Optimismo en China por leve baja de casos de coronavirus

Miércoles 19 de febrero de 2020
El comercio y la industria tecnológica sienten la falta de público, estimando caídas en ventas y en producción.
China reportó 1.886 nuevos casos y otras 98 muertes por coronavirus en su actualización del martes sobre una enfermedad que ha causado síntomas leves en la mayoría de los afectados, una valoración que provocó el optimismo moderado de las autoridades sanitarias globales. En China continental, el número de decesos reportados subió a 1.868 y el total de casos confirmados a 72.436. El lunes, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades chino publicó un estudio sobre los primeros casos de la enfermedad que arrojó que más del 80% de los infectados padecían síntomas leves y que el número de nuevas infecciones parece estar bajando desde principios de mes.
El informe ofrece a la Organización Mundial de la Salud una imagen más clara del brote, señaló el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa. Por el momento es demasiado pronto para saber si la tendencia a la baja se mantendrá, apuntó añadiendo que “todos los escenarios siguen sobre la mesa”.
El aparente descenso en el número de casos se produce tras un importante incremento la semana pasada luego de que la provincia de Hubei, la más afectada, empezó a contarlos en base a los diagnósticos de los doctores, sin esperar por los resultados de las pruebas de laboratorio. 
Las autoridades sanitarias locales explicaron que el cambio buscó tratar más rápido a los pacientes. La enfermedad, llamada Covid-19, se detectó en diciembre en Wuhan, la capital de Hubei, y la región colindante quedó bajo cuarentena para intentar contener el brote. El transporte se suspendió, se habilitaron miles de camas de hospital adicionales y se movilizó a médicos y enfermeros militares para ayudar al sobrepasado sistema sanitario local. A pesar de las estrictas normas sobre uso de mascarillas y trajes de protección, entre las víctimas hay trabajadores sanitarios, especialmente en los inicios del brote. La comisión de salud de Wuhan anunció el lunes que el director del hospital Wuchang, Liu Zhiming, falleció a causa del Covid-19.
Lu había formado parte de la batalla contra el virus desde el inicio y había realizado “contribuciones importantes en el trabajo de lucha y control del nuevo coronavirus”, señaló el aviso.

Marzo preocupa
El Covid-19 tiene una incidencia relativamente baja en niños, y el riesgo de muerte aumenta con la edad y otros problemas y fue más alto en la provincia de Hubei que en otros lugares de China.
Pese a que el número de casos parecía estar bajando desde el 1 de febrero, la situación podría cambiar con el regreso de la población a sus puestos de trabajo y a las escuelas tras las vacaciones por el Año Nuevo Lunar. Pekín y otros gobiernos buscaron evitar esto ampliando el feriado, alentando el teletrabajo y el autoaislamiento y los controles sanitarios a los viajeros. Personas que fueron o salieron de la región más afectada de China, en el centro del país, estuvieron relacionadas con los primeros casos de Covid-19 confirmados en el extranjero. 
El mayor número de casos registrados fuera de China se dio entre los pasajeros y la tripulación del Diamond Princess, un crucero en cuarentena en un puerto cerca de Tokio. El Ministerio de Salud japonés examinó a 1.723 de las 3.700 personas a bordo, y 454 han dado positivo.
Por otro lado ayer Rusia anunció que prohibirá la entrada de ciudadanos chinos a su territorio a partir de mañana, una nueva medida drástica para intentar frenar la propagación de la epidemia del coronavirus. 
“La entrada de ciudadanos chinos a través de las fronteras rusas queda suspendida a partir del 20 de febrero para los viajes de negocios, viajes privados, estudios y turismo” indicó Tatiana Golikova, viceprimera ministra encargada de Salud, citada por las agencias rusas de noticias.  

Vuelven a posponer expo sobre autos

El salón del automóvil de Pekín, uno de los eventos internacionales más grandes de esta industria, fue postergado debido a que el nuevo coronavirus sigue propagándose. El evento bienal, que se iba a llevar a cabo del 21 al 30 de abril en Pekín, se realizará en una fecha aún no especificada, según informaron los organizadores en un comunicado. El Salón del Auto de Pekín ha adquirido cada vez más importancia debido a que los fabricantes internacionales intentan incrementar sus ventas en el enorme mercado chino de automóviles, camiones, camionetas y vehículos de lujo. Es el más reciente evento de gran envergadura en ser cancelado o postergado en China.


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina