Relevamiento privado detalla la pérdida de los ingresos salariales

La inflación genera una fragilidad social sin precedentes desde el 2001

Trotta sostuvo que en dos meses el gobierno de Milei, generó 52% de inflación. Añade que fue producto de la devaluación que realizó apenas asumió la presidencia
domingo 11 de febrero de 2024 | 6:04hs.
La inflación genera una fragilidad social sin precedentes desde el 2001
La inflación genera una fragilidad social sin precedentes desde el 2001

El Instituto de Estadística de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet) y el Centro para la Concertación y el Desarrollo (CCD), acaban de dar a conocer los datos de la inflación del último mes y acumulado de los últimos doce meses. De acuerdo al informe la inflación de los trabajadores “se ubicó en el 22,6% en enero, desacelerándose en 1,7 puntos respecto a los valores de diciembre”.

Los analistas del IET señalan que “con este registro, la inflación interanual alcanzó el 260,4% en los últimos doce meses, y un 52,4% en el último bimestre”.

Como uno de los referentes del estudio, el director ejecutivo del CCD y exministro de Educación, Nicolás Trotta sostuvo que “dos meses le han bastado a este nuevo gobierno -por el de Javier Milei- para sumir a la Argentina en un cuadro de fragilidad social sin precedentes desde la crisis de 2001. Dos meses para generar 52% de inflación y deteriorar el poder adquisitivo en aproximadamente un 20% desde noviembre. Desde una perspectiva de muy largo plazo, los niveles salariales actuales son comparables a los de fines de los 40 del siglo pasado y 28% menores a los de 1970. Queda claro que este gobierno pretendidamente liberal tiene en verdad el objetivo profundamente conservador de borrar la contribución peronista a la integración y la justicia social”, añadió Trotta.

Tras la devaluación de diciembre

Según el estudio “es importante destacar que el notable aumento en los precios en el último mes de 2023 fue una consecuencia directa de la devaluación ocurrida el 12 de diciembre.

Este evento tuvo un impacto parcial sobre el promedio de precios de diciembre, y sus efectos se extendieron, en parte, hasta enero”.

Añade que la inflación del primer mes de 2024 estuvo motorizada por el costo de transporte, que trepó un 27,1%, impulsada por naftas y pasajes aéreos. Alimentos y bebidas continuó trepando por encima de la media (26,1%), con un claro efecto de la devaluación de diciembre sobre precios de este rubro. El rubro “otros bienes y servicios” subió 25,7%, con fuertes incrementos en productos de higiene personal. Educación (25%) y comunicaciones (23,7%) también subieron por encima de la media.

“En un número similar al promedio encontramos a salud (22,6%, en un mes con fuertes ajustes en prepagas y medicamentos), seguido luego por recreación y cultura (20%), equipamiento del hogar (18,4%), indumentaria y calzado (16%) y vivienda (13,6%). Explican que este último rubro presentó subas más moderadas debido a que todavía no se produjeron los ajustes en las tarifas de servicios públicos y, también, porque los alquileres tienen un mayor componente inercial que otros rubros”.

Impacto en el poder adquisitivo

La aceleración inflacionaria de los últimos dos meses, de acuerdo al informe, está generando una caída del poder adquisitivo pocas veces vista en la historia argentina.

“Tomando datos del Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), vemos que, en diciembre, el salario real en el sector privado registrado se contrajo 14% real contra noviembre. La elevada inflación de enero hace prever una contracción adicional cercana al 8%, lo que da una variación acumulada de aproximadamente 20% en apenas dos meses”.

Plantea el informe que “se trata de un shock comparable al de la salida de la convertibilidad, cuando el salario real se contrajo 23% entre diciembre de 2001 y agosto de 2002. Con la caída proyectada de enero, el salario real en el sector privado registrado se encuentra en los menores niveles en 20 años”.

Al ampliar los efectos de la drástica baja del salario real, recuerdan que, en enero, la recaudación de IVA ligada al mercado interno cayó 17% interanual en términos reales. Una contracción todavía mayor registró la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) en ventas minoristas (-28,5% interanual).

En tanto, la producción industrial empieza a sentir los efectos de la brusca caída de la demanda: en diciembre la producción fabril se contrajo 12,8% interanual y 5,4% mensual, con caídas muy marcadas en prácticamente todos los rubros en donde la demanda interna es determinante (ciertos alimentos y bebidas, prendas de vestir, calzado, línea blanca, electrónicos, muebles, etcétera).
 

El 2015 fue el año de mayor nivel de salario real

¿Que opinión tenés sobre esta nota?