La entrega se hizo ayer en la parroquia

Sacerdote gestionó sillas de ruedas para los jardinenses

Sabiendo que varias personas las necesitaban, se contactó con una organización de Polonia que le envió los fondos
domingo 30 de junio de 2024 | 6:04hs.
Será un círculo solidario y la silla que ya no se usa será devuelta para ayudar a alguien más.  Foto: Esteban González
Será un círculo solidario y la silla que ya no se usa será devuelta para ayudar a alguien más. Foto: Esteban González

La solidaridad une y conecta con aquellos que más necesitan del apoyo de la comunidad. Por tal motivo en la parroquia Exaltación de la Santa Cruz se llevó a cabo la entrega de sillas de ruedas a las personas que lo necesitaban. El proyecto fue impulsado por el padre Krystian Bolkowski, quien está como párroco y lo gestionó con una fundación polaca.

El templo parroquial reunió ayer a las personas que se responsabilizaron de retirar las sillas de ruedas para aquellos que precisan de dicho medio para trasladarse. Por ejemplo, Citoni Borghardt acudió al lugar y la retiró para su esposo Juan Pauluk que en estos momentos tiene una que es prestada y la tiene que devolver. “Es una alegría muy grande y hay que agradecer este apoyo, esto le va ayudar y mucho para movilizarse”, expuso.

La iniciativa fue del padre Bolkowski, que es de origen polaco, y lo gestionó junto a la organización Miva Polska del país del Viejo Continente. Esta fundación se encarga de ayudar a sacerdotes misioneros y proyectos que tienen a lo largo y ancho del mundo. Es más, el presbítero comentó que tras un relevamiento que se hizo en conjunto con la Municipalidad de Jardín América, verificaron quiénes precisaban de este medio para movilizarse.

Además de las personas que retiraron en la mencionada parroquia, el padre Krystian comentó que ya se hizo entrega de algunas sillas en el asilo de ancianos San José del municipio.

Además, a los que no pudieron retirar se les va a hacer entrega en sus respectivos domicilios ya que algunos de ellos residen en la colonia.

Previo a la entrega, el presbítero con la estola puesta bendijo las sillas que luego se repartieron. Incluso, al contar con medios de comunicación, habló en polaco y agradeció a todas las personas que hicieron posible que este proyecto se concrete en la ciudad donde él fue destinado a brindar su servicio como sacerdote. “Antes estuve en Perú, ahora me toca en Argentina y siempre hay diálogo con la fundación polaca para contar las necesidades que hay”.

Miva Polska donó en total 4.450 dólares estadounidenses, con los cuales se compraron 18 sillas de ruedas, algunas más reforzadas que otras, por la dificultad motriz de los pacientes que lo necesitan. Precisó además que el objetivo es que sea un círculo solidario, por ello, si la persona que recibió ya no lo usará debe devolverla a la parroquia para que alguien más la pueda tener.

“Gracias a Dios se logró este apoyo financiero, nosotros rendimos las cuentas con las facturas de lo que se compró y se mandó fotos de lo adquirido par constar que se utilizó el dinero en buenos términos”, expuso el sacerdote.

Asimismo, pidió a los responsables que retiraron las sillas que envíen las fotos con las personas que fueron beneficiadas para mostrar que los productos llegaron a destino correspondiente.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?