domingo 14 de abril de 2024
Lluvia moderada 24.7ºc | Posadas

Agro & producción

Más kilos y variedad de peces en los estanques misioneros

En los últimos días la gran mayoría de los productores hizo la venta de sus pescados. El pacú viene creciendo entre las especies para el cultivo. Resaltan el valor del asesoramiento técnico

sábado 30 de marzo de 2024 | 6:06hs.
Más kilos y variedad de peces en los estanques misioneros

En las últimas semanas y hasta el miércoles productores piscícolas de varias localidades misioneras estuvieron realizando su cosecha de peces y posterior venta al pie de estanque. Según explicó el coordinador de Acuicultura y Desarrollo Pesquero del Ministerio del Agro y la Producción, Guillermo Faifer, los productores que recibieron asistencia técnica en los últimos años vieron una mejoría en el tamaño y cantidad de peces cosechados. También destacó la mayor incorporación de especies como pacú en los estanques. Y proyectó que todo el sector tiene mucho potencial para llegar a los consumidores locales con la diversificación de productos preparados y listos para su consumo.

“Las cosechas que se estuvieron haciendo son parciales. Como los productores por ahí tienen las instalaciones para la faena, lo que hacen es un día sacan 100, 200 o 300 kilos del estanque y lo venden y otro día hacen otra cosecha (de otro estanque) y así, son siempre cosechas parciales”, explicó Faifer.

El funcionario explicó que hay un grupo de unos 240 productores de diversas localidades que tiene seguimiento de los técnicos extensionistas del Ministerio del Agro. Y resaltó que gracias al asesoramiento hoy esos productores pueden ver las mejoras en el rendimiento de su actividad. “Estos técnicos están equipados con todos los elementos para hacer las biometrías, las cosechas y así se pueden obtener al menos datos parciales de la actividad. Hay productores que tienen varios estanques y otros con un estanque. De ese grupo de productores sabemos que en esta última semana habrán cosechado unos 7.000 kilos de pescado. Una cosecha distribuida en Apóstoles, Tres Capones, 25 de Mayo, Gobernador Roca, Montecarlo, son localidades donde estuvieron haciendo cosecha en estos días”, comentó el también especialista en la actividad piscícola.

Un pescado con más de 1,5 kilos ya se considera en buen peso.

Remarcó, en tanto, que “con los productores que siguen con el asesoramiento técnico, que empezó en 2021, se va marcando una diferencia, la mayoría van incorporando el pacú, con el que pueden esperar un mayor valor comercial y con la asistencia de los técnicos están mejorando la productividad también. Están haciendo las biometrías, ajustando la alimentación, son acciones que se hacen a través de los técnicos que mejoran la actividad. Por eso, ellos están muy felices, porque se dan cuenta de que si uno aplica la técnica, los resultados son otros”.

Cumplir procesos y pesos

Faifer señaló que buscan llegaron con capacitación a más piscicultores. “El productor tiene que comprar el alevín, tiene que hacer la recría, cuando termina ese pez recriado que va a tener entre 80 y 150 gramos, recién ahí empieza la etapa de engorde con animales de ese gramaje. Así hay más posibilidad que esos animales lleguen al final del ciclo en un alto porcentaje, hay que respetar esas etapas”.

Remarcó que “el productor tiene que entender que si o sí tiene que hacer las etapas de compra del alevín y  la recría. Porque hay algunos que compran el alevín y ya lo meten en el estanque de engorde. Entonces la mortalidad es altísima y el productor pierde la estimación de los peces que tiene que alimentar. El cree que puso 200 alevines y tal vez sobrevivieron sólo 80, pero sigue alimentando para 200 peces”.

E insistió en marcar que “esos peces deberían tener el engorde entre 80 y 150 gramos, las grandes empresas que producen piscicultura arrancan con 200 gramos la etapa de engorde, aseguran que ese animal tenga un porte para que no sea atacado por los biguá o algún otro animal. Los biguá (aves) son tremendas cazadoras de peces”.

Buenos rindes

Por otro lado, Faifer contó que hoy los productores “están sacando peces de más de dos kilos, en algunas localidades las carpas están con tres o cuatro kilos. Algunos pacú también estaban con cuatro kilos, son peces grandes. De a poquito le vamos enseñando que la pieza debe finalizar su ciclo de engorde entre 9 y 12 meses y con un animal de 1,6 kilos ya está bien”.

Ejemplificó que “en Apóstoles hay quienes sacaron unas carpas que tenían seis kilos. Pero en las ciudades grandes ya buscan más el filet despinado un producto que se están ofreciendo más en las pescaderías”.

El especialista en piscicultora recordó que actualmente las estadisticas mundiales marcan que la mayoría de la gente prefiere comer un pescado procesado, desde un filet despinado hasta productos ya elaborados.

“El pescado entero ya es más dificil de vender. La tendencia es que se venda más pescado procesado o ya preelaborado”, reiteró.

Gran futuro a preparados

El entrevistado resaltó el gran futuro de la actividad para abastecer a industrias de preparados. “En la provincia la oferta de preparados de pescados todavía se da pocos casos. Por ejemplo el camping El Edén, en Campo Viera, ofrece a los visitantes todo un menú de comidas preparadas. Lo que si puede verse es que hay grandes empresas que ya empiezan a comercializar molida de pacú, hamburguesas de pacú, formitas de pacú. Una empresa de Chaco es la que más ha diversificado el pacú, tiene 14 productos registrados a base de pescado. Acá en la provincia todavía no está arrancando ese proceso pero es lo que se viene y se pueden hacer muchas cosas”.

E insistió: “Ahí está el negocio en diversificar el producto, en Brasil hacen múltiples productos en base a la tilapia, desde snacks a infinidad de productos para llegar a más público”.

Finalmente, Faifer recordó que hay productores que están haciendo más estanques y otros que los están recuperando. “Hay quienes están volviendo a recuperar sus criaderos porque se dan cuenta de que esta actividad puede ser un buen un negocio”.

Valoró que en esa idea de negocio “tenemos una alianza con la ONG Mayma. Ahí lo que estamos haciendo es formar a los técnicos en planes de negocios, para que ellos después transfieran esos conocimientos a los productores y que el productor entienda que la piscicultura es un negocio. El objetivo que de aquí a un año y medio ya tengamos algunos emprendimientos a base de pescados”, contó a El Territorio. 

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias