Con foco en la economía circular y la inclusión social

Recuperadores urbanos fabrican mobiliario para merenderos

La propuesta ecológica se lleva a cabo en el Centro de Acopio. Los trabajadores se capacitan y aprenden el oficio de la carpintería para emprender de forma particular
miércoles 05 de junio de 2024 | 6:04hs.
Con el material recolectado, los trabajadores arman muebles en días lluviosos.  Fotos: Matías peralta
Con el material recolectado, los trabajadores arman muebles en días lluviosos. Fotos: Matías peralta

Con el foco en la inclusión social y en el cuidado del medioambiente, recuperadores urbanos de Posadas realizan muebles para merenderos carenciados a partir de materiales reciclados. De esta forma, los días de mal tiempo en donde no pueden salir a juntar materiales reciclables, se abocan a la carpintería en el Centro de Acopio para Recuperadores Urbanos.

La idea es que más allá de poder participar de la economía circular, los trabajadores también aprendan un oficio -de carpintería en este caso- para poder aplicar y emprender de forma particular. En diálogo con El Territorio, el director de Economía Circular de Posadas, Fernando Hancherek, contó que la idea es que se acopie, se clasifique y se procese todo el material que traen los recuperadores y los días de mucha lluvia o en temporadas que no hay mucho ingreso de material, se pueda armar mobiliario para los comedores de la ciudad.

“Las mesas y sillas se fabrican con pallets en desuso que se reciclan. Esto también sirve como capacitación de carpintería en cuanto a corte, armado y diseño del mobiliario. La idea es que los trabajadores tengan una instancia de práctica como ellos también son recuperadores y que después  tengan la posibilidad de armar algo de forma particular y de comercializarlo para tener un ingreso en esos días que no pueden salir a juntar el cartón, el plástico y todo lo que ellos recolectan”.

Caritas Felices y Luciérnagas son merenderos que ya recibieron mobiliario.

Precisamente, todo lo que se realiza en el Centro de Acopio es destinado a merenderos, pero lo que realizan en sus casas es para la comercialización propia de cada trabajador. “Lo que nosotros sí tratamos de brindar es la capacitación para que puedan hacer de la mejor manera porque muchos no tienen las herramientas o no tienen los recursos para hacer eso, entonces tratamos que aprendan acá que con herramientas básicas, empezando desde un serrucho, un martillo y  un clavo, y  pueden armar un mobiliario lindo para venderlo”, resaltó el director de Economía Circular.

Qué materiales se pueden reciclar

En el Centro de Acopio reciben donaciones de materiales reciclables como ser papel, cartón, plástico, vidrio, latas, metales, telgopor, tetrabrik y también, pallets o madera en desuso. “Siempre que estén buenas condiciones nosotros podemos ir a buscar o la gente puede acercar también al centro ubicado en la intersección de la avenida Buchardo y calle Herrera. Actualmente trabajan seis recuperadores urbanos divididos por turnos”.

En cuanto al funcionamiento de este espacio, Hancherek detalló que consiste en recibir el material de los recuperadores que están juntando en la calle, el cual se clasifica y se pesa. “Ese peso se registra por duplicado en las planillas, una planilla queda para nosotros y una planilla queda para el recuperador para su control. Entonces, una vez que está todo pesado y registrado, el recuperador puede seguir juntando el material en la calle, puede seguir trabajando y después internamente en el Centro de Acopio se hace la clasificación, el acopio, el acondicionamiento y el enfardado de los materiales”.

Reciben plásticos, cartón, vidrios, latas y maderas, entre otros materiales.

En esa línea, indicó que por el momento el mobiliario reciclado es destinado a merenderos municipales, pero no descartan proveer a otra asociación sin fines de lucro que la necesite, siempre y cuando la labor sea comprobable. El objetivo es vincular la producción que se realiza a partir de elementos reciclados con merenderos municipales con el fin de crear una redistribución y trazabilidad de los recursos para que no se desvíen sin un control adecuado.

En este sentido, uno de los primeros espacios beneficiados con el mobiliario fue el  Centro de Impulso Social Caritas Felices y el merendero Luciérnagas que recibieron un juego de mesa y sillitas hechas con pallets reciclados y también con los pupitres que se deterioran o se rompen en algunas escuelas y que fueron donados al Centro de Acopio para Recuperadores Urbanos.

“La idea es que los chicos los utilicen a la hora de la merienda, a la hora de la tarea escolar o para leer un libro y este es el primero de los próximos que vamos a seguir entregando a diferentes merenderos de la ciudad. Esta es una de las acciones que venimos realizando para lograr una gestión integral de residuos con inclusión social vinculando el Centro de Acopio para Recuperadores Urbanos, los merenderos y la sociedad en general”, mencionó Hancherek.

Por último, en cuanto a futuros proyectos, el titular de la Dirección de Economía Circular expresó: “Próximamente queremos transformar el sentido del Centro de Acopio, incorporando más capacitaciones para los recuperadores para darles un agregado de valor a los materiales reciclables”.

“La idea es optimizar el uso de maderas, de los plásticos, también queremos hacer una briquetadora, que es un proyecto que tenemos en mente y estamos avanzando en eso con el aserrín de los aserraderos. Hacemos briquetas de madera que sirvan para un asado, para prender fuego, para los hogares de las casas”, agregó el funcionario en cuanto a los proyectos que planean llevar a cabo este año.

Estos talleres serán incorporados de forma paulatina para que cuando las condiciones climáticas no sean favorables, los recuperadores tengan otra opción para sobrellevar su economía. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?