás se encuentran congelados desde el 2012 y todo indica que desaparecerán definitiva y totalmente desde el 1° de enero de 2019).
Finalmente dieron a conocer los estudios de costos actualizados “en base a la ecuación polinómica del servicio público de transporte urbano automotor de pasajeros que arroja un valor de tarifa mecánica media del sistema de 44,28 pesos”.  La actual tarifa rige desde el 1º de mayo y el costo del pasaje con Sube es de 13 pesos y 16 pesos en efectivo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina