Por el paso de Florence emiten una declaración de desastre

Domingo 16 de septiembre de 2018
El presidente Donald Trump emitió una declaración de desastre para Carolina del Norte por Florence. Se pondrán fondos federales a disposición de la gente en los condados de Beaufort, Brunswick, Carteret, Craven, New Hanover, Onslow, Pamlico y Pender, informó ayer la Casa Blanca.
La ayuda del gobierno puede incluir subvenciones para viviendas temporales y reparaciones de hogares, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas, otros programas para ayudar a las personas y a los propietarios de empresas a recuperarse de los efectos del huracán, ahora debilitado y convertido en tormenta tropical. También habrá  recursos disponibles para el estado,  algunos gobiernos locales y grupos privados sin fines de lucro sobre una base de costo compartido para el trabajo de emergencia realizado en esos condados. Las autoridades advirtieron que la amenaza de Florence, que ya ha demostrado ser letal con sus casi incesantes lluvias, sus marejadas ciclónicas y sus vientos fuertes, está lejos de acabar ya que los restos de lo que fue un gran huracán seguirán durante días sobre las Carolinas, en la costa sureste de Estados Unidos.  

Rescates
Los socorristas fueron de puerta en puerta ayer para que la gente abandone sus casas por las aguas crecientes causadas por la tormenta tropical Florence, que hasta ahora causaron cinco muertes. 
Las autoridades de Carolina del Sur informaron del primer deceso del estado causado por Florence, con lo que el número total de víctimas de la tormenta asciende por lo menos a cinco en ambas Carolinas.
Una mujer de 61 años de edad falleció a últimas horas del viernes cuando el vehículo que conducía chocó contra un árbol que cayó sobre la carretera 18 cerca de la ciudad de Union. 
El capitán de la Patrulla de Caminos de Carolina del Sur, Kelley Hughes, dijo que la mujer, que llevaba puesto el cinturón de seguridad, murió en el lugar.
No había pasajeros en el vehículo.

Ríos y arroyos con niveles históricos

Los ríos y arroyos se elevaron a niveles históricos, amenazando con inundaciones repentinas que podrían devastar comunidades. “No puedo exagerar: las aguas de la inundación están subiendo y si no las vigilamos, estaremos arriesgando las vidas”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper. Aseguró que Florence es un “monstruo al que nadie invitó” que podría arrasar comunidades enteras mientras se mueve tierra adentro. “El hecho es que esta tormenta es letal y sabemos que quedan días hasta que termine”, agregó. Florence tocó tierra con vientos de 145 kilómetros por hora arrasando inmuebles, inundando comunidades enteras y cortando la electricidad a más de 900.000 hogares y negocios mientras se desplazaba tierra adentro. Aunque dejó de ser huracán y se volvió tormenta tropical, sigue siendo letal. Las marejadas ciclónicas, paredes de agua procedente del océano que el huracán empuja tierra adentro, alcanzaron los tres metros de altura.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina