Restaurantes pedirán usar calles y plazas para lograr el distanciamiento

Jueves 21 de mayo de 2020 | 06:30hs.
Los restaurantes no atienden de manera presencial desde el 20 de marzo, cuando se inició el confinamiento. | Foto: Nicolás Oliynek
Por Emmanuel López Del Valle

Por Emmanuel López Del Valle politica@elterritorio.com.ar

Se cumplió ayer el segundo mes del aislamiento social preventivo y obligatorio. En este lapso, y de manera progresiva, el 80 por ciento de los rubros comerciales volvió al ruedo dentro de las flexibilizaciones realizadas en la cuarta etapa de la medida que apunta a reducir el número de contagios de coronavirus.
Sin embargo, aún restan sectores que aguardan por la aprobación del protocolo para funcionar, como lo son restaurantes, hoteles y bares. En este sentido esperan ser incluidos para volver a operar de manera presencial, ya que, en el caso de  los locales que elaboran comidas, muchos de ellos se mantienen gracias a la venta bajo la modalidad de delivery o take away (para llevar).
Para el regreso en Misiones, los propietarios solicitarán colocar mesas en calles y plazas para compensar la ocupación que se quitará dentro de los comedores, que oscilará entre el 30% y 50%. Además, reforzarán la higiene, para lo cual utilizarán elementos descartables, como individuales y servilletas, según consigna el protocolo presentado al gobierno provincial. 
Para los hoteles, en cambio, se insistirá en que el huésped sólo concurra para pernoctar y, en la medida de lo posible, desayune o almuerce por fuera de las instalaciones. En ambos casos se deberán proporcionar los elementos sanitarios a los empleados, a quienes se les hará un seguimiento para descartar síntomas de la enfermedad que mantiene en vilo al mundo.
Por otra parte, las iglesias en todo el territorio provincial retomaron la actividad y se permitirán misas, bautismos y casamientos, tras el permiso aprobado por el gobierno provincial.

Reforzar la higiene
La limpieza de las superficies y el distanciamiento se volvieron  los principales requisitos para evitar posibles contagios de Covid-19. 
Gustavo Alvarenga, titular de la Asociación Misionera de Hoteles, Bares, Restaurantes y Afines (Amhbra), precisó a El Territorio algunos de los detalles de los pasos que deberán seguir una vez que el Ejecutivo provincial habilite el regreso de la actividad, tanto de los restaurantes como de los hoteles que, estiman, será en las primeras semanas de junio.
En el caso de los restaurantes, el distanciamiento entre una mesa y otra deberá ser como mínimo de dos metros. Lo misma medida deberá respetar el mozo una vez que tome el pedido. Por ello, habrá una fuerte reducción de la capacidad dentro de los locales, que será entre el 30 y 50 por ciento según el espacio de la instalación.
Comentó que elevarán pedido a cada municipalidad para que las calles frente a los restaurantes se conviertan en peatonales y así utilizar ese espacio para colocar mesas a fin de compensar la reducción de la capacidad operativa dentro de los locales. Con ello, buscan también cumplir con el distanciamiento social que exige la coyuntura. Indicó que la iniciativa sólo se aplicaría los fines de semana y que pedirán también la ocupación en las plazas, siempre y cuando eso no genere costos extra a los comercios y el tiempo sea cálido. 
Además, se incorporó la posibilidad de eliminar la carta en formato papel y reemplazarla por menúes descartables. También se analiza la posibilidad de que cada comercio de comida pueda emplear recursos digitales, como tablets en cada mesa para que el cliente arme su propia solicitud, que será procesada a través de un código QR.
“Las mesas, además de estar separadas entre una y otra, contarán con elementos descartables, como individuales y servilletas. También será obligatorio que se cuente con alcohol en gel. El protocolo establece que los cubiertos y los platos se colocarán una vez que se sirva la comida”, precisó Alvarenga.
“Los restaurantes siempre utilizan protocolos higiénicos en todas etapas y más aún en lo que tiene que ver con la manipulación de alimentos. En este sentido, lo que se hará es intensificar, de hacer una limpieza constante. Barbijo y guantes siempre se utilizaron en la cocina. Ahora se sumará el alcohol en gel y triplicaremos la desinfección de manos”, especificó.
Agregó que se exigirá limpieza del empleado al momento de ingresar al lugar del trabajo. Previamente se solicitará que cada trabajador cuente con certificados médicos que indiquen el apto. Y en cada jornada se controlará que no presente fiebre, tos y dolor de garganta, que son algunos de los síntomas de la temida enfermedad.
“El protocolo establece capacitaciones y que los propietarios doten de los elementos sanitarios para los trabajadores, que radica en el compromiso que tenemos que asumir para evitar el coronavirus”, acotó.
Al mismo tiempo, detalló que se brindarán recomendaciones para los clientes, con señalética de las medidas preventivas. En cuanto al uso del barbijo, dijo que no será obligatorio, pero que la utilización será recomendable antes y después de comer.

Hoteles con cambios
Otro de los reclamos radica en la reapertura de los hoteles, con grandes modificaciones. Entre ellas, la eliminación del buffet y la reducción de la presencia en espacios comunes, como el hall de ingreso.
“En esta etapa de recuperación, lo que se incentivará es que los clientes pernocten. Pediremos que las demás actividades las hagan por fuera del predio. Y se intensificará la higiene al momento de ingresar”, detalló Alvarenga. 

En cifra

30%

de la capacidad se utilizará en los restaurantes una vez que vuelvan al ruedo, aunque podría llegar al 50% y por eso se pide utilizar veredas y plazas.


En Montecarlo esperan reabrir las puertas

La Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Montecarlo solicitó al Comité de Crisis que se evalúe autorizar el funcionamiento de hoteles, restaurantes, bares y gimnasios. “Teniendo en cuenta que no se registraron más casos de coronavirus en Misiones y tampoco hay casos en Montecarlo, solicitamos que puedan volver a trabajar los comercios que aún no fueron habilitados. Por supuesto, con los protocolos correspondientes, así que estamos evaluando y veremos cuáles son las resoluciones”, explicó Ramón Da Silva, presidente de la entidad, tras la reunión que se desarrolló el martes por la noche. Por otra parte, se solicitó la ampliación del horario comercial, que actualmente es de 8 a 12 y de 16 a 18 de lunes a viernes y sábados de 8 a 12 . “Pedimos que se vea de ampliar el horario de la tarde. Por ejemplo, de 15 a 18 o de 16 a 19, ya que hay gente que sale del trabajo y no llega a comprar en esos los horarios. También solicitamos que se pueda trabajar los sábados de tarde”, indicó.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina