Cada quince días visitan barrios y comunidades mbya de San Pedro

Renovar el look con una pizca de amor y solidaridad

El costo de vida diario hace imposible para muchas familias poder acceder a la peluquería. Ante ese escenario Alexis Carneiro decidió ayudar a los chicos
sábado 17 de febrero de 2024 | 6:08hs.
Renovar el look con una pizca de amor y solidaridad
Renovar el look con una pizca de amor y solidaridad

Una iniciativa por parte del dueño de una barbería de San Pedro devuelve la autoestima a niños y facilita que las familias más carenciadas puedan acceder a un corte de cabello de manera gratuita de cara al inicio de las clases. Una de las primeras jornadas benefició a 30 alumnos de la Escuela de Fútbol Cristo Junior, con amplia concurrencia, y generó enorme satisfacción en sus realizadores.

La estilización y corte de cabello gratuitos son un sueño hecho realidad para el joven emprendedor sampedrino, proyecto que se lleva a cabo de manera conjunta entre Alexis Carneiro, la Fundación Social, Cultural y Deportiva Cristo Juniors y la Fundación Tecas, quienes sin dudar apoyan la propuesta que nació por parte de Alexis, que busca brindar una mano para que los niños y adolescentes puedan lucir con un buen corte, lo que ayuda a la economía de las familias.

Carneiro hace dos años trabaja en San Pedro con su local donde cuenta con una academia que enseña peluquería, barbería, limpieza facial y masajes a unos 45 alumnos y brinda mano de obra a cuatro profesionales. Desde siempre mantuvo en su corazón el deseo de ayudar con su profesión a los niños. Y qué mejor manera de hacerlo que dar un cambio de imagen, cumplir con el deseo de lucir algún corte particular y evitar burlas o cargadas entre compañeros.

La nutrida concurrencia los sorprendió y ya preparan más actividades. Foto: CARINA MARTÍNEZ

En este caso la idea llegó hasta Cristo Junior por medio de una de las alumnas de la academia que forma parte de quienes llevan adelante la voluntaria actividad en el barrio Cristo Resucitado de San Pedro. Una vez que Fernando Silva, referente de la fundación y escuela, supo sobre el deseo de Alexis, lo recibió con las manos abiertas y de manera conjunta se pusieron a planificar las jornadas.

La primera se concretó esta semana en el Centro Integrador Comunitarios (CIC) del barrio que fue cedido para la actividad por parte de la Municipalidad, oportunidad en la que 30 adolescentes y jóvenes recibieron atención por parte de profesionales y estudiantes de peluquería, en un ambiente repleto de intercambio de conocimientos y alegría, tanto por parte de los beneficiarios como los futuros profesionales que pudieron poner en práctica conocimientos adquiridos en las clases.

En tiempos donde la situación económica es compleja, un corte puede rondar los $4.000, en barrios carenciados donde los núcleos familiares son numerosos, el gasto puede superar los $20.000 para toda la familia, presupuesto casi imposible de alcanzar cuando muchos apenas logran llegar a fin de mes.

Con estas consideraciones, este tipo de iniciativas son sumamente valiosas y resulta alentador ver el entusiasmo con que personas jóvenes se comprometen con la sociedad para mejorar la dura realidad por la que muchos atraviesan y revalorizar la cultura del trabajo, la formación y el emprendedurismo.

Entre que estaba atento al desempeño de sus alumnos y los “clientes” hacían consultas sobre sus cortes preferidos, Alexis realizó una pausa para explicar a El Territorio qué le llevó a cortar cabellos gratis en barrios carenciados.

“Siempre quise ayudar a los chicos, era un sueño. Hoy un corte de cabello cuesta más de lo que una persona puede pagar y si son muchos en la familia se les va la plata. Más que nada fue eso y que mis alumnos practiquen”, contó.

Sobre la experiencia de los alumnos se mostró entusiasmado. “Los vi muy contentos y predispuestos, se trata de una oportunidad para que tengan ese primer contacto con lo que serán sus futuros emprendimientos”, dijo Alexis que se mostró emocionado por la recepción del barrio y sus gestos de alegría. “Parece que están contentos y los padres también”, sostuvo entre risas el profesional que también brinda cursos en otras localidades de la provincia.

Entre los cortes preferidos se destacó el desvanecido y algunos se animaron a pedir diseños.

La idea de la propuesta es replicar las jornadas cada quince días y llegar a otros puntos del departamento. Ya tienen programada una visita a la comunidad mbya Tekoá Arandú de Pozo Azul.

Para la Fundación Cristo Juniors se trata de un logro sumamente importante y un paso a cumplir con los objetivos que se propusieron, donde hacen hincapié en generar acciones que mejoren la calidad de vida de las familias y acercar servicios.

En tal sentido, Fernando Silva, señaló: “Es muy lindo arrancar el año con este tipo de proyectos, donde todos los actores son beneficiados. La idea es proyectar en beneficio de la comunidad del barrio”.

El interés que recibieron una vez dieron a conocer la propuesta pone en evidencia de que se tratan de cuestiones que no son menores y que las familias no cuentan con recursos suficientes para afrontar los costos de este servicio, ya que el inicio de clases conlleva otros tantos gastos. “Fue mucha la demanda, impresionante, para la primera jornada el cupo fue de 30 chicos, muchos se quedaron para la próxima porque hay que darle tiempo a que los peluqueros puedan trabajar tranquilos”, aseguró Silva.

Otra actividad que tienen prevista realizar es una revisión odontológica que se concretará los primeros días de marzo.

Este tipo de acciones son la suma neta de voluntades, ya que ninguno de los actores involucrados recibe algún tipo de remuneración por lo que realizan.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?