martes 16 de abril de 2024
Lluvia de gran intensidad 21ºc | Posadas

Una cabaña local contó su proyección

La pastura renovada impulsa crecimiento del ganado de calidad

Los animales son de los favoritos para su cría en la tierra roja. Su resistencia y rápida ganancia de peso los destacan para aprovechar el manejo con pasturas y bajo forestaciones

sábado 17 de febrero de 2024 | 6:06hs.
La pastura renovada impulsa crecimiento del ganado de calidad
Terneros de unos tres meses combinan pastoreo con alimento balanceado.
Terneros de unos tres meses combinan pastoreo con alimento balanceado.

Después de una extensa y larga sequía, a mediados del año pasado las lluvias comenzaron a llegar con mayor frecuencia en las chacras locales y con ellas las pasturas recuperaron posiciones. Con un mayor verde en el suelo, la proyección de crecimiento del ganado de calidad también empezó a pedir revancha.

Una de las razas favoritas para la producción de carne bovina en Misiones es el brangus colorado. La cruza entre angus y brahman, fue ganando presencia en los rodeos en las últimas décadas por su adaptabilidad al clima, resistencia y por el eficaz traslado de kilos de comida a peso ganado.

En Cerro Corá, la cabaña Doña Magda que se especializa en la cría de brangus colorados, mostró sus terneros, vaquillas y toros que prepara tanto para ampliar su rodeo, como para vender a los productores locales. Desde allí se destacó el potencial de los animales para hacer una conversión eficiente en kilos con la variedad de pasturas que crecen en la tierra roja.

Una selección de toros se cuida separadamente para competición y remates en la región. Fotos: Marcelo rodríguez

También se resaltó  la cría sustentable de animales en un entorno de mucha vegetación, captando el dióxido de carbono del ganado para la nutrición de las plantas. Una ventaja valorada cada vez más por consumidores en todo el planeta.

Buena proyección

“Estamos convencidos que viene un cambio positivo para la ganadería. Bajó mucho el consumo de carne en el país, de 52 a 56 kilos por persona por año que se mantenía históricamente hoy estamos cerca de los 42 kilos. Pero estamos con mucha esperanza de que se pueda ir recuperando la demanda de exportación, que podemos abastecer con la calidad de los animales que tenemos. También el clima mejoró mucho, ahora estamos con mucho pasto”, comentó Roberto Comparín, apoderado de la firma Enerbon, a su vez propietaria de la Cabaña Doña Magda.

Comparín muestra las vaquillas brangus que reciben inseminación artificial.

Recordó que “con la brutal seca que tuvimos en toda la zona (de los últimos tres años), tuvimos que descargar el campo para cuidar el pasto que teníamos, para los vientres que conservamos. A partir de septiembre del año pasado empezó a llover mucho y tuvimos mucho pasto. Pudimos comprar una partida importante de terneros para aprovechar ese alimento y ganar kilos. Hoy en general hay una proyección de aumentar la cantidad de vientres en los diferentes campos porque se están dando las condiciones para crecer, con el clima, el agua, para que se pueda retener a los animales. El clima es favorable y creemos que a futuro los precios también”.

Apuntó por otra parte que “hoy el comercio está bastante quieto todavía, lo que por ahí se está buscando más son los terneros para feedlot. Se está apuntando a que en los próximos meses repunte mucho la exportación. Un ternero está entre tres y cuatro meses en un feedlot (criadero a encierro) para engordar hasta ir a la faena. Creemos que en ese tiempo los precios irán mejorando”, estimó el directivo.

Más terneros

En cuánto a la alimentación de los terneros brangus de la cabaña, Comparín explicó que mantienen un trabajo para lograr un destete precoz. “Tenemos un sistema que ya tiene varios años, donde el ternero se desteta con 60 o 70 kilos a los dos meses aproximadamente con un alimento granulado especial. Ese balanceado tiene todas las vitaminas y proteínas necesarias para que el animal no tenga estrés, ni decaiga en ánimo. Se le presta mucha atención en la primera semana de destete con profesionales que siguen su evolución. Es un sistema muy estudiado y respaldado que permite al ternero variar su alimentación ganando más kilos y la madre se puede recuperar más rápido para entrar nuevamente en el ciclo de cría. Lo ideal es que se tenga un ternero por año”, recordó.

Acotó que luego “a los quince días del destete el ternero empieza a pastar, pero igualmente necesita recibir dos veces por día una ración del alimento balanceado especial. Con esta dieta los animales logran crecer entre 600 y 800 gramos de peso por día. Son netamente rumiantes cuando llegan a los 160 kilos, a partir de ahí si se les sigue dando comida es mejor, pero si no con buenos pastos se siguen desarrollando normalmente”, detalló.

Razas con ventajas

Comparín reconoció que para la cría en Misiones, tanto las razas brangus como el braford, demostraron una alta eficiencia en rápido crecimiento y resistencia a parásitos.

“En Misiones se adapta muy bien la raza brangus y la braford, son dos razas cruzas con Brahman. Nosotros apuntamos más al brangus porque nos gustó más el pelaje. Tiene mucha adaptabilidad, las vacas son buenas madres. Crecen bien, si le damos más comida pueden llegar a ganar un kilo de peso por día tranquilamente. Como ejemplo, nosotros mandamos novillos nuestros a engrasar al feedlot El Porvenir. Esos animales de 300 kilos que llevamos, ganan por día 1,7 kilos, es muchísimo”, detalló.

Agregó en tanto que “nuestros animales tienen una ventaja que saben comer, desde chiquitos. Ven un balanceado y se ponen a comer normalmente, son terneros y animales que si le dan las condiciones, ganan kilos porque están seleccionados”.

Agua y pasturas en abundancia este año para el mayor confort de terneros.

Explicó además que en la selección de animales trabajan varios profesionales que analizan la estructura de los animales. “Para el negocio ganadero cuanto más rápido y mejor se desarrolle un animal en kilos, significa más ganancia, tanto para el productor como para el feedlotero”.

Relató que los establecimientos de cría a encierro retienen a los novillos unos 60 días “para engrasar a los animales como corresponde y poder venderlos como quiere el consumidor. El público misionero sabe elegir una buena carne de calidad, con poca grasa, tierna y esto es porque aquí se ha logrado una cría con buena genética”.

La tierra de las pasturas

Comparín remarcó que la ventaja distintiva de la provincia para la ganadería, es el gran crecimiento de pasturas que se da a lo largo del año y con un invierno corto. “En Misiones hay una realidad y es que tenemos que ocupar nuestros pastos, es lo más barato que tenemos. A partir del momento que decidimos comprar un alimento balanceado o maíz, se tiene que hacer frente a un costo alto por el producto y por el flete. Tener que suplementar es algo que puede terminar siendo muy costoso a la hora de vender el animal. A veces es mejor enviar los terneros que se críen en una zona de granos, que comprar 4 o 5 equipos para que se terminen de engordar acá. Deja de ser negocio”.

Diferenció en tanto que “en este momento está habiendo retención de vientres y se está apuntando a terminar acá los animales. Misiones tiene mucho camino para hacer para llegar a un autoabastecimiento. Hoy entra mucha carne de afuera y es mucha la cantidad de plata que se deja de generar”.

Como otra ventaja competitiva a otras zonas del país, Comparín resaltó que la ganadería en Misiones y en gran parte de Corrientes se hace en un equilibro entre los gases invernadero que despiden los animales y lo que captan las pasturas y bosques. “Tenemos un nivel de crecimiento de pastos que descontamina el ambiente. Porque si bien la vaca libera gas metano, las pasturas que tiene en su entorno lo terminan absorbiendo y equilibrando el proceso productivo. En mi caso acá en este campo (en Cerro Corá) tengo 800 hectáreas de pino y dos cordones de bosque nativo que hacen que sea favorable la oxigenación de nuestra zona. En general en Misiones hay mucha cría silvopastoril que es un sistema muy favorable al medio ambiente”, puntualizó.

Variedades

En su campo en Cerro Corá, Comparín detalló que tiene implantado pasto estrella y mucho pasto natural.

“Esta tierra es más rústica y tengo pocas pasturas implantadas, tengo mucho pasto natural. En el otro campo que tenemos en Campo Grande tenemos más variedades, tenemos jesuita gigante, brizantha marandú, y un pasto que es un ensayo con el Inta que llega a tener 22 por ciento de proteína que es una barbaridad. Estamos viendo de plantar más porque con una buena dosificación prácticamente eliminaríamos todo el alimento externo”.

Resaltó que en la provincia el crecimiento acelerado de los pastos por el clima local, favorece su uso como recurso alimenticio. “Tenemos la ventaja de tener buen clima, buenas lluvias, más condiciones favorables para hacer buena producción de pasto para sacar más cantidad de kilos de carne por hectárea cada año. Por ahí pasa el negocio”.

Plantel de toros

Una parte importante de la oferta de animales de la cabaña son los toros que se ponen a la venta todos los años y que también compiten en exposiciones o ferias de la región.

“De todos los terneros hacemos un rodeo aparte, le damos alimentación especial para que ganen unos 900 gramos por día. No queremos que engorden demasiado para poder llegar a los dos años y medio con unos 700 kilos. Animales ágiles para que los productores lo puedan usar”, explicó.

Y acotó en tanto que “todo el año tenemos toros a la venta en el campo. Y después tenemos las distintas exposiciones donde vamos para mostrar lo que tenemos. El año pasado en la Expo Virasoro sacamos varios premios. Hace 15 años hacemos inseminación artificial con una buena línea de brangus colorado, que está a la altura de cualquier otra cabaña de la región que trabaja con genética. Es una actividad en la se invierte mucho porque nos asegura mantener una buena calidad de animales”.

Temas de esta nota

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias