¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Desde las comunas afirman que hay poco presupuesto

Colonos exigen mejoras en caminos terrados ante la imposibilidad de sacar la producción

Las lluvias estragan aún más los accesos hacia las chacras. Muchos de los productores se ven impedidos de llevar la cosecha a las ferias e incluso de salir a hacer trámites diarios
miércoles 29 de mayo de 2024 | 6:00hs.
Las chacras sufren el deterioro de los caminos.  Foto: Esteban González
Las chacras sufren el deterioro de los caminos. Foto: Esteban González

Los productores de distintas partes de la provincia tienen un problema común que aún no logra una solución de fondo: el mal estado de los caminos terrados. Cada vez que llueve, sacar la producción en camiones e incluso intentar salir de las chacras para hacer otro tipo de trámites, ir al médico o a la escuela se vuelve una verdadera travesía, en muchos casos, arriesgada y peligrosa.

Este pedido, que se repite una y otra vez, fue elevado ya por los colonos de la zona Centro al Concejo Deliberante de Guaraní. Allí expusieron los impedimentos que tienen a la hora de trabajar y aclararon que si bien se encargan de arreglar las entradas a las chacras, hay kilómetros de caminos en los cuales ya no pueden realizar la misma tarea, por lo que insisten en la responsabilidad de municipios y Provincia.  Al igual que los productores de Guaraní, desde otros puntos de la tierra colorada realizan el mismo planteo a las autoridades.

Se dificulta ir al médico, a la escuela o hacer trámites. Foto: Carina Martínez

Mientras tanto, desde los ejecutivos municipales afirman que hay pocos insumos y materiales para el arreglo y que la larga extensión de caminos de tierra hace que sea complejo mantener en buen estado constantemente. Asimismo, la Dirección de Vialidad Provincial asegura sostener un programa de reparaciones continua (ver Inspección...”). Lo cierto es que en una provincia productora como Misiones, los caminos terrados representan una parte esencial del día a día, no sólo para asegurar la comercialización sino también para evitar cortar la cadena productiva, industrial y de diversificación, que se impulsa con tanto ahínco.

La producción en juego

En Jardín América, puntualmente en zonas rurales como Colonia Oasis, la situación viene desde hace tiempo. Los vecinos realizan los pedidos para sacar lo que cosechan o producen pero cada vez que llueve el escenario vuelve a ser el mismo. Esto impide incluso que muchos productores puedan vender en la feria franca del casco urbano de la localidad, al no poder salir de sus chacras (ver Un pedido vecinal...”).

Lo mismo ocurre en la zona del Alto Paraná. Sergio Delapierre, productor rural, afirmó:  “El año pasado hicimos un tractorazo por un camino todo destruido, allí tuvimos un respiro porque Vialidad y algunos intendentes, arreglaron un poco. Pero con este tipo de caminos tenés dos alternativas: lo arreglás todas las semanas o hacés un trabajo durable, con un entoscado bueno. Nosotros tuvimos sólo una limpieza”.

“Falta política de mantenimiento de caminos del interior, llueve, y gente pierde la esperanza de que alguien escuche los reclamos. Los productores autoconvocados hicimos un comunicado a la sociedad porque no podemos sacar la producción y da bronca”, añadió. 

Desde la zona Centro, en tanto, el productor Cristian Klingbeil afirmó a El Territorio que “unos 60 productores de Guaraní encararon a las autoridades de la localidad. Es un desastre el estado de los caminos, no hay maquinaria y vemos que está muy abandonado. Los accesos, la iluminación, seguridad, fueron planteados. Entendemos el periodo de lluvias extraordinario pero venimos de tres años de sequía y nunca fue arreglado. Falta mantenimiento, arreglos, canalización de agua, puentes chicos”.

De la misma manera, en San Pedro, Pozo Azul y Fracrán la situación genera preocupación y malestar entre los productores que al momento de transportar los productos, en estos meses de hoja verde de yerba mate, se encuentran con muchas complicaciones por el mal estado de los caminos rurales. Desde las comunas, en tanto, afirman que no cuentan con recursos para atender la demanda y lo poco que logran reparar se deteriora con las lluvias.  “Nuestros caminos casi en su totalidad son de tierra colorada, más de mil kilómetros, tenemos muy pocos kilómetros entoscados, la lluvia azotó con todos los caminos. Estamos muy complicados, no tenemos máquinas viales y no tenemos recursos”, indicó el intendente de Fracrán, Juan Fernández.

Aseguró que hay predisposición y están en conocimiento del drama  del colono al momento de sacar la producción, pero que no hay dinero que permita alquilar equipos viales. “La demanda es mucha, obviamente entendemos al colono que tiene que sacar su yerba, por ejemplo, lo ideal sería poder entoscar para que no tengan limitaciones cuando se larga la lluvia. Este año logramos alquilar una motoniveladora y un vibrocompactador, no tenemos camión, se avanza muy despacio y se complica con las lluvias y el transito”, señaló Fernández.

Dificultades diarias

Lo mismo ocurre en Pozo Azul. “Ya no podemos salir caminando, es una lucha todos los días para mandar a mis hijos a la escuela, son casi dos kilómetros de tierra que están intransitables”, manifestó Lucas Müller, vecino de paraje Mondori, en Pozo Azul, y representa el reclamo de cientos de familias que se encuentran con complicaciones al momento de transitar.

En dicha comuna, el principal inconveniente para dar respuestas, es la falta de recursos económicos, tratándose de un municipio fundado hace más de seis años que aún no fue incluido dentro de la coparticipación, pese a los reclamos y pedidos realizados ante el gobierno provincial. Esta preocupante falta de respuestas impacta de manera negativa en el progreso del lugar.

“Nosotros estamos muy complicados, la gente reclama, necesita los caminos, pero no hay recursos. No podemos alquilar maquinarias. Trabajamos con los equipos que tenemos y cuesta mucho llegar con los costos. Nuestro presupuesto mensual no supera los 20 millones, de los cuales 9 millones tenemos  sólo en sueldos”, dijo el intendente Edgar González. Y solicitó: “Es fundamental que pasemos a recibir coparticipación, así como los demás municipios, realizamos varios pedidos sin obtener respuestas. Acá cuesta mucho todo, tenemos que atender las demás problemáticas en salud y social. Es desesperante”.

Igualmente, Wilmar Müller, presidente de Interferias, afirmó que “los caminos terrados se deterioran con la lluvia, está complicado y también viene del mantenimiento”. Respecto a las zonas más afectadas, dijo que “generalmente en zona Sur, cuando llovió mucho, tuvimos muchos problemas, con desbordes de arroyos, en Gobernador Roca y esa zona, donde está muy deteriorado. En zona Norte no fue tan grave porque no llovió tanto”, dijo en comunicación con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7.

El anhelo del asfalto

La reparación y mejora de la ruta provincial 212 que une la localidad de Caraguatay con San Vicente es fundamental para el productor de la zona norte de la provincia. Se espera que en un futuro se concrete el asfaltado, obra que ya tiene  hecho los estudios de factibilidad  y es un anhelo para toda la región, ya que facilitará la circulación para unir la ruta nacional 12 con la ruta nacional 14.

En El Alcázar se sigue avanzando en las mejoras de los caminos terrados, ya que también de  a poco van recuperando el parque vial, y se da prioridad en principio a las arterias más utilizadas para sacar la producción, como en los kilómetros 11 y 15. Por otra parte, también se presentó ante Vialidad Provincial un pedido de señalización y  bacheo entre otras mejoras en la ruta provincial 11, que es de gran circulación de camiones.

En el caso de Montecarlo con inversiones propias se avanza principalmente en la zona urbana. “Es un municipio que está ordenado económicamente y esto nos permite hacer obras pequeñas o medianas. Avanzamos con la construcción de dos puentes en la colonia, continuamos con las veredas, la iluminación de la ciudad, empedrado , cordón cuneta”, explicó el intendente Julio César Barreto.


Inspección y Vialidad Provincial

Desde la Dirección Provincial de Vialidad aseguran que llevan adelante trabajos en 15 rutas provinciales terradas de manera simultánea y, en algunos casos, con más de un equipo debido a la extensión de éstas.

Afirman que después de las lluvias, las máquinas de las 15 unidades regionales retomaron sus tareas según lo fue permitiendo la humedad y poniendo el foco en las urgencias. Se ejecutaron distintos trabajos en las rutas terradas 1, 8, 15, 18, 25, 201, 204, 210, 212, 213, 214, 217, 219, 222 y 230.

“Después de cada lluvia es necesario hacer mejoras, pero también en el período húmedo hay que cuidar los caminos terrados. Los trabajos de entoscado y de conformación de cunetas para drenar el agua superficial, son constantes como parte de la conservación que realizamos”, destacó el ingeniero Sebastián Macias, presidente de la Dirección Provincial de Vialidad.

Mencionó trabajos en diferentes zonas de Fracrán, Caraguatay, Posadas, Colonia Delicia, paraje Torta Quemada y la localidad de Jardín América

Ayer el gobernador Hugo Passalacqua supervisó las obras de reconstrucción de alcantarillas en la ruta provincial 1. La obra, ejecutada por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) entre Apóstoles y Azara, garantizará la circulación segura y el correcto escurrimiento de aguas superficiales en la zona.

Un pedido vecinal que se repite en Jardín América

¿Que opinión tenés sobre esta nota?