Ser docente y disimular ausencias

Sábado 23 de mayo de 2020
Foto: Carina Martínez
No son mascotas, pero se acostumbraron al trato con los humanos y hoy apenas reciben visitas individuales. Ya no están los adolescentes que, aunque responsables y laboriosos, contagiaban la alegría típica de la edad. A los cerdos de la EFA 1.602, de San Pedro, les queda la compañía de los docentes, que multiplican esfuerzos para mantener las unidades productivas en funcionamiento al mismo tiempo que envían tareas a los estudiantes, quienes mientras ayudan a sus padres en las chacras, tienen que ingeniárselas para tener conexión a internet y hacer las tareas al tiempo que, por qué no, extrañan a sus chanchos (más información en página 9).

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina