Católicos, judíos e islámicos llamaron al diálogo y la paz

Viernes 7 de diciembre de 2018
En un encuentro histórico que derivó en un documento consensuado, la Iglesia Católica, la comunidad judía y referentes islámicos en la Argentina instaron profundizar el diálogo. Convocaron “a todas las comunidades religiosas, dirigentes, medios de comunicación y la sociedad en general a no permitir que los conflictos y enfrentamientos de otras regiones del mundo afecten la convivencia como pueblo de hermanos para que nada interrumpa la paz”.
Fue un encuentro cordial que remitió a aquel documento interreligioso del 2005, cuando Jorge Bergoglio aún no era papa sino obispo de Buenos Aires y también llamó a establecer una convivencia pacífica en la Argentina. 
Al revivir ese momento, los referentes de las tres religiones que se hicieron presentes ayer en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) sellaron un documento que sostiene: “En la Argentina, la vocación de diálogo interreligioso reafirma y asevera la voluntad de las comunidades de convivir en armonía”.
El actual presidente de la CEA, el monseñor Oscar Ojea, abrió el referido encuentro. Allí destacó la “buena voluntad de diálogo en un momento crucial para el país”.
El documento interreligioso señala entre sus puntos centrales: “el diálogo desde nuestras propias identidades y desde los valores religiosos ha enriquecido al conjunto del tejido social argentino, aportando opiniones apreciables y recomendaciones  más que relevantes para la convivencia”. 
También se sostiene en el texto presentado ayer que “tanto en nuestra historia como en nuestro presente, el poliedro conformado por la multiplicidad de visiones culturales y sociales del ser argentino incluyen el sentido profundo de la dimensión de la fe”. Se destaca que las particularidades de la construcción del diálogo interreligioso en nuestro país han trascendido nuestras fronteras y “son parte del patrimonio intangible de nuestra sociedad”.
Así, se invita  a toda la sociedad en su conjunto, a otras religiones y a los medios de comunicación a reforzar la idea de “que la convivencia y el respeto se perfeccionan en el amor al prójimo, siendo que nuestro compromiso religioso se traduce en una preocupación genuina por la dignidad del hombre, oponiéndose de manera absoluta a toda violencia como medio de resolución de conflictos”. 
Según comentaron al portal  Infobae varios de los religiosos presentes, la idea de firmar este documento en diciembre no fue antojadiza ya que se sabe que en este mes en particular la Argentina transita por un alto nivel de conflictividad social.
Además de Ojea, suscribieron el documento el Centro Islámico de la República Argentina (Cira) representado por su presidente Aníbal Bachir Bakir, la Asociación Mutual Israelita Argentina (Amia) encabezada por su titular Agustín Zbar, acompañados por los dos copresidentes del Instituto de Diálogo Interreligioso, Guillermo Marcó y Omar Abboud, además del rabino Daniel Goldman; junto con la diputada nacional Cornelia Schmidt-Liermann. 
Estaba también presente el secretario de Culto de la Nación, Alfredo Abriani, quien destacó “la importancia sustancial de mostrar al mundo que en la Argentina las religiones pueden vivir pacíficamente en medio de un mundo más que convulsionado”.

Fraternidad

En uno de los pasajes del documento firmado por los referentes religiosos, se señaló: “En estos momentos particulares, nuestro deber principal radica en preservar y fortalecer todos los caminos de diálogo que conduzcan a una mayor fraternidad y solidaridad entre todos los habitantes de nuestro país”. El mensaje interreligioso fue taxativo en cuanto a sostener que “los argentinos, más allá de nuestras dificultades y disensos, hemos sabido dar testimonio de coexistencia y de cooperación pacífica y armoniosa entre diferentes culturas y tradiciones religiosas. La preservación de este valor nos invita a la prudencia y a la reflexión”.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina