Luego de los resultados de las Pisa

Bajos niveles de lectoescritura en el país suponen un desafío

Especialistas apuntan a que los problemas de aprendizaje implican una revisión a los modos de enseñanza
sábado 23 de marzo de 2024 | 6:04hs.

La capacidad de leer, escribir y comprender textos es fundamental tanto para el desarrollo personal y profesional de cada persona como para el progreso de la sociedad en su conjunto. En Argentina, la crisis educativa se manifiesta a partir de los resultados de la prueba Pisa 2022, que demuestran que el 32% de los alumnos de 15 años del nivel socioeconómico más alto no alcanzan el nivel mínimo de lectura. Esta cifra aumenta al ver los niveles socioeconómicos más bajos, en los que siete de cada diez alumnos no logran alcanzar los niveles de lectoescritura mínimos.

Por este motivo, el Observatorio Argentinos por la Educación llevó a cabo un informe comparativo en el que aborda la situación de los sectores más privilegiados de la sociedad en relación con los resultados de las pruebas Pisa 2022, específicamente en lectoescritura y comprensión lectora.

“El objetivo era revisar por niveles socioeconómicos qué ocurría. Queríamos ver qué pasa con los alumnos argentinos y estratificarlos por niveles socioeconómicos”, indicó el especialista en Gestión Educativa Flavio Buccino.

En diálogo con Radioactiva 100.7 remarcó que tres de cada diez chicos de los sectores más favorecidos no alcanzan el nivel mínimo de lectura y cuando se compara con otros países latinoamericanos en los mismos niveles socioeconómicos, notan una desmejoría en alumnos argentinos. “Un dato del informe es que en los niveles socioeconómicos más bajos son siete de cada diez chicos los que no alcanzan el nivel deseado de lectura”, agregó.

Diferencias entre países

Siguiendo esta línea, Buccino identificó que “el primer elemento es que los de mejor nivel socioeconómico, que en general son más del 70%, eligen la escuela privada y esto demuestra que la escuela privada tampoco está dando soluciones al problema de aprendizaje”.

Y agregó: “Ocurre en la sociedad que la gente busca una escuela privada porque es la forma de resolver el problema de aprendizaje de su hijo, pero ahí tampoco se está resolviendo”.

Asimismo recomendó que se deben buscar respuestas para poder revertir esto. Una de las primeras situaciones que hipotetizó es que las escuelas no están funcionando de la misma manera que funcionan para esos sectores en esos países y, por lo tanto, los chicos aprenden menos. Además, subrayó que el cruzamiento de datos es fundamental para tener en cuenta la necesidad de cambios en las políticas públicas educativas.

En este sentido, hizo hincapié en que los resultados de estudiantes de 15 años están relacionados al momento en que empezaron a leer y escribir.

“Tenemos vacíos que la escuela no logró cumplir. Necesitamos que nuestros pibes aprendan a leer, escribir y comprender un texto simple antes de que termine el tercer grado de primaria porque es la base con la cual después vamos a seguir aprendiendo”, explicó. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?