Torneo Clausura: Crucero venció 2 a 1 a Guaraní y avanzó a semis

Domingo 3 de noviembre de 2019 | 21:36hs.
Fútbol | Foto: Facundo Correa
En Villa Sarita, Guaraní fue apenas mejor que Crucero, pero el Colectivero aprovechó la pegada de Vallejos y Maidana para derrotar 2 a 1 a la Franja y meterse en las semifinales del torneo Clausura de la Liga Posadeña.

Los de Santa Inés se metieron entre los mejores cuatro del campeonato y en la siguiente instancia se verán las caras con Atlético Posadas, uno de los candidatos a ir por la corona.

La Franja empezó mejor que su rival. Si bien durante los primeros minutos no llegó con claridad al arco de Bachke, manejó la pelota y esperó a que se abrieran los espacios en la defensa del Colectivero.

Con Pintos y Ayala, Guaraní eligió la derecha para atacar. A ellos se les sumó Leandro Ferreira para triangular, pero la altura de Guido Barreyro en el área muchas veces fue un imán y la Franja abusó de los pelotazos al ‘9’.

Manuel Roa primero y Barreyro después estuvieron cerca de abrir el marcador para el dueño de casa, pero la falta de puntería privó a los hinchas de desahogarse. La Franja hizo méritos para ponerse en ventaja, pero eso no alcanzó.

En una contra, Pablo Reis la aguantó y giró para dejar solo a Vallejos. El delantero lo vio adelantado a Slumczeski y con un potente remate la clavó en un ángulo. Nada que hacer para el arquero franjeado, que había respondido bien hasta ese momento.

El gol desordenó un poco a Guaraní, pero Crucero no aprovechó el golpe. Siguió esperando en su campo para salir de contra y la Franja, de a poco, recuperó el manejo de la pelota y los tiempos del partido.

Cuando se cerraba la primera mitad, Roa y Barreyro se encontraron en una pelota parda. El ex Mitre le pegó rasante y el delantero se anticipó a todos para, con un toque sutil, dejar sin respuestas a Bachke y poner el 1-1 en Villa Sarita.

El buen juego que mostró, por momentos, la Franja en el primer tiempo quedó en el olvido. La pelota parada empezó a ser cada vez más importante en ambos bandos. Esa fue la manera de llegar al área rival en el complemento.

Las lluvias del fin de semana hicieron que el campo de juego del Clemente Argentino Fernández de Oliveira esté pesado y los jugadores lo sintieron en el segundo tiempo. Por eso casi no hubo juego en el mediocampo y reinaron los pelotazos en Villa Sarita.

Avaca mandó a la cancha a Klyniauk, para que se junte con Ferreira y Roa, pero los pelotazos siguieron siendo la única manera de ambos de acercarse al arco rival. A Crucero pareció importarle poco esa manera de jugar y se dedicó a esperar el error del rival.

En la primera en la que se juntaron Ferreira, Klyniauk y Roa, la Franja casi se pone en ventaja. A partir de ahí el local fue un poco más. Intentó asociarse mejor, pero dejó muchos huecos en el fondo, aunque el Colectivero hizo poco por aprovecharlos.

Y otra vez, como en el primer tiempo, cuando parecía que Guaraní estaba cerca de desnivelar, el que lo hizo fue Crucero. Maidana la agarró justo en el borde del área y la clavó en un ángulo, lejos del arquero franjeado. Golazo para el 2-1 de los de Santa Inés.

A la Franja sólo le quedó tiempo para desesperarse y tuvo chances de igualar, aunque fueron más producto del empuje que del juego. Crucero se quedó con el clásico moderno y en semifinales se medirá con Atlético Posadas, uno de los candidatos al título en el certamen capitalino.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina