Ultraprocesados y maquillaje para adultos, en la mira

Apuntan contra ciertos alimentos y cosméticos por la pubertad precoz

Seis de cada diez niñas consultan por desarrollo mamario y aparición de la menarca antes de los 8 años y en varones, uno de cada 25 presenta un desarrollo temprano
miércoles 03 de abril de 2024 | 6:07hs.

Cada vez más especialistas observan un incremento en consultas por pubertad precoz y entre las principales causas identifican sedentarismo, mala alimentación y uso de cosméticos de adultos.

En las niñas -en quienes más se observa- se considera pubertad precoz si los cambios se producen antes de los 8 años, es decir, si aparece vello pubiano o crecimiento de las mamas antes de esa edad, y en el varón, si antes de los 10 presenta vello en el pubis, aparición de bigote o agrandamiento testicular.

En diálogo con el programa Acá te lo contamos de la Radioactiva 100.7  la endocrinóloga infantil Sonia González comentó que seis de cada diez niñas consultan por desarrollo mamario precoz antes de los 8 años. Y en los varones uno de cada 25 pacientes consulta por pubertad precoz.

“En las nenas comienza el desarrollo mamario habitualmente antes de la edad que corresponde. También sabemos que la fecha de la primera menstruación descendió en algunos casos a alrededor de los 9 años. Nosotros consideramos una pubertad temprana cuando las niñas menstrúan después de los 10 años y hablamos de telarca precoz -desarrollo de la mama- antes de los 8 años. Si comienza después de los 8, alrededor de los 9, estamos hablando de desarrollo mamario temprano”, explicó la especialista.

En esta línea, puntualizó que lo ideal sería que las niñas tengan su primera menstruación después de los 10 años, cuando ya estén cursando el quinto o sexto grado.

Entre las principales causas del desarrollo precoz -que son varias- la endocrinóloga apuntó a que la alimentación es una de ellas. Precisamente este factor resulta visible cuando un niño presenta un aumento de peso de forma abrupta, es decir, aumentan entre tres y cuatro kilos en seis meses.

Sobre eso, la profesional detalló que “en estos casos se habla de la aceleración en la edad de hueso y hace que una niña tenga 6 y su edad de hueso por dentro tenga 8. Hay un avance en la maduración producida por el aumento del peso. Y lo otro que influye es la calidad de la alimentación ya que la mayoría de los alimentos envasados tienen lecitina de soja y están en las galletitas saladas o dulces”.

Causas

En ese contexto, hizo un llamado de atención para evitar esos alimentos ultraprocesados, así como jugos de origen vegetal que contengan soja. Lo ideal, según recalcó, sería que los niños lleven a la escuela una fruta para la merienda o agua para tomar. También aconsejó que realicen las comidas diarias en la casa: desayuno, almuerzo, merienda y cena.

“Las galletitas y los jugos artificiales deberían evitarse porque por el hecho de que tengan una naranja, manzana, u otra fruta no los hace saludables. Se debe consumir la fruta, tomar agua, evitar todo lo que venga empaquetado e intentar elaborar de forma artesanal una galleta teniendo en cuenta que la manteca es mucho más saludable que la margarina que tiene un aceite halogenado, de origen vegetal”, ejemplificó la especialista para recomendar buenos hábitos.

Otra de las causas que pueden influir en la pubertad precoz según explicaron los especialistas, hace referencia al uso temprano de cremas, champú, jabones y maquillajes para adultos. Las marcas más reconocidas de productos capilares no incluyen una opción para niños y por lo tanto el chico no debería usar el mismo que usan sus padres o hermanos.

“El clásico Johnson es el único que no contiene hormonas y que deberían usarse hasta los 10 años en las niñas. Con respecto a los jabones, se deben evitar los que tengan alguna prescripción médica y también se debe evitar que las niñas se pinten o maquillen desde chicas, porque eso actúa como un despertador de estímulo”, precisó la endocrinóloga infantil.

De esta manera, los cambios son más notables en niñas y se recomienda a que no usen productos aptos para adultos. Si bien el uso de este tipo de productos de higiene personal también puede afectar a los varones si utilizan cremas, champú y jabones, el comportamiento es más visible en chicas.

“El tema es la cantidad de hormonas circulando en su cuerpo en una edad tan temprana, que produce efectos como mal humor en una edad de 7 y 8 años así como el manejo del dolor menstrual. Y esa no es edad para vivir esas situaciones, ya que los niños no las pueden manejar. Eso también trae trastornos escolares, porque están pensando en otra cosa”.

Por su parte, el jefe de Emergencias del Hospital Pediátrico Fernando Barreyro, Darío Warenycia, en diálogo con este medio, coincidió en las características que aparecen en el desarrollo precoz y además agregó como posible causa el uso de medicamentos indicados para adultos.

A su vez, mencionó que la pubertad precoz central puede tener algún problema orgánico de base como lo que desencadena la pubertad, que es una liberación de hormonas llamadas gonadotropina y estas estimulan al ovario o al testículo para que produzcan hormonas sexuales.

“En este caso uno puede estudiar las causas centrales como algún tumor o alguna enfermedad en el sistema nervioso que haga que se produzcan esas hormonas antes de tiempo. Y después hay otras causas periféricas, como un problema en la glándula suprarrenal o un problema del ovario o testículo”, indicó el pediatra.

Asimismo, hizo hincapié en que una de las posibles causas puede deberse al uso de medicamentos, específicamente los que son indicados para adultos o productos nutricionales con ingredientes artificiales o dietéticos. También señaló que la obesidad y el sobrepeso son factores desencadenantes de un desarrollo precoz.

Prevención

“La prevención pasa por incorporar hábitos saludables, realizar actividad física, evitar medicamentos de adultos y eliminar todo lo que sea alimentos ultraprocesados. Hay que estar atentos ante un aumento brusco de la talla y el crecimiento o aparición de caracteres sexuales como vello púbico, bigote, menarca o telarca”, resaltó Warenycia.

Otro de los aspectos a tener en cuenta ante estos cambios es lo psicológico. Según especificó el profesional, un niño de unos 7 años no está preparado para afrontar ciertos cambios hormonales y corporales. Estos cambios pueden ser objeto de burla o bullying por parte de compañeros y puede ser factor para desarrollar algún trastorno.

“El problema de una pubertad precoz es que al principio crecen de golpe y después se corta el crecimiento y quedan al final en una talla baja. Si hay mucho nivel de hormona por una pubertad precoz a esa edad, los cartílagos de crecimiento de los huesos se cierran y dejan de crecer”, sostuvo el pediatra.

Y agregó: “La recomendación para los padres es que estén atentos y que lo lleven al médico en donde se procederá a una evaluación a través de análisis de sangre, radiografía de los huesos y otras herramientas profesionales que pueden ayudar a la detección de un desarrollo temprano y a las recomendaciones para la etapa”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?