Los niños asisten a una escuela de fútbol en San Pedro

Odontólogo brinda atención gratuita a chicos de escasos recursos

El profesional aseguró que busca poner en valor la importancia de la salud bucal. “En momentos tan difíciles salimos adelante con empatía y compromiso”, reflexionó
sábado 09 de marzo de 2024 | 6:04hs.
Odontólogo brinda atención gratuita a chicos de escasos recursos
Odontólogo brinda atención gratuita a chicos de escasos recursos

De compromiso social y empatía se desbordó una pequeña cocina del Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio Cristo Resucitado de San Pedro que se convirtió -pese a la precariedad- en un acogedor consultorio odontológico donde se ejecuta el proyecto voluntario “Menos caries, más goles”. El objetivo es brindar de manera gratuita atención a chicos que juegan al fútbol en la escuela Cristo Junior y poner en valor la importancia de la salud bucal en la práctica del deporte.

Se trata de una propuesta inédita en la región siendo esta una de las primeras escuelas de fútbol en poner atención en el cuidado de la salud bucal de los alumnos. Dejar este antecedente es resultado del interés y compromiso social por parte de la Fundación Tecas y la Cámara de Comercio local, que de manera mancomunada pusieron en marcha la propuesta en la que resulta destacable el aporte invaluable del odontólogo sampedrino René Carneiro.

La iniciativa surge para dar respuesta a una necesidad de gran demanda por tratarse de un servicio al que muchas familias no pueden acceder por los altos costos; es que son sectores en los que no todos cuentan con obra social o bien se encuentran con un sistema de salud pública que ofrece prestaciones odontológicas limitadas y están desbordados.

Extracciones, arreglo de caries y colocación de flúor, entre lo que se hizo.

La falta de hábitos que favorezcan a la salud bucal o el desarrollo de caries impacta de manera negativa en la calidad de vida de los niños y adolescentes, etapas en las que el cuidado con los dientes resulta crucial para el resto de sus vidas.

En términos económicos, el proyecto es sumamente valioso y genera alivio en las familias cuyos hijos necesitan prácticas más complejas como una extracción o completar el formulario de salud bucal, previo al inicio del ciclo lectivo en curso.

Resolver problemas

Entre el sofocante calor, un tereré y los pocos minutos que demora la anestesia en hacer efecto, uno de los protagonistas de esta noble labor voluntaria, el odontólogo René Carneiro, habló con El Territorio e hizo referencia al porqué de la iniciativa. “Es buscar resolver un problema que no está resuelto desde el deporte, ni siquiera de alta competencia que es la salud bucal, entendiendo que es parte de una persona que se desarrolla en alguna instancia competitiva y tiene el sueño de, en algún momento, jugar en primera o en el algún club importante”, señaló.

Para que el jugador pueda alcanzar los mejores índices de rendimiento debe mantener todo su cuerpo en óptimas condiciones y esto incluye el cuidado de los dientes. “Comenzamos con el desarrollo de las fichas para saber qué tipo de prácticas necesitan, hicimos extracciones en aquellos pacientes que están con dolor, aplicación de flúor como manera de prevención y luego dar continuidad con el tratamiento de caries y operatoria dental, si es necesario se le hacen radiografías, todo esto sin costos para el paciente”, indicó Carneiro, propietario de Clínica Moconá.

En lo que hace al impacto de la salud bucal en la vida de las personas, aclaró que “el mal trato a nivel bucal no afecta solamente a la boca sino a todo el sistema digestivo e inmune, porque es la puerta de entrada de virus y bacterias a nuestro cuerpo, por lo que si no funciona bien el resto del cuerpo lo va sentir, queremos dejar este mensaje, que se debe entender que la salud bucal es tan importante como cualquier otra parte del cuerpo”.

Expectativas colmadas

La primera jornada colmó las expectativas de los organizadores y puso en relevancia la necesidad de acceder a este tipo de servicios. En total se atendieron 60 pacientes de los cuales 44 demandaron fichas bucales, 44 aplicaciones de flúor y hubo 22 extracciones.

En las próximas jornadas de atención la idea es dar continuidad a las prácticas e insistir en la prevención, en la cual el cepillado juega un rol preponderante junto a una alimentación saludable que implica evitar el consumo en exceso de alimentos azucarados y gaseosas.

En cuanto a los hábitos a tener en cuenta, el profesional insistió en que “el cepillado tiene que ser de entre tres o cuatro veces al día, cada integrante tiene que tener su cepillo, como padres tenemos que desde muy chicos incorporar ese hábito para evitar que a los 4 o 5 años nuestros hijos tengan caries bucales, que esos cuadros infecciosos no afecten a su sistema inmune. El cepillo dental es la principal herramienta”.

Además de los objetivos mencionados anteriormente, lo que buscan es fomentar en los niños y adolescentes la empatía, el interés por el otro de manera voluntaria.

En tal sentido Carneiro explicó: “Queremos que los chicos entiendan que esto que hacemos hoy, desde nuestro humilde aporte, tarde o temprano se tiene que replicar. Yo como odontólogo tengo que mirar el contexto en el que estoy inserto en estos momentos tan difíciles, entender que salimos adelante con mucha empatía y compromiso para solucionar los problemas de estos chicos”.

En ese momento hizo una pausa en su relato y entre risas agregó: “Hoy muchos se van con una sonrisa y aquellos a quienes realizamos una extracción quizás no tan sonrientes, pero entendiendo que esa pieza dental ya no les causará más dolor”.

Si bien las jornadas son agotadoras, tanto por la cantidad de personas -ya que en la primera jornada se atendieron necesidades de algunos padres- como por las condiciones en las que se desempeñan, donde una silla se tornó el sillón odontológico y los profesionales todo el tiempo trabajan de pie, les motiva tener una profesión con la que pueden ayudar al prójimo y tratar de transmitir la experiencia para motivar a otras personas.

Reconfortado

“Uno se va muy cansado porque por lo general trabajamos en otras condiciones, pero se va reconfortado y agradecido a la vida de poder ayudar al otro desde nuestra profesión. Te vas con el abrazo de estos chicos que después te cruzan, saben tu nombre, te saludan y es donde te das cuenta que todo en la vida vuelve, con un saludo, un abrazo o un agradecimiento y esto de que la comunidad lo hacemos todos”, reconoció el odontólogo.

Por parte de la escuela de fútbol Cristo Junior, se mostraron más que satisfechos de recibir esta propuesta de trabajo y así avanzar en mejorar la calidad de vida de los más de 100 alumnos que asisten.

“Para nosotros es un logro muy importante, desde que empezamos con esta escuela de manera voluntaria la gente conoce y se suma como el caso de la Fundación Tecas y la Cámara de Comercio. La idea es enfocarnos en estas cuestiones que no se dan en otros clubes. Es más que valiosa la iniciativa esta porque contempla todo el tratamiento que pueda necesitar el chico”, sostuvo Fernando Silva, fundador y entrenador de la escuela deportiva del norte misionero.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?