Rechazan vidrios polarizados en Verificación Técnica Vehicular

Miércoles 1 de julio de 2015 | 10:15hs.
Sólo supervisan vehículos con la franja superior polarizada | Foto: Facundo Correa

Los propietarios y encargados de los talleres de Verificación Técnica Vehicular (VTV) de la ciudad de Posadas aseguraron que diariamente reciben automóviles con los parabrisas polarizados que son rechazados por los equipos de supervisión, según se establece en la normativa 24.449 y su modificatoria la ley 26.363.

 

Por mes, se controlan cien vehículos, de los cuales un 40 por ciento están totalmente polarizados y de ellos un cinco por ciento tienen los parabrisas polarizados. “No estamos haciendo la verificación a los automóviles que tengan cualquier tipo de adherencia en sus vidrios delanteros. El único polarizado que está permitido es una franja superior en los parabrisas que sirve para proteger al conductor de los rayos del sol”, señaló Ramón Gómez, director técnico del taller El Zaimán.

 

Según explicaron, los vehículos que fueron rechazados tienen un tiempo de 30 días para regularizar su condición. Los propietarios entregaron a los conductores un informe de observación en el que se detalla que los vehículos no están aptos para su circulación.

 

“Está prohibido circular con los vidrios polarizados y vemos que afuera faltan controles. Acá (por el taller) vienen y sacan los polarizados, pero después de que le damos los certificados vuelven a polarizar sus vehículos”, expresó Gómez.

 

El ingeniero a cargo de las supervisiones mencionó que “en esta ciudad hay un parque automotor que suma en promedio 50 mil vehículos. Sin embargo, son mínimos los conductores que vienen al taller a controlar el estado de sus vehículos. Entonces, vemos que son pocos los controles”.

 

Desde los talleres reflexionaron que la situación podría revertirse mediante un trabajo en conjunto con las autoridades. En ese sentido, Adelino Rodolfo Gigena, propietario del taller ubicado sobre la ex ruta 213, sugirió que se incorporen medidas similares a la provincia de Chaco.

 

“Para evitar tener problemas con las adherencias en los vidrios, las empresas de polarizados y autoridades se han puesto de acuerdo para manejar la verificación técnica vehicular. Los comerciantes asumieron el compromiso de hacer los implantes según la graduación válida y crearon obleas de color”, explicó Gigena. Los polarizados permitidos pueden ser reconocidos por las obleas identificadoras de las empresas.

 

“En caso de no respetarse la graduación se sanciona al encargado de los polarizados. Ellos tomaron esta medida, porque los conductores se quejaban de los daños que les causaban los rayos solares”, dijo.

 

El proceso de supervisión
Al igual que en meses anteriores, los costos del VTV se mantienen entre 270 a 450 pesos. Entre los defectos vehiculares más comunes están los frenos, los amortiguadores y las luces. En una menor proporción, en el tren delantero y las cubiertas.

 

El proceso de inspección vehicular demora 15 minutos y tiene vigencia hasta un año. Se atiende de lunes a viernes, de 8 a 12 y de 15 a 19, los sábados de 8 a 12.

 

Para obtener el VTV se debe presentar la cédula verde. En los controles de tránsito casi un 30 de las multas son a causa de la falta de papeles.

 

“Son infracciones recurrentes en los controles, porque se cree que la VTV es menos importante”, expresó Mauricio Castillo, director de Tránsito de Posadas.

 

Exigencias para las inspecciones vehiculares
La verificación técnica vehicular general tiene en cuenta el estado de los parabrisas, los frenos y los apoyacabezas, el buen funcionamiento de las luces, una patente visible, legible y actualizada, espejos retrovisores, paragolpes y cinturones de seguridad.

 

También se exigen perfectas condiciones de identificación del vehículo, carrocería, subcarrocería y suspensión.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina