Nuclea de forma directa a una veintena de colonos

Una planta de balanceados moviliza el agro de San Antonio

La industria de la Cooperativa de Pequeños Productores abastece a criadores de bovinos, cerdos y pollos. Sus principales insumos son maíz y expeller de soja
sábado 30 de marzo de 2024 | 6:04hs.
Una planta de balanceados moviliza el agro de San Antonio
Una planta de balanceados moviliza el agro de San Antonio

La planta de elaboración de alimentos balanceados perteneciente a la Cooperativa de Pequeños Productores de San Antonio, fue fundada en 2007, y se encuentra emplazada en el kilómetro 53 de la ruta provincial 101 en ese municipio. Actualmente ocupan los cargos principales de la comisión directiva, como presidente Gabriel Doichele, tesorero Bernabé Zapf  y como secretario el productor Ismael Radke. Cuenta en la actualidad con una veintena de socios y en relación indirecta, más de un centenar de productores que proveen expeller de soja y maíz, y muchos más productores de ganado vacuno, porcino y avícola que adquieren el producto, de las localidades de Andresito, Wanda, San Antonio e Irigoyen.

La materia prima empleada para esta industria es precisamente el expeller de soja, además del maíz, distintos minerales y sal. Siete años después de instalada, la planta referida comenzó a tener un auge importante, convirtiéndose de manera sostenida en un dinamizador de la economía del norte provincial, con una capacidad de producción de 450 kilogramos por hora y de acopio en sus seis silos de más de 500 toneladas. “Nuestros productos no contienen antibióticos ni hormonas”, dicen los directivos de la entidad. Además de la calidad del producto y el mejor precio debido al componente flete, que antes lo encarecía superlativamente, debido a que los proveedores eran todos extraprovinciales, hace que sean muy apreciados”. Los cooperativistas señalaron que “actualmente la planta abastece también a la lechería que tiene acá muy cerca la fábrica de quesos de la Cooperativa Las tres Marías; hoy se encuentra trabajando aproximadamente al 20 por ciento de su capacidad instalada, debido fundamentalmente a dos factores, la falta de un frigorífico porcino que no deja crecer esta actividad, y la paralización desde el mes de septiembre de 2024 de la planta de faena de pollos de Nueva Argentina municipio de Wanda, propiedad de la Cooperativa de Trabajo Integral. A propósito, directivos de esta última entidad manifestaron que debido a la no habilitación de la planta por parte del Ministerio del Agro y la Producción, nos está ocasionando un perjuicio económico y mucha desazón de parte de los asociados. “No es para menos, ya que tenemos un parate con inversiones en los últimos años, de más de 600 millones en la planta en sí y la infraestructura de gallineros, perforaciones de agua y riego por goteo, entre otros; todo logrado con mucho esfuerzo de los colonos, con horas hombre, máquinas, equipos y dinero en efectivo, a lo que hay que agregar el aporte de fundaciones, empresas y particulares de toda la zona”.

Los balanceados locales permiten una alternativa más económica.

Por último y referido siempre a la planta de balanceados, explicaron que “pese al difícil momento por el que estamos atravesando desde hace más de un año estamos confiados en que esta situación se va a revertir. Se pudo demostrar que con la instalación de la fábrica se dinamizó totalmente la zona, con la ampliación de las áreas sembradas de maíz y soja, que hizo posible que los colonos pudieran incorporar equipamiento de sembradoras y cosechadoras. En suma, el efecto multiplicador que trajo la industria, fue decisivo”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?