Chacabuco se convirtió en el primer municipio del país en realizar controles de olfato

Viernes 10 de abril de 2020 | 12:30hs.
Chacabuco se convirtió el pasado jueves en el primer municipio de la Argentina en poner en marcha el "control de olfato", una nueva modalidad para intentar detectar casos de coronavirus y evitar la propagación dentro del municipio.

El mecanismo es simple: un cartón con una fragancia que los conductores deben oler e identificar para certificar que su olfato se encuentre en perfectas condiciones.

¿Por qué esta prueba puede demostrar la presencia de coronavirus? Según el secretario de Evaluación de Gestión, Maximiliano Felice, el 70% de los infectados tienen anosmia, es decir, pérdida del olfato.

“El 80% de las personas infectadas son asintomáticas, no tienen ni fiebre ni tos, pero tienen el virus y pueden contagiar. De este 80%, un 70% el primer síntoma que tiene es la anosmia. Si se da que perdió el olfato se toman los datos, se contacta a la gente de Salud y se pide que tome todas las precauciones. Es para cuidar a los asintomáticos y evitar contagiar a otros”, destacó el funcionario municipal.

Este dispositivo de control se suma al habitual procedimiento en el que se toma la temperatura y se identifica la chapa patente, además de verificar si el conductor tiene permiso para circular.

En Chacabuco, donde viven 55 mil personas, rige desde hace días una restricción de circulación vehicular según sea patente par o impar y la obligatoriedad de usar barbijo o tapaboca.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina